https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Claves de la semana para los mercados

 La escalada de la disputa energética entre Moscú y Occidente acaparará la atención de los inversores esta semana, después de que Moscú anunciara que mantendría cerrado su principal gasoducto hacia Alemania.

El Banco Central Europeo se dispone a realizar una gran subida de tipos para combatir la creciente inflación. El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell, comparecerá antes de que el banco central entre en su habitual periodo de silencio antes de su próxima reunión.

Es probable que las acciones sigan siendo volátiles, ya que los traders reanudan la actividad tras la festividad del Día del Trabajo y la OPEP+ se reúne este lunes para discutir el recorte de la producción para apoyar los precios del petróleo.

Esto es lo que hay que saber para comenzar la semana.

1. El conflicto de la energía

El enfrentamiento sobre las exportaciones rusas de gas y petróleo se agravaba el viernes después de que Moscú anunciara que mantendrá cerrado su principal gasoducto de suministro a Alemania y de que los países del G7 anunciaran una limitación de precio a las exportaciones rusas de petróleo con el objetivo de golpear los recursos de Rusia en su lucha contra Ucrania.

El reciente cierre del gasoducto Nord Stream, que según Rusia durará el tiempo que haga falta para llevar a cabo las debidas reparaciones, se suma a los temores de una escasez de gas este invierno que podría arrastrar a las principales economías a la recesión y provocar un racionamiento energético.

La Comisión Europea ha advertido de que una interrupción total del suministro de gas ruso a Europa, si se combina con un invierno frío, podría reducir el PIB de toda la Unión Europea hasta en un 1,5% si los países no se preparan con antelación.

2. Subida de tipos del BCE

El BCE parece dispuesto a llevar a cabo una segunda gran subida de tipos en su próxima reunión del jueves acercándose rápidamente la inflación en la eurozona, ya en máximos históricos, a los dos dígitos.

La inflación de la eurozona registró máximos del 9,1% en agosto, muy por encima del objetivo fijado por el BCE en el 2%, ya que la subida de la factura de la luz agrava la crisis del coste de la vida.

La única cuestión que se plantea a los inversores es si el banco central aplicará una nueva subida de 50 puntos básicos, como hizo en julio, o si optará por una subida aún mayor, de 75 puntos básicos, a pesar de la inminente perspectiva de recesión este invierno.

En un reciente discurso, Isabel Schnabel, miembro del consejo del BCE, instaba a los bancos centrales a actuar con contundencia para frenar la inflación, aunque eso arrastre a sus economías a una recesión.

3. Discursos de la Fed

El presidente de la Fed Jerome Powell comparecerá en una conferencia del Instituto Cato el jueves y los inversores estarán pendientes de cualquier indicio de que la Fed se inclina por otra subida de tipos de 75 puntos básicos en su reunión del 20-21 de septiembre o si podría haber una subida de 50 puntos básicos.

El informe de empleo del viernes, correspondiente a agosto, resultó mixto: aunque la economía creó más puestos de trabajo de los esperados, el crecimiento salarial se moderó y la tasa de desempleo subió, lo que mantiene vivo el debate sobre la magnitud de la próxima subida de la Fed.

Las expectativas de una acción agresiva por parte de la Fed se han consolidado desde el discurso de Powell en la conferencia de la Fed en Jackson Hole el mes pasado.

La agenda económica está bastante despejada, pero el Instituto de Gestión de Suministros publica el martes su PMI del sector servicios de agosto, y los economistas esperan una lectura de 55,5 puntos.

4. Volatilidad en el mercado de valores

Las acciones estadounidenses cerraron la semana a la baja el viernes, ya que las ganancias iniciales derivadas del informe sobre empleo no agrícola se vieron eclipsadas por la preocupación en torno a la crisis energética europea.

La subida de la tasa de desempleo de Estados Unidos redujo la preocupación en cuanto a la posibilidad de que la Reserva Federal suba los tipos de interés de forma agresiva, pero los mercados revirtieron las ganancias al conocerse el cierre del oleoducto Nord Stream.

Los tres principales índices registraron su tercera pérdida semanal consecutiva: el Dow bajó un 2,99%, el S&P 500 un 3,29% y el Nasdaq un 4,21%.

La volatilidad parece que seguirá siendo elevada cuando los traders regresen el martes tras el puente del Día del Trabajo, ya que los inversores centrarán su atención en los datos de inflación de Estados Unidos que se publicarán a mediados de mes, el último dato económico importante antes de la reunión de la Fed de septiembre.

5. Reunión de la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, se reúnen este lunes y los traders del sector energético prestarán mucha atención después de que Arabia Saudí planteara recientemente la posibilidad de recortar la producción.

El aumento de los costes de la energía este año ha afectado a las economías mundiales, ya que la invasión rusa de Ucrania ha exacerbado la preocupación en torno al suministro.

Los precios del petróleo han descendido durante el verano ante la incertidumbre sobre las perspectivas de la demanda debido a la ralentización de China a causa del COVID-19 y mientras los bancos centrales de todo el mundo subían los tipos de interés para combatir la creciente inflación, lo que lastra las perspectivas económicas a escala mundial.

La semana pasada, la OPEP+ revisó los balances del mercado para este año y ahora estima que la demanda es inferior a la oferta en un total de 400.000 barriles al día, frente a los 900.000 previstos anteriormente. El grupo de productores espera un déficit de mercado de 300.000 barriles al día de cara a 2023.

Fuente: Investing