https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Descontrol de fondos piqueteros: nueva crisis explosiva para Alberto

 La presión de Juan Grabois sobre el gobierno y el control de fondos es el problema más grave que tiene Alberto Fernández hoy, después de la inflación explosiva. Cristina Fernández acelera cambios. La peligrosa sociedad entre piqueteros oficiales y opositores. 

El mapa piquetero empieza a cristalizar otra crisis política con guerra por el control de cajas que el Gobierno no quiere dejar pasar. La calle que supo ser del peronismo ahora es cogobernada por organizaciones de izquierda y fuerzas de choque que cortan calles y pertenecen al Gobierno formalmente. Es el conflicto máximo, fuera de la economía, que hoy desestabiliza los pasillos de la Casa Rosada. 

“Moyano se corrió y le dejó todo a Máximo, no quiere más quilombos, aparte todos saben cómo roban todos”, dijo con calma a este diario un dirigente que camina la pobreza bonaerense hace décadas y conoce como pocos las mafias y costumbres de algunos dirigentes sociales. La frase remite a la pública información que Luis D´Elía publicara días atrás dando a entender que la corrupción de la familia Kirchner está intacta.

Luis D’Elía no sólo apoya este Gobierno y se enfrenta abiertamente a su mentora Cristina Fernández de Kirchner, sino que cree que “si esto sigue así, en diciembre Alberto es candidato”, según definió ante MDZ el líder de la Federación de Vivienda y Hábitat. Quienes lo conocen dicen que no inocentemente contó públicamente sobre la relación de Máximo Kirchner y licitaciones en Vaca Muerta. Sería parte de un acuerdo con Gerardo Martínez de la UOCRA constructora y el omnipresente gremio de los petroleros. Hay quienes sostienen que los tiros por elevación son para que la justicia investigue la corrupción kirchnerista hasta que logren negociar su rédito.

Cristina Fernández de Kirchner fue clara, como siempre, y definió su idea de sacarle todos los planes a los movimientos sociales para dárselos a los intendentes, quizás una forma educada de blanquear su interpretación de una futura derrota electoral que le permita refugiarse en el Conurbano bonaerense. Dato: estudios y sondeos de opinión indican que todavía Axel Kicillof le ganaría la provincia a Diego Santilli si las elecciones fueran hoy. Los números del ex ministro de Seguridad no crecen y las aspiraciones de Cristian Ritondo, Diego Valenzuela y Javier Iguacel no cesan.

Así entonces, Juan Grabois intenta posicionarse como el ganador de la revuelta de peces del Gobierno para hacerse de una posición dominante en las cajas y los planes. De hecho, firmó días atrás en una reunión privada un acuerdo con la cámara de Farmacias y Droguerías para blindar a todos los que cobran planes de su organización, de medicamentos con 90% a cargo del estado. Más movimientos sociales con más injerencia y mayor liquidez: en este caso serían 2.000.000 de personas extras que sin trabajar tengan medicamentos prácticamente gratis. Se espera una fuerte respuesta de las empresas de salud que les cobran con aumento casi mensual a sus clientes para tener descuento en remedios que rara vez llega al 30%.

Grabois hoy está enojado porque siente que le congelaron los fondos, que no son justos con él y que el conflicto recién empieza, amenaza en irse en público y en privado, y su sintonía con Cristina Fernández de Kirchner está intacta. ¿De qué fondos habla Grabois?

El Fondo de Integración Socio Urbana, más conocido como FISU, lo maneja una de las muchas manos de Grabois, Fernanda Miño. Básicamente son $ 70.000.000.000 que, si se logra crear la cuenta única que propone Silvina Batakis, Grabois dejaría de manejar. Hasta ahora Grabois es dueño de esos fondos a la hora de repartirlos en municipios donde hay problemas de infraestructura.

La vendetta por la administración de los fondos piqueteros llega a lo electoral: hay información concreta sobre la intención de Emilio Pérsico de lograr los papeles para presentar candidato a gobernador bonaerense el año que viene. “No voy a ganar, pero con cinco puntos, Axel pierde”, se escuchó decir. Un clásico de traiciones que no son novedosas, Néstor Kirchner perdió la provincia en 2009 contra Francisco De Narváez gracias a la colectora que obtuvo los 4.6 puntos de Martín Sabbatella y Graciela Iturraspe, dirigente de ATE de Mar del Plata. Cristina nunca olvidó ese gesto del frepasista de Morón.

Al unísono se sostiene que hoy el mejor posicionado en término de cantidad de planes y dinero es Fernando “El Chino” Navarro, otrora discutidor de la injusticia social y crítico acérrimo público y privado de Alberto Fernández. También un gran generador serial de cafés a periodistas buscando apaciguar las críticas e investigaciones. Quienes no lo quieren sostienen que los problemas en esta guerra de denuncias vendrían si se auditan sus formas de financiar la campaña de Alberto Fernández presidente y las inversiones llevadas a cabo con Jorge “El Topo” Devoto, quien es por estos tiempos uno de los sostén emocionales y financieros de parte de este Gobierno.

Pedro Paulin