https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El euro se hunde por miedo a la recesión

 La crisis energética sigue empeorando. Ayer el precio del gas alcanzó máximos después de que Rusia anunciará que cerrará el Nord Stream 3 días por mantenimiento.


“Este anuncio reaviva los temores a un cierre definitivo y la entrada en recesión de la economía europea”, apuntan en Banca March.


“En Europa la recesión es el escenario central ante una crisis energética que complicará el panorama a partir de otoño”, coinciden en Bankinter (BME:BKT).


En este contexto, entendiendo cómo funciona el mercado de divisas, el euro perdía ayer la paridad con el dólar y cede esta mañana nuevas posiciones, alcanzando mínimos de los últimos 20 años.


Volatilidad extrema

Además, Arabia Saudí ha reflejado que “la extrema volatilidad y la falta de liquidez en el mercado de futuros no reflejan los fundamentos del mercado del crudo, que aún muestran signos de rigidez física, lo que amenaza con posibles recortes de producción de la OPEP+, que podrían ocurrir en cualquier momento”, según se hacen eco en Link Securities.


Esto ha provocado un aumento en los precios del petróleo. El crudo WTI cotiza en los 91 dólares y el Brent en los 97.


A todo esto se une, según resaltan en Renta 4 (BME:RTA4); que “la sequía que asola todo el hemisferio norte (desde China) supondrá una reducción significativa de la energía hidroeléctrica los próximos meses. Esto debería traducirse en un aumento del precio de la electricidad de otras fuentes generadoras en un contexto donde la demanda no se espera que vaya a moderarse generando más presión al alza en los precios”.


En este escenario, con una subida del precio de la electricidad y del gas en la Unión Europea, se están disparando las expectativas de inflación. “Se está retrasando el momento en el que se espera alcanzar el pico; y esto está provocando que la incertidumbre sobre el rumbo de la política monetaria del BCE se eleve, en cuanto al ritmo de subidas de tipos”, señalan en Renta 4.


Fuente: Investing