https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alerta máxima por las reservas: la falta de dólares pone presión al plan de Massa

 El Banco Central no logra cortar el circuito negativo: en cuatro días se fueron u$s580 millones. La dinámica empeoró a pesar de los anuncios. Lo que viene


La dinámica negativa de las reservas del Banco Central continuó a pesar de los anuncios de Sergio Massa en la noche del miércoles, en el inicio de su gestión. El BCRA debió vender ayer jueves nada menos que u$s150 millones, lo que llevó el total de los primeros tres días a una racha de unos u$s580 millones.

La notable pérdida de divisas pone bajo presión a la flamante gestión. El ministro anunció una serie de incentivos -sobre la cual todavía faltan precisiones-, jugado a evitar una devaluación del tipo de cambio oficial. O un desdoblamiento cambiario. 

Esa estrategia, sostienen en bancos de Wall Street pero también entre consultores locales, necesita de una urgente recomposición de las reservas del Banco Central. De otra manera, advierten, no podrá cumplirse la ansiada estabilización de la economía.

Massa confía, en este contexto, en dos hechos que se irán desplegando en las próximas jornadas.

Por un lado, la administración de la Aduana, que desde hace varias semanas ya se encuentra bajo el mando de uno de sus funcionarios más fieles y con más recorrido en la administración pública: Guillermo Michel.

Por el otro, los acuerdos que se rubriquen con el sector agroexportador. Pero no solamente con ellos.

El Banco Central arrancó agosto con una preocupante tendencia para las reservas.
El Banco Central arrancó agosto con una preocupante tendencia para las reservas.

Medidas anunciadas y en camino

La gran pregunta refiere a si estas iniciativas alcanzan para estabilizar el mercado financiero. O si serán necesarias algunas medidas complementarias, como una suba adicional de las tasas de interés.

Por lo pronto, en la noche del jueves, el Banco Central anunció dos nuevos dispositivos para atraer las liquidaciones de las cerealeras. Las herramientas son las siguientes:

  • Las empresas que adelanten la liquidación de exportaciones, van a poder hacer un depósito en dólar link hasta la fecha de liquidación de esa exportación
  • Las empresas que obtengan prefinanciamiento pueden traer los dólares a la Argentina y dejarlos depositados en una cuenta remunerada.

La cuestión de fondo, no obstante, se refiere a si finalmente habrá dólares diferenciados para el agro y otros sectores exportadores, como la minería o parte de la industria. Por ahora no hubo definiciones. 

Los tiempos apremian: el volumen de liquidaciones de los exportadores es inversamente proporcional a las versiones sobre este tipo de iniciativas.

Fuentes del BCRA explicaron a iProfesional que las liquidaciones del agro deberían situarse en torno a los u$s250 millones, bien por encima de los u$s130 millones promedio de las últimas jornadas.

También estiman que los pagos de energía continúan en niveles muy elevados, por arriba de los u$s100 millones diarios, y que recién dentro de un mes se aplacará esa sangría, que se explica por el elevado costo de los combustibles y del gas en los mercados internacionales.

Massa prometió engrosar las reservas, pero los números del BCRA preocupan.
Massa prometió engrosar las reservas, pero los números del BCRA preocupan.

La cotización del dólar, bajo la lupa de los exportadores

La promesa del flamante ministro es que intentará sostener el crecimiento de la actividad económica, una proyección que entró en crisis a partir de la corrida cambiaria y el salto de los dólares alternativos. 

Esa definición de Massa a su equipo de colaboradores deja de lado la posibilidad de una devaluación en el mercado oficial. La decisión se tomó con el objetivo de no empeorar la dinámica inflacionaria. Julio terminó con una inflación cercana (e incluso superior) al 8%, mientras que este mes de agosto también correría en un escalón parecido.

El nuevo equipo cree que puede sostener esa idea. Claro, siempre y cuando el Banco Central pueda cambiar la dinámica de las reservas. El BCRA vendió unos u$s1.000 millones durante julio. Y arrancó agosto, con ventas por unos 600 millones de dólares en los primeros cuatro días de la semana.

La otra chance todavía está en veremos, y forma parte de los escuetos anuncios en la noche del miércoles: que se negociarán préstamos con distintos bancos internacionales, a través de "repo". Esa operación necesita de la cesión de garantías, que podrían ser los propios títulos de deuda que emite el Tesoro nacional. La limitación es que el mercado requiere que la Argentina ponga entre tres y cinco veces la cantidad de garantía que el monto que se consiga.

De acuerdo a agencias internacionales, habría un par de bancos extranjeros dispuestos a dar fondos frescos. Sumarían no más de u$s2.000 a u$s2.500 millones, un monto exiguo para el problema de la Argentina.

Paliativo: una suba de tasas aparece otra vez en el horizonte cercano.
Paliativo: una suba de tasas aparece otra vez en el horizonte cercano.

Massa irá personalmente a "vender" su gestión: saldrá de gira por WashingtonWall Street y París. Sumaría a ese viaje a la propia Batakis, quien pasó por Estados Unidos pocas horas antes de despedirse de la gestión.

Bajo la tensión de la constante pérdida de divisas, vuelve la idea de si el Banco Central tendrá que volver a ajustar las clavijas de la política monetaria. ¿Se acerca la posibilidad de una suba adicional de las tasas de interés?

Esa es la cuestión que seguramente se empezará a evaluar después del fin de semana, en caso de que la dinámica de las reservas siga sin resolverse, y en rojo constante.



iprofesional