https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las bolsas reaccionan con cautela a unos datos de empleo estelares en EE.UU.

 Las bolsas europeas cierran con descensos después de que los datos de empleo en Estados Unidos alejaran el fantasma de una importante recesión en Estados Unidos, aunque impulsaron las apuestas a una mayor subida de tasas de la Reserva Federal.

El Euro Stoxx 50 se deja un 0,88%, mientras que el Ibex 35 asciende un 0,08% hasta los 8.168,0 enteros.

En Wall Street, después de moverse fuertemente a la baja al comienzo de la negociación del viernes, las acciones han mostrado un intento de recuperación significativo en el transcurso de la tarde. Los principales índices han rebotado desde sus mínimos iniciales, pero actualmente se encuentran en territorio negativo.

El informe laboral mostró que el empleo en los EE.UU. aumentó mucho más de lo esperado en el mes de julio, lo que generó preocupaciones sobre las perspectivas de las tasas de interés.

El informe mostró que el empleo de nóminas no agrícolas se disparó en 528.000 puestos de trabajo en julio después de aumentar en 398.000 puestos de trabajo revisados al alza en junio.

Los economistas esperaban que el empleo aumentara en unos 250.000 puestos de trabajo en comparación con la adición de 372.000 empleos informados originalmente para el mes anterior.

Con el crecimiento del empleo más fuerte de lo esperado, la tasa de desempleo bajó inesperadamente al 3,5 por ciento en julio desde el 3,6 por ciento en junio. Se esperaba que la tasa de desempleo permaneciera sin cambios.

Si bien los datos pintan una imagen positiva del mercado laboral, el informe también puede dar confianza a la Reserva Federal de que puede continuar aumentando agresivamente las tasas de interés sin causar una recesión.

"La inesperada aceleración en el crecimiento de las nóminas no agrícolas en julio, junto con la mayor disminución de la tasa de desempleo y el renovado repunte de la presión salarial, convierten en una burla las afirmaciones de que la economía está al borde de la recesión", dijo Michael. Pearce, economista sénior de EE.UU. en Capital Economics.

Agregó: "Esto aumenta las probabilidades de otra subida de tasas de 75 pb en septiembre, aunque el resultado depende más de la evolución de los próximos informes del IPC".

Sin embargo, la presión vendedora en las acciones ha disminuido en el transcurso de la tarde, ya que el alivio de los temores de recesión inspiró a los traders a buscar gangas después de la caída inicial.



capitalbolsa