https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Denuncia del alumnado Universidad de Córdoba: Desidia y despilfarro en una facultad ultra K

 Los propios alumnos de la facultad de Filosofía y Humanidades de la reconocida casa de estudios aseguraron que la conducción, de tinte kirchnerista, dejó venir abajo la infraestructura del lugar. “Hay lugares en los que directamente no hay piso y hay que pasar por encima de una tabla”, aseguraron.


Alumnos de la facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Córdoba denunciaron en las últimas horas serias irregularidades respecto a la conducción que la decana Flavia Andrea Dezzutto y el vicedecano Andrés Sebastián Muñoz, ambos militantes del kirchnerismo, estarían llevando adelante en la casa de estudios.

La facultad, que tiene sede en el Pabellón Residencial de la Ciudad Universitaria de Córdoba, se encuentra en el ojo de la tormenta luego de que numerosos alumnos alertaran sobre la falta de inversión en infraestructura y el supuesto desvío de fondos hacia licitaciones de insólita relevancia.

“La facultad de Filosofía y Humanidades es prácticamente la única que no crece en toda la universidad. Según Dezzutto, esto se debe a que la conducción de la universidad es de otro palo político, pero lo cierto es que vemos que la plata la gastan en otras cosas”, aseguraron los alumnos.

De acuerdo a la denuncia, previo a la pandemia se lanzó el plan quinquenal, según el cual cada facultad presenta proyectos de inversión que son financiados por la universidad. “A pesar de tener esta herramienta, la conducción de los militantes de La Cámpora no refaccionó prácticamente nada. Hay un edificio histórico que se está cayendo a pedazos y gastan plata en ropa para los no docentes”, explicaron.

En efecto, las imágenes suministradas por los propios alumnos muestran una situación lamentable. Aulas venidas abajo, espacios en los que directamente se ha caído el techo y hasta en el espacio destinado a la fotocopiadora se derrumbó el suelo y se le puso una tabla para pasar por encima, con graves riesgos para los alumnos.

En este contexto, la conducción kirchnerista aprobó una cuantiosa suma de dinero para renovar la indumentaria de los no docentes, muchos de los cuales no se presentaron a trabajar durante dos años desde el inicio de la pandemia por coronavirus: Se le pagó 1.5 millones a la marca Dinosaurio SA, 32 mil pesos a Equss, 112 mil a Two Heads SA, 32 mil a Modas Kim, 144 mil a Nevermind, 128 mil a Le Utthe, y la lista sigue. Mientras tanto, los edificios continúan viniéndose abajo y los alumnos temen por su integridad física.

“La solución que, una y otra vez, propone el kirchnerismo es volver a pintar las paredes. Parece una broma. Ellos manejan el centro de estudiantes, la fotocopiadora, el buffet, todos espacios que están prácticamente para ser demolidos, luego de años de desidia”, aseguraron, indignados, los alumnos de la casa de estudios. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)