https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Meta fiscal: advierten que se necesita un recorte del gasto de $610.000 millones

 

Advierten que el recorte de subsidios apenas podría aportar un 0,2% del PBI porque ya pasó el momento de mayor consumo de energía. Queda el retraso salarial y el recorte de inversiones.


La política del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, no difiere mucho de la de su antecesora, Silvina Batakis, en el campo fiscal. Eso implica conseguir udéficit primario del 2,5% del Sector Público Nacional No Financiero (SPNF). Para ello, algunas consultoras están evaluando de cuánto sería el ajuste que tendría que aplicar en lo que resta del año. En términos generales, el recorte debería alcanzar a $610.000 millones.

Según plantea la administradora de fondos MegaQM en su último reporte, Massa reforzó el objetivo de lograr un desequilibrio primario de 2,5% del PBI, tal lo acordado con el FMI. “Eso implica, un déficit de $2,04 billones en el año”, señala la consultora. De modo que, si se mantiene el gasto tal cual se viene ejecutando, “el déficit apunta a 3,5% del PBI”, señala el informe.

Para poder alcanzar el objetivo, MegaQM dice que hay que computar 0,3 puntos de utilidades contables por la suscripción de bonos CER que genera ganancias contables y a la vez hace un ahorro en el segundo semestre de 0,7 puntos de PBI. Para la consultora, eso equivale a $610.558 millones. “Expresado en términos de gasto, se requiere bajar el nivel absoluto en un 6% respecto a lo que se esperaba para el segundo semestre”, expresa el informe.

Para MegaQM el foco estaría puesto en la eliminación de subsidios, pero “dado lo avanzado del año y los tiempos que se demoran en la implementación de esos cambios, podría no ser suficiente”. El resto podría provenir de transferencias a provincias o gastos de capital”, señala.

Las estimaciones de la administradora de fondos comunes coinciden en gran parte con la mirada que tiene la economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Cynthia Moskovitz.

En un informe que realizó para la revista Indicadores de Coyuntura de FIEL, la economista estima que el déficit del primer semestre del año fue del 3,1% y señala que los rubros que explican la suba neta del gasto son la seguridad social (+0.5% del PIB), promoción y asistencia social (+0.3% del PIB) y educación y cultura (+0.2% del PIB), en tanto rubros como salud y trabajo muestran reducciones. “Respecto de los servicios económicos, básicamente toda la suba obedece a la de los subsidios a la energía (+0.4% del PIB)”, explica Moskovitz..

La profesional de FIEL advierte que hay una acumulación de atrasos en los pagos por parte de la Tesorería que afecta el resultado para adelante. “De acuerdo con los últimos datos disponibles, la deuda exigible de la Administración Nacional alcanzaba, a fines de junio, a $836.309 millones, esto es, 1,1% del PIB”, advierte. En ese sentido destaca que “a fines de 2021 los pagos no realizados acumulados ascendían al 0,1% del PIB”. Por eso plantea que esa acumulación de compromisos complica la meta de caja.

La economista señala que parte de los recortes provendrían del aumento de tarifas. “Los últimos anuncios con relación a las tarifas indican que, según estimaciones oficiales, las nuevas medidas permitirían ahorrar unos $500.000 millones de subsidios en forma anualizada”, explicó. Como considera que hay que esperar la implementación y lo peor del invierno ya está pasando es “poco probable que, por esta vía, este año, se ahorre más del 0,2% del PIB”. De modo que para Moskovitz quedan disponibles “la inversión, el atraso salarial, el rezago de ajustes en las prestaciones sociales por aceleración de la inflación, aunque en parte compensadas por bonos, algunos ya anunciados, otros de probable implementación”. En el caso de recorte en inversión aportaría 1% del PBI señala la economista tomado en cuenta los últimos 5 meses del año.



ambito