https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El autor de 'Padre rico, padre pobre', Robert Kiyosaki, advierte sobre una caída inminente del mercado y dice que las recesiones son los mejores momentos para hacerse rico

 Robert Kiyosaki hizo sonar la alarma sobre una caída inminente del mercado e instó a los inversores a aprovechar las gangas que surgen, en un par de tuits recientes. "Todos los mercados colapsando: bienes raíces, acciones, oro, plata, bitcoin", tuiteó Kiyosaki después de que el S&P 500 se desplomara un 3,4% y el bitcoin un 6% el viernes.

La demanda de viviendas en EE.UU. ha disminuido debido a que el aumento de las tasas de interés eleva los costos de las hipotecas, mientras que los precios del oro y la plata han caído considerablemente en las últimas dos semanas.

El autor de "Padre rico, padre pobre" y gurú de las finanzas personales señaló en un tuit el lunes que pidió prestados millones de dólares para comprar bienes raíces a precio reducido durante la crisis financiera. Continúa considerando los períodos en los que los precios de los activos caen como los mejores para hacerse rico.

Kiyosaki diagnosticó la "burbuja más grande en la historia mundial" el verano pasado y predijo que sería seguida por el "crash más grande en la historia mundial" una vez que la Reserva Federal elevara las tasas de interés para enfriar la economía estadounidense.

"ESE CRASH ESTÁ AQUÍ", tuiteó el lunes. "Se perderán millones", agregó, instando a los inversores a no entrar en pánico y, en cambio, aprovechar los descuentos que se ofrecen.

El fundador de Rich Dad Company y Rich Dad Global recomendó anteriormente comprar oro, plata y bitcoin cuando sus precios caen, en un intento por beneficiarse de su recuperación.

"La buena noticia es que el mejor momento para hacerse rico es durante una crisis", declaró en diciembre. También describió la caída de julio como la "MAYOR VENTA de la TIERRA".

En los últimos meses, Kiyosaki ha sugerido que la gente almacene latas de atún y frijoles horneados, además de artículos para el hogar como bolsas de basura y papel higiénico, para adelantarse a la inflación, que se disparó a un máximo de 40 años este verano.



capitalbolsa