https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

GAS DAY Directivos de Wintershall, Pluspetrol y Pampa Energía pidieron extender el Plan Gas.Ar y analizaron las obras de infraestructura que necesita la industria

 Mariano D'agostino (Wintershall Dea), Santiago Patrón (Pampa Energía) y Adrián Burtnik (Pluspetrol) destacaron los beneficios que trajo la implementación del Plan Gas.Ar y pidieron extenderlo. "El Plan Gas.Ar ordenó a la industria, volvió a traer los contratos, a contractualizar y establecer una relación comercial normal a las demandas”, señaló uno de los ejecutivos en el panel de Upstream del Gas Day.

Mariano D’agostino (Wintershall), Adrián Burtnik (Pluspetrol), Santiago Patrón (Pampa Energía) destacaron el impacto positivo del Plan Gas.Ar y pidieron extenderlo durante su participación en panel “Upstream: qué escenarios de producción proyectan las petroleras” del Gas Day organizado por EconoJournal. Además, los ejecutivos dieron cuenta de las inversiones que deberían llevarse a cabo en el sector y de cuán probable resulta la construcción en el país de una planta de licuefacción de Gas Natural Licuado (LNG por sus siglas en inglés).

¿Qué provocó el Plan Gas.Ar?

Los directivos brindaron su opinión acerca de cómo extender el plan teniendo en cuenta la necesidad de suministro que se dará con la construcción del gasoducto Néstor Kirchner. En este sentido, el vicepresidente comercial de Wintershall Dea, Mariano D’agostino, consideró que “el Plan Gas.Ar fue muy exitoso por los resultados y porque ordenó a la industria, volvió a traer los contratos, a contractualizar y establecer una relación comercial normal a las demandas”.

También sumó que una de las alternativas que se presentan para la continuidad del plan -dado que una parte del mismo termina en 2024 y otra en 2028- sería “hacer converger las dos etapas, la del onshore y la del offshore”, y explicó que este proyecto “deja una buena base para buscar soluciones más de mercado, no tan centralizadas y más competitivas”.

Asimismo, marcó que “el elemento a destacar del plan es la competencia entre los productores” debido a las ofertas que tuvieron que realizar y a que “la exportación también fue uno de los incentivos más apetitosos para bajar los precios a la demanda local”.

El directivo de Wintershall Dea exhibió que con las distribuidoras ya hay contratos pero que es necesario que estas compañías trasladen los precios del plan a sus consumidores. Al mismo tiempo, añadió que también “se encuentra Cammesa que hoy canaliza los subsidios al sector eléctrico” y consideró que “conforme ello vaya convergiendo a un precio passthrough, que sea igual a los costos de generación, es posible que se pueda formar un mercado de spot más interesante. Pero hay temas regulatorios que hay que encauzar”.  

Por su parte, el director de Comercialización de Gas y Petróleo de Pampa Energía, Santiago Patrón, detalló que para la compañía “el análisis del Plan Gas.Ar es muy positivo porque permite tener previsibilidad y poder hacer inversiones en forma eficiente”, lo cual resulta beneficioso puesto que “para el gas no convencional se necesita un flujo de inversiones permanentes para extraerlo y poder mantener esa producción y a Pampa este plan le permitió hacer un salto importante en la producción”, según precisó.

En esa línea, agregó que desde la empresa creen que “es muy importante para acompañar el aumento de la capacidad del gasoducto Néstor Kirchner otro Plan Gas que permita aumentar la producción y tener suministro para satisfacer la demanda”. Además, afirmó que también “se tendría dar una ampliación de los plazos del plan actual, para tener un crecimiento”.

Respecto a la construcción del nuevo gasoducto y la producción de gas que este requiere, sumado a la discusión entre la articulación público-privado, el directivo estimó que “se tendrá que analizar cuál va a ser la necesidad de la ampliación ya que si se trata de una producción estacional va a necesitar un precio más alto que una constante. Habrá que discutir con el gobierno para analizar cuál podría ser un precio aceptable para la demanda y las productoras”.

