https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Máximo Kirchner sostuvo que "Cristina está dando la cara mientras que Guzmán dejó tirados a quienes lo abrazaron"

 

En un acto en Escobar, recriminó a los dirigentes peronistas que en los últimos meses criticaron a la vicepresidenta por plantear públicamente sus diferencias con el ahora ex ministro de Economía. También tildó de "irresponsabilidad supina" la forma en que Guzmán resolvió su renuncia.



El presidente del PJ bonaerense y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, tildó hoy de "irresponsabilidad supina" la forma en que Martín Guzmán resolvió su salida del Gobierno, y dijo que Cristina Kirchner es la que ahora está "dando la cara" ante la crisis de la coalición gobernante mientras que el ex ministro de Economía "dejó tirados" a los dirigentes peronistas que "lo abrazaban" cuando era cuestionado por la vicepresidenta.

En un acto en Escobar, acompañado por el intendente local, Ariel Sujarchuk, y la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, el diputado nacional del Frente de Todos cargó duramente contra el ex titular del Palacio de Hacienda, a quien recriminó por haberle pedido al presidente Alberto Fernández -como condición para seguir al frente de la cartera económica- que eche a "compañeros" kirchneristas en cargos clave del Ministerio de Energía, del ENRE y de Enargas.

"Muchas veces durante estos últimos meses, no sin dolor, escuché a dirigentes importantes de nuestro espacio referirse muy mal y de muy mala manera a la compañera Cristina y se abrazaron a Guzmán. Los dejó tirados y ahí está Cristina otra vez poniendo la cara para sacar esto adelante", lanzó, echando en cara la actitud que tuvieron.

E ironizó: "¿A ver cuándo aprenden que dar discusiones internas no significa ponerse del lado de Drácula si es necesario para tener razón?".

El hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner comparó la manera en que Guzmán renunció con la forma que él mismo había tenido él cuando decidió dar un paso al costado de la conducción del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos.

"A mí, cuando decidí dejar la conducción del bloque de diputados nacionales de nuestro Gobierno en la Cámara porque no estaba de acuerdo en cómo se habían llevado las negociaciones con el FMI, no lo hice pensando en mi destino personal, no lo hice pensando en falsos protagonismos que después construyen grandes frustraciones, sino entendiendo que podríamos haber hecho las cosas mucho mejor. Y cuando lo hice, lo hice con total responsabilidad", expresó.

Y reveló que "nadie supo" su decisión hasta que conversó con el "señor Presidente".

"Charlamos durante un largo rato, me pidió pensarlo, lo pensé y le confirmé la decisión", dijo, haciendo una crónica de los acontecimientos.

"Esto que ha pasado en los últimos días -que vaya saber cómo ha sido pero no comunicándose con el Presidente- habla de una irresponsabilidad supina", denostó Kirchner, en referencia a la intempestiva dimisión de Guzmán que comunicó el sábado pasado a través de una extensa carta de siete carillas, generando zozobra en los mercados y un alza importante del precio del dólar blue.

"Ahí volví a confirmar la doble vara de los medios de la comunicación, por como trataron cuando uno dejó la conducción del bloque por desacuerdos políticos. No fui al presidente a pedirle cargos, no fui a pedirle que eche a algún compañero de la gestión. Lo único que quise demostrar es que las negociaciones que había llevado adelante el ministro de Economía no eran todo lo buenas que podían ser para nuestra gente", sostuvo.

En otro tramo de su discurso, el referente kirchnerista apuntó contra la dirigencia de Juntos por el Cambio por "minimizar el daño" al país que a su criterio provocó la gestión de Mauricio Macri, y puso el foco en el nivel de "endeudamiento pocas veces visto" en la historia. 

"Los que proponen salidas no políticas para el año que viene son los mismos que propusieron salidas no políticas en el 2015. Y el resultado será peor", alertó, recordando que Macri fue valorado por un sector amplio de la sociedad por llegar a la política desde el sector privado.

En otro orden, citó una declaraciones recientes de la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en la que llamaba a aceptar "acciones dolorosas" para luego "cosechar los beneficios".

Muy crítico de esas afirmaciones, Kirchner se preguntó "por qué definen que las únicas acciones que se pueden tomar siempre en el marco de una supuesta seriedad son siempre dolorosas para la mayoría de una sociedad que no sólo tiene que sufrir las consecuencias económicas de ideas viejas sino que viene de la tragedia de la pandemia".

"Es fácil ser dirigente haciendo lo que te dice el Fondo y te invitan a lucirte en la tele para decir que hay que hacer un ajuste que es doloroso para la gente", fustigó, y añadió: "Si ustedes pusieran estas declaraciones de Georgieva en boca de Macri sería lo mismo".

En tanto, el líder del peronismo bonaerense salió al cruce de quienes "baten el parche diariamente" pidiendo reformas laborales.

"Del 2015 a la fecha nuestro pueblo ha perdido más de 10 o 15 putos del poder adquisitivo sin que en Argentina se modificara una sola ley laboral. Aquellos que baten el parche diariamente diciendo que va a haber más trabajo si los compañeros se quedan sin indemnización no están proponiendo más trabajo sino el regreso de la esclavitud en la Argentina", apuntó.

Luego arremetió contra los empresarios que durante el primer año de la pandemia fueron asistidos por el Estado con el ATP y ahora salen a remarcar precios.

"Cómo puede ser que ese sector privado que recibió una mano del Estado en la pandemia lo primero que se le ocurre es salir a remarcar precios en el mercado?", lamentó.

"Hace falta responder de esa manera a un Gobierno que les extendió la mano y un pueblo que les extendió la mano?", continuó el jefe camporista.

Y concluyó su discurso prometiendo que no va a "aflojar" y que no le "interesa lo que digan los medios" de él.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina