https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El día después: omisiones y enojos, menciones especiales y el intento de Alberto Fernández de arrogarse los cambios

 

Luego de una frenética jornada de anuncios a raíz del desembarco de Sergio Massa en el Gabinete, hubo agradecimientos especiales y omisiones por parte del presidente Alberto Fernández, que evidencian cómo quedó el mapa de poder en el Frente de Todos.


Tras una jornada intensa en la coalición del Frente de Todos, este viernes bajó la espuma en Casa Rosada y salieron a flote los recelos que generó el desembarco en el Gabinete del futuro titular del Ministerio unificado de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa.

La comunicación oficial evidenció cómo quedaron los vínculos al interior del Gobierno, comenzando por los textos de las renuncias de Julián Domínguez como ministro de Agricultura y de Gustavo Beliz como secretario de Asuntos Estratégicos, publicados en el Boletín Oficial.

Si bien los decretos son similares, un detalle no pasó desapercibido. Mientras que el decreto 442 que acepta la renuncia de Domínguez incorpora el artículo “Agradécense al funcionario renunciante los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”, no aparece el mismo apartado en alusión a Beliz.

Según pudo saber Ámbito, la salida del ahora exsecretario molestó al Gobierno por "las formas elegidas". De hecho, no estaba en los planes de Alberto Fernández pedirle la renuncia, sino que cediera en manos de Massa el poder de negociación con los organismos multilaterales de crédito, algo que le mandó a decir a través de uno de sus hombre de confianza, Julio Vitobello.

El pedido no le cayó bien a Beliz, quien se despidió con un portazo y dedicó una breve referencia religiosa en su renuncia: "Dios los guarde".

Respecto a Julián Domínguez, si bien el Jefe de Estado le agradeció por los servicios prestados, evitó mencionarlo hoy (al igual que a Beliz) en sus redes sociales. "Mi reconocimiento a los funcionarios salientes que comprendieron la gravedad de la hora y permitieron esta reorganización tan necesaria. Mi especial gratitud a @sbatakis y a @danielscioli por el compromiso político y desprendimiento personal que han demostrado" publicó hoy, incisivo, Alberto Fernández.

Si bien Massa le ofreció a Domínguez continuar como parte del Gabinete, el ahora exministro rechazó la invitación y aprovechó para salir del Gobierno en medio de una relación tensionada. Puntualmente, el vínculo entre Alberto Fernández y el extitular de Agricultura se erosionó cuando este último participó del acto de Cristina Fernández de Kirchner en Ensenada.

En aquella ocasión, Julián Domínguez se sentó en primera fila y la Vicepresidenta lo interpeló dos veces durante su discurso. En una de ellas, leyendo un fragmento de un libro de conducción política que el funcionario le había regalado a Néstor Kirchner, y con el cual Cristina eligió contestarle a Alberto Fernández: “Elegí algún párrafo de los que Néstor tenía señalados. Página 73, Persuasión con hechos. ¿Qué decía Perón? ‘Yo no persuadía con palabras, porque las palabras poco persuaden. Yo persuadía a la gente con hechos y con ejemplos’”.

El intento de Alberto Fernández por arrogarse los cambios en el Gabinete

Otra de las cosas que evidenció la comunicación presidencial en torno a los anuncios de recambio de Gabinete, fue el intento por parte de Alberto Fernández de arrogarse la decisión de invitar a Sergio Massa a dar un paso al frente en la coalición de Gobierno.

"He convocado a @SergioMassa para que se incorpore al equipo de gobierno", comienza el primer mandatario su hilo de Twitter en alusión al nuevo "superministro" en una infructuosa tentativa por mostrar que lleva la lapicera en esta decisión y que su brazo no fue torcido por sus socios políticos.

En el mismo tono los numerosos comunicados que se difundieron desde la oficina de la Portavoz Gabriela Cerruti el jueves por la noche, y que daban cuenta (en cuotas) de los cambios en el Gabinete, también ponían la centralidad en que las decisiones fueron tomadas por el Jefe de Estado.

En ese sentido, tal vez el que más llamó la atención fue el que anunció el regreso de Daniel Scioli a la embajada argentina en Brasil. "A pedido del Presidente", reza el comunicado oficial sobre el exdeportista que mantiene un encono personal con Sergio Massa, quien lo señaló como uno de los responsables del allanamiento en su casa en 2013 y a quien nunca le perdonó haberse bajado a último momento de la conformación del Frente Renovador.

Así las cosas, resta esperar la confirmación de los nuevos nombres que integrarán el ministerio de Massa. En eso trabajó hoy el titular de la Cámara de Diputados junto a Alberto Fernández en una reunión que se llevó a cabo en la Quinta de olivos y duró cerca de una hora y media.

A su término, Massa confirmó que el martes asumirá formalmente el nuevo cargo y el miércoles dará a conocer sus primeras medidas económicas. Mientras lo decía, algunos de sus hombres de confianza se reunía en las oficinas porteñas del Frente Renovador de avenida Libertador 850, entre ellos, el titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), José Ignacio de Mendiguren; el subdirector del Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses, Lisandro Cleri; y el titular del Indec, Marco Lavagna.



ambito