Más infraestructura

En cuanto a las inversiones que deberían llevarse a cabo en el sector, el gerente comercial de Pluspetrol, Adrián Burtnik, expuso que desde la empresa tienen una visión optimista puesto que “existen importantes movimientos para poder mejorar la infraestructura argentina a fin de satisfacer las necesidades que se están dando y se van a dar por sustitución de oferta. Hoy el país tiene una importación gigante de Gas Natural Licuado, de líquidos para generación, pero hay una oportunidad enorme”.

En relación a esto, aseveró que “es vital el acompañamiento en infraestructura y Pluspetrol va a acompañar en el desafío porque tiene la particularidad de que sus gases son asociados con líquidos, entonces el beneficio país es doble porque hay generación de condensados y de gas asociado que pueden ser para el mercado local o exportables”.

Burtnik habló sobre La Calera- una de las áreas hidrocarburíferas más relevantes de Vaca Muerta- y reveló que “hay un proyecto en ejecución que permitirá duplicar su producción de 5 a 10 millones de m3/día, lo cual sería una muy buena oportunidad para las necesidades de gas que pueda tener el gasoducto Néstor Kirchner”. A su vez, sostuvo que “esto tiene que estar acompañado por incentivos. Hoy el mercado local no toma más, no porque no haya demanda sino por un problema de infraestructura”.

El directivo de Pluspetrol planteó que “los puntos clave para el desarrollo del gas es que hay áreas que tienen líquidos asociados y no hay que perder de vista las necesidades de evacuación que poseen. Los puntos importantes son el gasoducto Néstor Kirchner y la extensión de las concesiones a Oldelval y Oiltanking Ebytem, que van a viabilizar el desarrollo de la cuenca gasífera, sumado a que se requieren inversiones muy importantes en el midstream para poder evacuar dichos líquidos asociados al gas”.

Exportaciones y planta de licuefacción

En lo referente al esquema de exportaciones a Chile, el reemplazo de los volúmenes demandados a Bolivia y la posibilidad de una planta de licuefacción de LNG en Argentina, Patrón destacó que “el verano pasado hubo exportaciones firmes que llegaron a los 6 millones de m3/día” y que para el próximo “se pretende llegar a 10,5 millones de m3/día, lo cual permitirá bajar la estacionalidad que hay en producción”.

El ejecutivo de Pampa Energía analizó que “a futuro es importante buscar exportar todo el año. Una vez que esté el gasoducto y se hayan realizado las obras para ampliar la capacidad entre Tratayén-La Mora se podrán mantener los 10 millones de m3/día porque es una producción que no necesita transporte, entonces no compite contra el gas interno. La capacidad de producción en Neuquén está. Es importante la ampliación porque va a permitir abrir otros mercados como puede ser el norte de Chile, Uruguay y Brasil”.

De igual manera expuso que en “este invierno no se exportó firme porque todos los productores están llegado al límite de los picos que tenían comprometidos para el Plan Gas, pero la mayoría de ellos está con posibilidades de seguir ampliando su capacidad de producción, en el caso de Pampa es así, ya sea para el nuevo gasoducto o para Chile”.

Burtnik aludió al desarrollo del LNG y a la posibilidad concreta de construir una planta de licuefacción en el país aprovechando la coyuntura actual con los precios elevados y la necesidad de Europa de reemplazar a Rusia como proveedor de gas. En base a esto afirmó que “la planta sería una solución al problema que hay en Argentina para balancear el verano e invierno y la fuerte estacionalidad, pero es un proyecto que requiere una inversión muy grande y los plazos son muy largosSe necesita una estabilidad y condiciones económicas de modo que el proyecto tenga su repago, se pueda justificar”.

A su vez, expresó que “existen otras alternativas de rápida implementación, con niveles de inversión menores como las exportaciones a Chile, aflojando el espacio del gasoducto Centro-Oeste y también exportaciones a Brasil”. Sin embargo, remarcó que “el proyecto de LNG ayudaría a monetizar el gran potencial de Vaca Muerta porque alcanzaría para el abastecimiento del mercado local y para exportar”.

econojournal