https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Banco digital o tradicional?: cómo elegir la opción que más nos conviene

 


La tecnología abrió sus puertas a nuevas posibilidades para nuestras finanzas. Algunos consejos para distinguir el tipo de banco que más se ajusta a nuestras necesidades.

La innovación en el sector bancario marcó un antes y un después en la industria gracias al desarrollo tecnológico y la digitalización de procesos. Ahora, que hacemos todo desde el celular, surgieron muchas alternativas que parecen similares, pero no lo son.
 
Openbank Argentina cuenta cuáles son las diferencias entre las opciones bancarias que existen porque es importante que cada persona elija en función de sus necesidades. Además, porque existen muchas funcionalidades nuevas de las app que es útil conocer, para facilitar los trámites.
 
Banco tradicional vs. Banco digital

  • Los bancos digitales, al igual que los tradicionales, son entidades financieras reguladas por el Banco Central. Openbank cuenta con licencia bancaria otorgada por el regulador y se ocupa de la seguridad de los clientes.

  • En un banco digital todas las operaciones se realizan de forma online, a través de la app o web oficial. Se puede operar las 24 horas los 7 días de la semana.

  • Los bancos tradicionales cuentan con sucursales para atender de forma presencial y líneas telefónicas con el mismo fin, pero con horario reducido.

  • En el banco digital se reducen los tiempos de espera y de realización de operaciones, ya que las personas se autogestionan. Así se simplifican los trámites y mejora mucho la experiencia del cliente, a partir de diferentes funcionalidades como la posibilidad de resetear las claves sin tener que acudir a una sucursal.

  • Las entidades digitales no tienen un espacio físico, lo que permite que sus costos y comisiones sean más bajos. Sí tienen un canal de atención directa para aquellas situaciones en que es necesario contactarse con una persona las 24 h en todo el país y/o desde el exterior.

  • En un banco digital, los pagos se pueden realizar a través del celular mediante la utilización de las tarjetas virtuales, como la Tarjeta de Débito Open. Este tipo de tarjetas se incorporan en nuestros dispositivos móviles. Son contactless y, al igual que las convencionales, muy seguras. En el caso de Openbank, hay alertas de confirmación de pagos por SMS gratis, llamadas push notification, gracias a las cuales todos los movimientos que se realicen desde la cuenta generan una notificación inmediata.

  • En un banco digital es posible modificar el límite de la tarjeta de manera online. Es muy sencillo ampliar el límite o volver a la cantidad original, así como también bloquear la tarjeta en caso de robo o pérdida. Por ejemplo, en Openbank con Card Control se puede encender y apagar la tarjeta. En el banco tradicional hay que acercarse a una sucursal para abrir una caja de ahorro mientras en el banco digital es posible abrir una cuenta bancaria en poco tiempo sin salir de casa. Solo se necesitan los datos personales y el DNI.

  • Los bancos tradicionales ofrecen diversos servicios y productos a los que se pueden acceder por homebanking, pero también hay muchos trámites que se tienen que hacer de forma presencial en las sucursales.

  • Con ambos formatos de entidad bancaria se puede consultar el saldo y los movimientos de forma online.

  • Si lo que el usuario necesita es mayor flexibilidad, la cuenta en un banco digital se modera desde un smartphone o computadora, pudiendo ejecutar múltiples  operaciones bancarias desde cualquier lugar con internet, ahorrando tiempo y haciendo la vida más fácil.
 
Con estas características en cuenta es más fácil encontrar la solución adecuada a las necesidades puntuales de cada persona. Por eso,  es recomendable investigar las ventajas que ofrece la tecnología para facilitar nuestras vidas y aportar valor a nuestras finanzas.