https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las bolsas no levantan cabeza; cuarta jornada consecutiva de caídas

 Los mercados europeos cayeron el miércoles, ya que los traders siguen con los temores de tasas de interés más altas y una recesión económica inminente. La jornada fue de más a menos, con las acciones de petróleo y gas liderando las pérdidas, mientras que las acciones de viajes y ocio sumaron un 0,8% y los bancos un 0,5%.

El nerviosismo del mercado ha prevalecido desde el viernes después de los comentarios agresivos del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. El martes, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, pidió una “política algo restrictiva para frenar la demanda”.

Las acciones en Asia-Pacífico cerraron con caídas generalizadas durante la madrugada tras las ventas en Wall Street, y mientras los inversores asimilaban los datos de actividad de las fábricas de China. Mientras tanto, las acciones estadounidenses cotizan mixtas al comienzo de la sesión del miércoles.

El Euro Stoxx 50 se deja un 1,12% y el Ibex 35 retrocede un 1,17% hasta los 7.886,1 enteros.

El índice de acciones STOXX de Europa de 600 empresas cae a un mínimo de seis semanas, dejándolo con descensos de alrededor de un 14,5% en el año.

Las noticias económicas siguieron siendo sombrías con datos de la noche a la mañana que mostraron que la actividad económica en China, la segunda economía más grande del mundo, extendió su declive este mes después de nuevas infecciones por COVID-19, las peores olas de calor en décadas y problemas en el sector inmobiliario. ...

La inflación general de la zona euro para agosto subió a otro récord, superando las expectativas y solidificando el caso para un fuerte aumento de tasas por parte del Banco Central Europeo el 8 de septiembre.

Rusia detuvo el miércoles el suministro de gas a través de un importante gasoducto a Europa durante tres días de mantenimiento en medio de temores de que no se vuelva a encender, lo que se suma a las preocupaciones sobre el racionamiento de energía durante los próximos meses de invierno en algunos de los países más ricos de la región.

La crisis energética ya ha creado una dolorosa crisis del coste de vida para los consumidores y las empresas y ha obligado a los gobiernos a gastar miles de millones para aliviar esta carga.

Los bonos alemanes sufren su peor mes en más de 30 años con la inflación de la zona euro alcanzando un máximo histórico.

Los mercados están apostando a que la Reserva Federal de EE. UU. y el BCE aumentarán sus costos clave de endeudamiento en 75 puntos básicos cuando se reúnan el próximo mes.

Jamie Niven, administrador senior de fondos de bonos de Candriam, dijo que los aumentos de tasas anticipados para este año se habían descontado en gran medida en los mercados, especialmente en los Estados Unidos.

Los inversores han comenzado a descartar los recortes de tasas previamente anticipados para el próximo año luego del contundente discurso del presidente de la Fed, Jerome Powell, la semana pasada.

"Creo que habrá más dolor por venir en los mercados crediticios y en los mercados de valores antes de que veamos una perspectiva más brillante. No creo que los bancos centrales vayan a estar en un estado en el que puedan recortar tasas para suavizar el golpe de la recesión". dijo Niven.

Si bien puede haber cambios rápidos ocasionales o repuntes dramáticos en activos de mayor riesgo como las acciones, en última instancia, serán más bajos hacia el final del año, dijo Niven.

Los datos de las nóminas no agrícolas de EE.UU. que se publicarán el viernes podrían justificar un gran aumento de las tasas, dijeron analistas.

En Asia durante la noche, el Nikkei de Japón cayó un 0,4% y las acciones de primera clase chinas cambiaron poco. El Hang Seng de Hong Kong bajó un 0,16%, recuperándose de las fuertes caídas iniciales.

El rendimiento del Tesoro de EE.UU. a dos años, que es relativamente más sensible a la perspectiva de la política monetaria, alcanzó un máximo de 15 años en el 3,497 % durante la noche, pero volvió a caer al 3,4357%.

El rendimiento del Tesoro a 10 años, que alcanzó un máximo de dos meses del 3,153 % el martes, se situó en el 3,1063 %.

El índice del dólar se mantuvo estable en 108,74, luego de comenzar la semana marcando un máximo de dos décadas en 109,48.

El oro cayó un 0,3% a 1.718,4 dólares la onza, un mínimo de un mes.

El petróleo crudo cayó aún más después de caídas de más de $5 durante la noche, pero obtuvo apoyo después de que los datos de la industria mostraran que los inventarios de combustible de EE.UU. cayeron más de lo esperado.

Los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de EE. UU. bajan un 1,3% a 90,45 dólares el barril, después de caer 5,37 dólares en la sesión anterior, impulsados por los temores de recesión. Los futuros de crudo Brent para octubre descienden un 2,7%.

En una nota más brillante, las criptomonedas protagonizaron un repunte, con el bitcoin subiendo un 1,8% a 20.182 dólares.



capitalbolsa