https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las internas con foco en las elecciones y las cifras de pobreza e indigencia reponen tensiones en el oficialismo

 El reclamo de Cristina Fernández de Kirchner sobre medidas concretas para frenar la suba de precios, especialmente en el rubro de alimentos, constituyó su primera señal pública hacia Sergio Massa. Y guarda relación directa con el impacto de la inflación en las franjas sociales más afectadas por la crisis. La misma preocupación alimenta especulaciones con la vista puesta en las elecciones del año próximo.

Casi en paralelo, trascendió que el ministro Juan Zabaleta tendría decidido renunciar en los próximos días. El funcionario sufre el desgaste de la gestión al frente de Desarrollo Social, provocado por la necesidad de recortar algunos programas de esa cartera y la presión permanente de movilizaciones motorizadas por las organizaciones sociales de izquierda.

Zabaleta contó con el respaldo de los movimientos alineados con el Gobierno (Evita, Barrios de Pie y CCC), pero juega en contra la demanda de los sectores que responden sobre todo al PO. En el ministro pesa también la intención de concentrarse centralmente en la política de su territorio de origen.

Para asumir en el Gabinete, por pedido de Alberto Fernández y con un guiño del kirchnerismo, Zabaleta dejó la intendencia de Hurlingham. Su lugar fue ocupado desde ese momento por Damián Selci, dirigente local de La Cámpora. Ahora, en la perspectiva electoral, el ministro quiere recuperar espacio.

No es el único dato de los movimientos que se vienen produciendo con la mirada puesta en las elecciones del año que viene. Varios gobernadores peronistas analizan adelantar comicios y a nivel nacional y está latente el intento oficialista de eliminar las PASO.

Cristina Kirchner coloca su foco en la provincia de Buenos Aires. En ese contexto, el kirchnerismo analiza con preocupación el deterioro que produce la inflación y cómo podría impactar en las urnas.

La ex presidente no dejó pasar la difusión de los números sobre pobreza e indigencia. Los datos oficiales sobre el primer semestre de este año indican que un 35,6% de la sociedad se encuentra por debajo de la línea de pobreza (algo menos que la segunda mitad del 2021). Sin embargo, ese registro comenzó a crecer nuevamente entre abril y junio. La indigencia, en cambio, aumentó en la misma comparación: de 8,2% a 8,8%.

Cristina Kirchner pidió medidas concretas frente al aumento de la indigencia y colocó el foco en las empresas del sector alimenticio. Fuentes del oficialismo informaron que la Vicepresidente habló con el ministro de Economía antes y después de su exposición sobre el Presupuesto 2023 en Diputados.

De cualquier forma, ese mensaje de la ex presidente impactó de lleno en el Gobierno. Hubo incertidumbre sobre la respuesta y se habló, por ejemplo, de retomar la idea del impuesto a la “renta inesperada”. Después, fuentes del oficialismo difundieron que esa no sería la respuesta y que el camino pasará por un bono para personas indigentes. No hubo precisiones sobre su alcance.