https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Francia implementa vigilancia de inteligencia artificial para rastrear piscinas no declaradas y recauda 10 millones de euros en impuestos

 Fuente: Vision Times en español

Francia está lista para recaudar €10 millones en impuestos de los propietarios de viviendas después de que el software de vigilancia de inteligencia artificial detectó más de 20.000 piscinas no declaradas.

Un artículo del 28 de agosto de Le Parisien captura acertadamente el espíritu de la situación moderna.

“Las autoridades fiscales se frotan las manos”, dice. 

El informe explica que a partir de octubre de 2021, nueve departamentos del gobierno utilizaron “software de inteligencia artificial” para encontrar 20.356 “piscinas no declaradas”.

“Cerca de 10 millones de euros se recuperarán así este otoño, vía Impuesto sobre Bienes Inmuebles, con nuevos impuestos y eventuales ajustes que pueden retroceder hasta cuatro años”, añade. 

“Y eso es solo el comienzo”.

El informe sobre la historia de Breitbart el 31 de agosto explica que el sistema se llama «Tierra innovadora» y «se ampliará este octubre y nuevamente el próximo año con el objetivo de cubrir todo el país bajo el sistema de vigilancia».

“Desarrollado por Google y la firma francesa de TI Capgemini, el software procesa imágenes aéreas tomadas por el Instituto Nacional de Información Geográfica y Forestal (IGN) y las compara con los datos del registro de la propiedad”, explica.

Le Parisien afirma que el gobierno está dispuesto a sacar 40 millones de euros más del bolsillo público en impuestos solo el próximo año.

Un informe del 30 de agosto del New York Times explicaba que en Francia, “las piscinas están sujetas a impuestos por tamaño y de acuerdo con las tasas impositivas locales; la piscina promedio de 30 metros cuadrados, o aproximadamente 323 pies cuadrados, le cuesta al propietario alrededor de 200 euros en impuestos por año”.

Según un informe del 30 de agosto de Bloomberg, la autoridad fiscal francesa afirmó en un comunicado que el programa es, naturalmente, por el bien público y por el bien de la «equidad» y la «justicia».

“El objetivo es luchar de manera más efectiva contra las declaraciones anómalas y responder a las demandas de los ciudadanos por una mayor equidad y justicia fiscal”, afirmó la agencia.

El medio aclaró que las piscinas son una gran industria en Francia, con más de 3 millones de al menos 10 metros cuadrados presentes en 2020, lo que convierte al país en el mercado más grande de Europa y el segundo lugar a nivel mundial detrás de Estados Unidos.

El NYT declaró que el Director General Adjunto de Finanzas Públicas, Antoine Magnant, anunció el panóptico “como una fuente de ingresos adicionales para las autoridades locales”.

‘Ojos afilados’

El sistema evoca un tipo de panóptico más directo y menos civilizado desplegado por el notorio Partido Comunista Chino en China continental llamado “Proyecto Sharp Eyes” .

A principios de 2021, Dajiyuan, la versión en chino de The Epoch Times, recibió documentos de seguridad pública filtrados que relataban el despliegue del proyecto en el área de la ciudad de Nanjing, donde el régimen se jactaba de usar Sharp Eyes para desplegar el reconocimiento facial para perseguir a los civiles.

Los documentos pedían la instalación de cámaras “cerca de las carreteras a nivel de provincia y ciudad; carreteras a nivel de distrito; y zonas gubernamentales centrales, centros de transporte, hospitales, plazas y comunidades… Los peatones deben ser grabados en video cada 10, 20 y 30 minutos”.

Dajiyuan explicó: “Según el informe, el proyecto reconoció con éxito 1.158 fotos de varios ‘objetivos clave’ locales. El sistema identificó más de 60 objetivos para su ‘Seguridad Doméstica’ local y más de 10 personas acusadas de delitos”. 

“Las oficinas de la Oficina de Seguridad Nacional de China conforman una fuerza de policía secreta encargada de neutralizar a las personas que el Partido Comunista considera amenazas políticas”, explicó el medio.

Un artículo de 2018 sobre Sharp Eyes de Los Angeles Times contó una anécdota reveladora, aunque aparentemente inocua: “Cuando un residente de la aldea de Anxi en la provincia china de Sichuan encendió una cerilla en una pequeña pila de basura en la alcantarilla hace dos años, un altavoz gritó su nombre y dirección y le ordenó extinguir el incendio de inmediato”. 

“Saltó de miedo, apagó rápidamente las llamas y se escapó”, informó.

Sin embargo, el sitio web de derechos humanos Bitter Winter citó a un residente de la ciudad de Xian que ha vivido bajo los auspicios de Sharp Eyes, quien expresó la realidad en términos más directos: “El PCCh ya nos está monitoreando en nuestros hogares, ¿qué privacidad nos queda? Es como si todos tuviéramos cuerdas alrededor de nuestros cuellos y nos llevaran con correas”.

“Todos vivimos bajo un microscopio, y es aterrador”.


tierrapura