https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Semana para los bancos centrales. Los inversores miran la FED

 La atención de los inversores se dirigirá hacia la Reserva Federal esta semana, ya que se espera que los responsables de la política monetaria lleven a cabo una tercera subida consecutiva de los tipos de interés de 75 puntos básicos el miércoles.

La Reserva Federal no es lo único relevante en la ciudad: los responsables de los bancos centrales de Reino Unido, Suiza y Japón también se reunirán esta semana, mientras se intensifica la lucha mundial contra la inflación. Mientras tanto, las acciones estadounidenses se preparan para otra semana volátil ante los temores de que la subida de los tipos de interés ponga en peligro la economía.

Esto es lo que hay que saber para empezar la semana.

1. Decisión de la Fed

Las cifras de inflación de agosto en Estados Unidos, más elevadas de lo esperado, han reforzado las expectativas de una nueva subida de tipos de la Fed al término de su reunión del miércoles.

Los mercados han dado por hecho una subida de tipos de 75 puntos básicos, pero algunos inversores se preparan para una subida de un punto porcentual, algo impensable hasta hace poco.

Los observadores del mercado estarán muy atentos a la opinión del banco central de Estados Unidos sobre el ritmo actual de ajuste monetario, la fortaleza de la economía y la probabilidad de que la inflación persista, así como a las señales de cómo se está llevando a cabo la reducción del balance.

A algunos les preocupa que el proceso, en el que la Fed reduce su balance en 95.000 millones de dólares al mes, pueda perjudicar la liquidez del mercado y lastrar la economía.

2. Banco de Inglaterra

El BoE se reúne el jueves después de que la reunión de la semana pasada se pospusiera una semana por el funeral de la reina Isabel II. Todo apunta a que los responsables de la política monetaria subirán los tipos de interés en otros 50 puntos básicos, lo que situaría los tipos de interés bancarios en el 2,25%, aunque todavía se baraja una subida de 75 puntos básicos.

Será la primera reunión del Banco de Inglaterra desde el anuncio de una limitación gubernamental a los precios de la energía, que se espera que haga que el pico de la inflación sea más bajo de lo que lo habría sido, pero es probable que la inyección de dinero en los bolsillos de los consumidores la mantenga elevada durante más tiempo.

El viernes, el nuevo ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, pronunciará un «acto fiscal», su primera declaración sobre cómo pretende cumplir la promesa de la nueva Primera Ministra, Liz Truss, de convertir Reino Unido en una economía de bajos impuestos, lo que corre el riesgo de avivar la inflación.

Las trayectorias aparentemente opuestas de la política monetaria y fiscal subrayan los retos a los que se enfrenta la economía del Reino Unido, que tiene la tasa de inflación más elevada de entre las principales economías del mundo, aunque también corre el riesgo de entrar en recesión.

3. Bancos centrales mundiales

El Banco Nacional de Suiza se reúne el jueves y se espera que los funcionarios suban los tipos de interés en 75 puntos básicos, igualando la reciente medida del Banco Central Europeo, a pesar de que la inflación de la eurozona supera con creces a la de Suiza.

Siguiendo con Europa, todo apunta a que el banco central de Noruega subirá los tipos en su reunión del jueves, ya que la inflación sigue superando las previsiones.

El Banco de Japón también se reúne el jueves ante las especulaciones sobre que las autoridades japonesas están a punto de intervenir en el mercado de divisas para apoyar el débil yen, que registró mínimos de 24 años frente al dólar a principios de este mes.

El dólar se ha visto respaldado por la opinión de que la Reserva Federal seguirá ajustando su política monetaria de forma agresiva, mientras que el Banco de Japón se aferra a una relajación sin precedentes.

4. Datos del PMI

El viernes podremos echar un primer vistazo a la actividad empresarial de Europa en septiembre con la publicación de los datos del PMI de la zona euro y de Reino Unido.

El PMI de la eurozona lleva ya dos meses por debajo del nivel de 50 puntos que separa la contracción de la expansión, una señal de que el bloque podría entrar en recesión antes de lo que se pensaba a medida que el choque energético y el ajuste de la política monetaria vayan haciendo mella.

El jueves pasado, el Banco Mundial advertía de que la economía mundial se ha estado desacelerando bruscamente, e incluso un «golpe moderado a la economía global el año que viene podría llevarla a la recesión» mientras los bancos centrales suben simultáneamente los tipos de interés para combatir la persistente inflación.

5. Acciones de Estados Unidos

Las acciones estadounidenses cerraron en territorio negativo el viernes, registrando el S&P 500 y el Nasdaq sus mayores caídas porcentuales semanales desde junio, debido a la preocupación en torno a la inflación, las inminentes subidas de los tipos de interés y las ominosas señales de alarma económica.

La volatilidad de las acciones estadounidenses en lo que va de año no da señales de ir a disminuir, ya que los datos de la inflación, persistentemente elevados, hacen probable que la Reserva Federal siga subiendo los tipos de interés más de lo previsto y más rápido de lo previsto, lo que aumenta las posibilidades de una recesión.

«Aunque el mercado prevé un gran aumento de los tipos de la Fed la semana que viene, hay una enorme incertidumbre y preocupación en torno a futuras subidas de tipos», dijo el viernes a Reuters David Carter, director gerente de JPMorgan en Nueva York. «La Fed está haciendo lo que tiene que hacer. Y tras un poco de dolor, los mercados y la economía se curarán solos».

Fuente: Reuters