https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Powell enfría la expectativa de bajadas de tipos en 2023 y castiga al mercado. Queda esperar y ver... los datos"

 Tras un lunes difícil, con retrocesos apreciables (S&P500 -2,1%), debido al (fundado) miedo a que Powell (Fed) adoptara un tono hawkish/duro el viernes en Jackson Hole, el martes las bolsas casi se estabilizaron y empezaron a rebotar el miércoles, aunque inseguras.

Las fuertes caídas del lunes parecían una oportunidad para reconstruir exposición a bolsas progresivamente, como recomendamos en nuestra Estrategia de Inversión Semanal del 1 de agosto. Sin embargo, Powell lo cambió todo cuando habló en Jackson Hole el viernes por la tarde: enfrió la extendida expectativa de que la Fed terminaría de subir tipos a principios de 2023, para empezar a bajarlos en el segundo semestre y dejó descolocado al mercado, provocando fuertes retrocesos de las bolsas (S&P500 -3,4%). Podría decirse que tuvimos una semana de lunes a jueves completamente distinta a lo que sucedió el viernes. Eso cambia la forma de ver la situación, al menos durante un tiempo.

:: Situación mucho más dura como consecuencia de Jackson Hole. Las siguientes claves son el empleo americano del viernes, el BCE de la semana próxima (8/9) y la inflación americana de la siguiente (13/9).-

Justo cuando los riesgos empezaban a moverse a la baja, Jackon Hole lo cambió todo el viernes. Powell insinuó que la Fed debe escoger entre lo malo (tomar medidas que reducirán el crecimiento y penalizarán el empleo) y lo peor (no tomarlas, lo que llevaría a una situación peor).

Y no fue solo Powell, sino también Schnabel (BCE): “Incluso si entrásemos en recesión, no tenemos más alternativa que continuar con el proceso de normalización (de tipos de interés)”. En las horas posteriores otros consejeros de la Fed se expresaron con un enfoque parecido. Mester (Fed Cleveland): “Creo que deberemos subir más allá del 4% y mantenernos ahí durante el próximo año”. Bostic (Fed Atlanta): “…una vez que los tipos se sitúen 100/125pb por encima del actual 2,25/2,50%, podrían permanecer ahí durante cierto tiempo”. Realmente, ¿qué cambió en Jackson Hole el viernes?. Tres perspectivas y una consecuencia, básicamente.

La primera perspectiva, que el mercado debe asumir que la subidas de tipos van a llevar el crecimiento económico americano por debajo de su tendencia de largo plazo durante cierto tiempo. La segunda, que, como consecuencia de lo anterior, el empleo va a sufrir. Y la tercera, que para que la Fed crea posible bajar tipos (desde donde llegue a subirlos), debe suceder antes que la inflación permanezca estable en su objetivo durante cierto tiempo (+2%).

Powell dijo claramente que “alguna bajada de inflación es mucho menos que lo necesario para confiar en que está retrocediendo”. Pero la consecuencia práctica más importante es que no se puede esperar que la Fed baje tipos tan pronto como en el segundo semestre de 2023, que es lo que el mercado tenía descontado.

Puede que Powell esté exprimiendo la capacidad de influir con la dialéctica (mensaje) para tratar de actuar (subidas de tipos) lo menos posible, pero es mejor no arriesgarse. Por eso solo podemos esperar y ver, analizando los datos macro que salgan y extraer consecuencias de cara a los bancos centrales, particularmente la Fed, que ha venido insistiendo en que sus siguientes movimientos serán “datodependientes”.

Por eso, el siguiente hito clave para decidir si volvemos a subir ligeramente exposición (5%) es la inflación americana que se publicará el 13 sept. Si retrocediese de nuevo, como ya hizo en julio (+8,5% desde +9,1%) y como sucedió con el Deflactor del Consumo Privado (PCE) este viernes pasado (+6,3% desde +6,8%), es posible que, si otros datos y circunstancias cooperan favorablemente, decidamos aplicar otra subida de exposición.

Pero ahora no hay información suficiente para tomar esa decisión, sobre todo por el duro encaje que hizo la sesión americana del viernes del mensaje de Powell. Para volver a subir exposición necesitaríamos comprobar que el mercado tiene 100% descontado este enfoque más duro sobre los tipos por parte de los bancos centrales y que los indicadores de precios, sobre todo la inflación americana, retroceden lo suficiente y, sobre todo, sostenidamente.




capitalbolsa