https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cambio de Gabinete: una apuesta política decisiva con Massa y un nuevo diseño del esquema de poder

 Luego de días de versiones intensas, y como resultado de fuertes presiones internas y difíciles negociaciones, Alberto Fernández puso en marcha un cambio de gabinete que muestra un nuevo diseño de poder y una apuesta quizá definitiva a contener la crisis con vistas al 2023. Sergio Massa se hará cargo de casi toda el área económica, el Presidente pierde otros funcionarios propios -el más valioso en su esquema, Gustavo Beliz- y Cristina Fernández de Kirchner, sin mostrarse, confirma su lugar decisivo en el frente oficialista.

El esquema se pondrá en marcha en los próximas horas. Ya se conocieron las renuncias y desplazamientos para hacerlo. Y a principios de la semana que viene, Diputados se reunirá para aceptar la renuncia de Massa a la presidencia del cuerpo y designar en su lugar a Cecilia Moreau. Junto por el Cambio ya adelantó que no opondrá reparo alguno: es un cargo que le corresponde tradicionalmente al oficialismo y que se ubica en la línea de sucesión presidencial.

Massa tendrá a su cargo un ministerio que reúne a tres carteras actuales: Economía, Producción y Agricultura. Eso precipitó la salida de Silvina Batakis, a tres semanas de asumir y luego de las entrevistas en Washington con el FMI, el Tesoro e inversionistas. Produjo el paso al costado de Daniel Scioili, que luego de un mes y medio volverá a la embajada argentina en Brasil. Y también precipitó la renuncia de Julián Domínguez.

A pesar de que este cambio fuerte venía siendo objeto de reuniones y contactos, algunos difíciles, entre el Presidente, la vice y Massa, la definición produjo movimientos que mostraron improvisación. Batakis se enteró al concluir su viaje a Washington y finalmente pasa al Banco Nación. El titular de la entidad, Eduardo Hecker, fue informado de su final en el cargo cuando encabezaba un acto oficial en Catamarca.

Los cambios producidos ahora son casi los mismos que circulaban en las horas posteriores a la renuncia de Martín Guzmán. En ese momento fueron descartados, pero la agudización de la crisis en las semanas siguientes repuso la discusión interna.

A las extendidas presiones de Cristina Kirchner y el juego de Massa, se agregó el reclamo directo de la mayoría de los gobernadores peronistas, cada vez más preocupados por los efectos de la crisis económica en sus planes electorales. También desde la CGT y algunos movimientos sociales partieron pedidos de medidas urgentes al Alberto Fernández.

El Presidente enfrenta así una reestructuración de gabinete que agrega el nombre de Beliz a la lista de funcionarios de su entorno que abandonaron los cargos a raíz del desgaste interno y de gestión: Marcela Losardo, Felipe Solá, Nicolás Trotta, Martín Guzmán y Matías Kulfas, entre otros.