https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Massa se apresta a lanzar nuevas medidas, siguen abiertos interrogantes políticos y vuelve a impactar el IPC

 Sergio Massa dedicó el fin de semana a contactos y una reunión con su equipo de funcionarios y asesores en materia económica. El ministro quiere colocar en el centro de la escena una serie de anuncios -en parte ya anticipados, como tarifas y subsidios-, además de confirmar una nueva medida recaudatoria. La semana estará marcada también por la difusión del IPC de julio. Y está pendiente una cuestión política significativa: la definición del cargo de virtual viceministro.

El nuevo ministro dejó trascender que este martes se darían a conocer las precisiones sobre el nuevo esquema de tarifas y subsidios para los servicios de gas, energía eléctrica y agua. La segmentación y el agregado de cambios según volumen de consumo perfilan un ajuste mayor al que no logró imponer Martín Guzmán, por presiones del kirchnerismo duro.

Al mismo tiempo, Massa apuntará a dar señales de respuesta frente al deterioro de ingresos provocado por la escalada de precios. Este miércoles se conocerá el índice de ajuste de jubilaciones en base al promedio dispuesto por ley. Y el ministro anunciará una compensación para las escalas más bajas.

Con el argumento de cubrir esa medida, está confirmado que será dispuesto un nuevo adelanto de Ganancias para empresas. La medida podría afectar negociaciones con sectores empresariales que encara el Gobierno para mejorar sustancialmente las reservas del Banco Central.

En paralelo, la intención de Massa es lograr un acuerdo entre empresarios y organizaciones sindicales para disponer algún tipo de suma general extraordinaria para trabajadores en relación de dependencia. Desde la CGT, ya advirtieron que ninguna medida puede interferir en las negociaciones paritarias.

Este jueves, además, será difundido el IPC de julio. Según datos de consultores privados y estimaciones que circulan en el oficialismo, la inflación anotaría un registro en torno del 7%. Es un dato impactante y se le agrega que las primeras estimaciones de agosto proyectan otro mes difícil.

En términos políticos, el nuevo ministro logró definir el nuevo esquema de Energía, un área hasta ahora bajo control kirchnerista y foco de tensiones fuertes en la etapa de Guzmán. Dejan sus cargos el secretario, Darío Martínez, que será reemplazado por Flavia Royón, funcionaria del gobernador salteño, Gustavo Sáenz, aliado de Massa.

También deja su cargo el subsecretario Federico Basualdo. En cambio, pasa a Hidrocarburos Federico Bernal, alineado con el kirchnerismo. Los cambios suponen un avance de Massa, en el marco de difíciles negociaciones con Cristina Fernández de Kirchner, que siguen registrando tensiones.

El kirchnerismo duro había reaccionado en contra de la designación de Gabriel Rubinstein como virtual viceministro de Economía. La designación había sido adelantada desde las oficinas de Massa, pero luego jugó en contra la difusión en redes sociales de fuertes declaraciones del economista contra Cristina Kirchner y políticas del Gobierno. La decisión quedó en el aire.

Otro foco del oficialismo está puesto en la evolución del caso Vialidad, que involucra a la ex presidente, a ex funcionarios y a Lázaro Báez, que salpicó también a Máximo Kirchner. Esta semana continuará el alegato de los fiscales y se esperan nuevas pruebas sobre los contratos de obras públicas.