https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La escalada del dólar y la crisis dentro del oficialismo, paralizan a las industrias y ponen en peligro el abastecimiento

 El panorama de los importadores se recrudeció. En tanto, el comercio doméstico no tiene precios de referencia y muchos locales optan por no vender o poner aumentos que rondan el 20%.


Por su parte, empresarios y cámaras de diferentes rubros reconocieron a A24.com que el mercado se encuentra paralizado, y, hasta tanto haya mayores definiciones de la nueva ministra Silvina Batakis, la premisa es guardarse.

Sin precios, sin proveedores y subida del dólar blue

"Están todos sin precios, la mayoría de las empresas no quieren cotizar. No saben a cuánto pueden reponer la mercadería. Hoy, las operaciones diarias de todo tipo están paralizadas", contó a este medio un importante empresario ligado a los bienes capitales.

Ejemplo de ello son los bancos que han reducido al mínimo los giros y ponen trabas burocráticas para dar acceso al dinero.

Además, según pudo saber A24.com, aquellos comerciantes que pueden "darse el lujo" de no vender, lo hacen. Incluso, hay quienes proyectan que en caso de endurecerse el panorama, vendarán lo justo y necesario para cubrir los costos.

La escalada del dólar y la crisis dentro del oficialismo, paralizan a las industrias y ponen en peligro el abastecimiento.

La escalada del dólar y la crisis dentro del oficialismo, paralizan a las industrias y ponen en peligro el abastecimiento.

“Deseamos que se normalice la situación financiera, estas inestabilidades cambiarias generan incertidumbre y distorsión en el precio de los insumos necesarios para la producción. Las PyMEs están vendiendo productos sin saber si los van a poder reponer", dijo por su parte Martín Rappallini, presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA).

Y advirtió: "Si esta situación se prolonga, vamos a ver un impacto directo en el empleo".

Sin embargo, los ecos de la inestabilidad económica podrían calar más hondo y afectar el abastecimiento. "Hay un stock dando vuelta o en camino, pero en 90 días, si esto no cambia de acá a septiembre, va a haber faltante de todo tipo y color. Incluso, de lo que es producción nacional porque lo que es maquinaria y repuestos es todo de afuera", dijeron altas fuentes vinculada al sector.

Cuál es la situación de las ventas en los distintos rubros

Una de las principales cámaras empresarias del país graficó la situación: "Desde el sábado, la gente compra cualquier cosa con tarjeta porque el tema es endeudarse a precios de hoy. Ocurrió en muchos rubros de bienes durables".

Este tipo de productos son aquellos que una vez adquiridos se pueden utilizar una y otra vez a lo largo del tiempo. Es decir, no se agotan en un sólo consumo como es el caso de los alimentos.

Muchos argentinos decidieron volcarse a estos artículos como forma de stokearse o ganarle a la inflación. Cada uno lo hizo en la medida de sus posibilidades económicas.

La escalada del dólar y la crisis dentro del oficialismo, paralizan a las industrias y ponen en peligro el abastecimiento.

La escalada del dólar y la crisis dentro del oficialismo, paralizan a las industrias y ponen en peligro el abastecimiento.

"Las familias de clase más baja van a tratar de ir al supermercado a comprar toda la comida que puedan. A los que le sobre un poco más, van a tratar de cambiar la computadora, el celular o algún electrodoméstico que necesiten. Desde ropa hasta autos", detallaron.

El caso de los electrodomésticos es uno de los más notables, ya que la demanda aumentó considerablemente. A lo que se sumó que directamente no recibirían mercadería de sus proveedores. En efecto, muchos de los locales optaron por resguardarse y no abrir sus puertas al público ni vender en forma online.

El problema de las importaciones se profundiza

A finales de la semana pasada, industriales advirtieron que estaban teniendo problemas para importar, luego de que las operaciones de comercio exterior que tenían cerradas desde el viernes pasado comenzaran a caerse. Según pudo saber A24.com, recién este martes los bancos comenzaron a girar los pagos y en montos mínimos.

"De una semana a otra, la situación empeoró considerablemente. Nadie quiere financiarle a la Argentina", concluyó un empresario del rubro energético.

Brenda Funes
Por Brenda Funes  a24