https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Jueza de Nueva York contra tether

 Una jueza de Nueva York ordenó a la empresa Tether que documente el respaldo de su stablecoin USDT.

Se trata de la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Katherine Polk Failla.

Quien ordenó a Tether demostrar el respaldo 1 a 1 de su stablecoin epónimo, tether (USDT).

La empresa está obligada a proporcionar «libros de contabilidad general, balances, cuentas de resultados”.

Así como también “estados de flujo de caja y estados de pérdidas y ganancias» y otros documentos al tribunal.

La orden se publicó como parte de un caso que comenzó ya en 2019.

La denuncia inicial de un grupo de inversores contra iFinex, la empresa matriz de Tether y Bitfinex.

Alegaba que la firma manipulaba el mercado de criptomonedas emitiendo tether sin respaldo.

Con la intención de inflar el precio de criptomonedas como bitcoin (BTC).

La jueza Polk Failla por su parte desestimó las peticiones de iFinex de bloquear la orden.

Alegando así que la empresa ya presentó los documentos «suficientes».

Para la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos y la Fiscal General de Nueva York.

Consideró también que la demanda de documentos «indudablemente importantes» está bien establecida.

Ya que «parecen ir a una de las alegaciones centrales de los demandantes».

Anteriormente, en setiembre de 2021, la jueza Polk Failla desestimó las denuncias de los demandantes contra iFinex.

En virtud de la Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas por el Chantaje.

Y las alegaciones relacionadas con el chantaje o el uso de los beneficios del chantaje para las inversiones.

En febrero de 2021, en otro caso resuelto con la Oficina del Fiscal General de Nueva York, iFinex acordó pagar US$ 18,5 millones.

Por daños y perjuicios a Nueva York.

Y someterse a la presentación de informes periódicos de sus reservas.

Además de dejar de prestar servicio a los clientes del estado.

Fuente: Cointelegraph