https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fuertes turbulencias con el dólar

 Mercado local


Día de conmoción en el mercado local. Nuevamente el protagonista de la jornada sin lugar a dudas fue el dólar. Si bien desde la renuncia del Ministro de Economía hasta la fecha el tipo de cambio llamó la atención de los inversores, hoy la rueda se tornó turbulenta, con contundentes aumentos en los dólares financieros y mucha incertidumbre frente a los cambios que puedan suceder en nuestro país. De esta manera, los rumores son el termómetro del mercado y llevan al público inversor a resguardar su capital y no perder en relación con la moneda dura.

En relación con lo anterior, minutos después del comienzo de la jornada, los dólares financieros comenzaron a escalar a pasos agigantados. El minuto a minuto de continuas operaciones llevó al dólar MEP a ubicarse a un valor máximo del día de $329,33, mientras que el CCL su valor máximo llegó a $341,60 teniendo en cuenta en ambos su cotización medida a través del bono GD30. De esta manera, con la campana final el dólar MEP cerró en $326,09 con un aumento del 7,5% mientras que el dólar CCL en $329,82 con un aumento del 6,8%. Con relación al contado con liquidación podemos ver en su cotización como los inversores continuamente buscan disponer del capital fuera del riesgo local en este contexto.

Por otro lado, en relación con la renta variable, las acciones locales se mantuvieron con un contundente aumento desde el comienzo de la jornada incididas directamente con el tipo de cambio pero en la plaza estadounidense no fue así. La volatilidad se mantuvo toda la jornada pero sobre el cierre, en el panel líder la más destacada fue Loma Negra (LOMA) que tuvo un aumento superior a 6%, seguida por Transportadora Gas del Sur (TGSU2) con un aumento cercano a 6%. El volumen y la incertidumbre que se vivió en los tipos de cambio también se vio reflejado en las acciones locales que se llevaron parte del interés de los inversores.

En este contexto, el índice de referencia local cerró con un aumento de 4,7% ubicándose en los 112.017 puntos. Sin embargo, tal como mencionaba anteriormente el aumento del tipo de cambio incidió directamente en la renta variable cotizada en pesos, mientras que llevó al índice de referencia Merval a finalizar con una caída superior a 3% medido en dólares.

De todas formas, el interés principal, además del tipo de cambio, cayó directamente en la renta fija. Los bonos soberanos en dólares sufrieron bajas contundentes a lo largo de toda la curva. En relación con los bonos más operados, el AL30D tuvo un descenso superior a 2% mientras que GD30D sufrió un declive superior a 3%. Esta caída lleva a los dólares a precios mínimos que, para los bonistas que quieren tomar el riesgo, lo podrían tomar como una oportunidad. Así, el riesgo país se aproxima a los 3.000 puntos básicos y solo se encuentra 162 puntos por debajo de ello.

Mercado internacional

Los principales índices de Estados Unidos abrieron levemente positivos luego de conocerse el dato de desempleo semanal el cual arrojó el nivel más alto en los últimos ocho meses, por lo que puede deducirse como una señal de que el mercado laboral se encuentra en descenso. Asimismo, con el correr de las horas los tres índices se consolidaron de manera positiva liderados por el sector tecnológico con una suba en torno al 1% para el Nasdaq.

La temporada de balances corporativos continúa y ayer luego del cierre del mercado fue el turno del fabricante de automóviles eléctricos, Tesla, que presentó resultados mejores al esperado y obtuvo ingresos récord que saltaron más de un 42% anual que se adjudicó principalmente a una mayor entrega de automóviles y ajustes de precios. En este sentido, Tesla finalizó con una suba de más del 9%. Por otro lado, también presentó American Airlines balances y fue la primera vez que registró ganancias desde que comenzó la pandemia sin contar con ayuda del Gobierno. En este marco, finalizó con una baja de más del 7%. Para mañana se espera la presentación de empresas como Verizon y Twitter.

Por su parte el Banco Central Europeo, elevó la tasa de interés un 0,50% por primera vez luego de 11 años con el propósito de frenar la creciente aceleración inflacionaria que viene a un ritmo vertiginoso, producto de la emisión de grandes sumas de dinero para paliar los efectos de la pandemia. Con esta medida, el BCE busca “aspirar” parte de los euros para enfriar la economía, el dilema radica en que este tipo de medidas puede traer aparejado una futura recesión.

Para cerrar, el sector petrolero también se llevó parte de la atención de la jornada. El volumen de negociación en WTI negociados en Nueva York bajó sustancialmente las últimas jornadas. Con relación a los ETF que liquidan en el mercado, hoy sufrieron leves caídas pero el temor a una recesión continúa y este sector no pasa desapercibido ya que en caso de que así sea, podría bajar aún más la demanda.


Ayelen Romero

Ejecutiva de cuentas


RAVA