https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con un financiamiento récord, Soros se posiciona como el mayor donante del Partido Demócrata en estas elecciones

 Fuente: La Derecha Diario

A falta de tres semanas para las elecciones de medio término, los candidatos al Congreso de ambos partidos están en camino a batir el récord de recaudación de fondos de mitad de mandato, habiendo conseguido recaudar la exorbitante suma de 2500 millones de dólares en total en lo que va de ciclo, un incremento del 70% si lo comparamos con las elecciones del año 2018.

La organización OpenSecrets, que hace un seguimiento al dinero invertido en política y cómo impacta este en las elecciones, estima que el coste de estos comicios de medio mandato, que se celebrarán el 8 de noviembre, superará los 9.300 millones de dólares. Esto se debe en gran parte a la participación de megadonantes millonarios y multimillonarios que tratan de influir en el resultado de unas elecciones en las que están en juego las dos cámaras del Congreso.

Entre estos megadonantes, se destacan los filántropos de derecha Peter Thiel y Ken Griffin, empresarios en el sector de las finanzas y partidarios del bloque republicano. Sin embargo, desde el lado demócrata cuentan con una ventaja incuestionable: ningún donante se acerca a la suma que el multimillonario de izquierda George Soros ha aportado este ciclo.

En total, Soros ya ha gastado más de 129 millones de dólares en apoyar a candidatos y causas demócratas y planea emplear aún más dinero en las semanas que quedan. A través del llamado Democracy PAC II, las aportaciones del filántropo húngaro exceden los 200  millones de dólares, habiendo gastado más de 80 millones de dólares en financiar la campaña de candidatos demócratas durante las elecciones de 2020.

Los PAC son comités de acción política independientes que pueden recaudar sumas ilimitadas de dinero sin formar parte de la campaña de un candidato. Existen, generalmente, límites de contribución que restringen las contribuciones de los individuos a los candidatos, aunque esas limitaciones pueden solventarse creando lo que se conoce como los Super PAC.

Además de invertir en política, Soros ha puesto la mira en tomar por asalto la Justicia estadounidense. El filántropo demócrata ha invertido más de 40 millones de dólares en llenar las arcas de los candidatos a fiscales de izquierda que se autodenominan como abolicionistas y que defienden la desfinanciación de la policía, la libertad anticipada para los presos y la abolición de todas las cárceles en el país.

Como informa el Law Enforcement Legal Defense Fund, en los últimos años, 75 candidatos respaldados por Soros han ganado las elecciones en la mitad de las jurisdicciones urbanas del país, donde residen aproximadamente 72 millones de personas. Estos fiscales están transformando el sistema de justicia penal norteamericano, negándose a perseguir los delitos violentos que son cometidos por afroamericanos y abogando por salida de la cárcel y libertad anticipada de los mismos.

El efecto de esto ha sido transformar las ciudades de Nueva York, Filadelfia, Chicago y Los Ángeles en auténticos santuarios para delincuentes reincidentes que cuentan con una vía libre para actuar de victimario con quienes quieran. La policía de esas jurisdicciones está desmoralizada y el público indignado, pero los fiscales de Soros permanecen imperturbables y firmes en sus esfuerzos por mantener a los delincuentes en las calles.

Según este centro legal, todos los fiscales están obligados a jurar en su cargo para defender la Constitución y la ley y para responder por los ciudadanos; sin embargo, como muestra del poder que ostenta este multimillonario, los fiscales respaldados por Soros no hacen más que jurar lealtad al hombre que financió sus campañas y los hizo llegar a esa posición de poder, como ocurre también con varios candidatos demócratas.



capitalbolsa