https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cae la liquidación del campo y el BCRA sigue vendiendo dólares: ¿se podrá revertir el impacto en las reservas?

 A los elevados gastos en energía y la mayor demanda de dólar ahorro, se suma una nueva variable que afecta la acumulación de reservas del BCRA


Este miércoles, el Banco Central (BCRA) vendió u$s90 millones y suma así poco más de u$s580 millones de pérdidas en el mercado de cambios en lo que va de julio. Y, tal como advierte Eliana Scialabba, directora Ejecutiva del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI (CEEAXXI) a iProfesional, "es bastante grave la situación, dado que es el momento en el que debería estar acumulando más reservas por la liquidación del agro".

El gran problema es que, si bien la liquidación del campo en los primeros 6 meses del año fue un 15% superior a la del mismo período del 2021, esa tendencia se está desacelerando en los últimos días.

Preocupa al BCRA la menor liquidación de dólares del campo.
Preocupa al BCRA la menor liquidación de dólares del campo.

Menos dólares del agro, un grave problema 

Según Milagros Suardi, economista de EcoGo, "se ve una importante reducción de la oferta de moneda estadounidense por parte de los oferentes del agro, que pasó de u$s205 millones a u$s100 millones diarios promedio en la última semana".  Señala que esto se da por el alza de la incertidumbre, tras los repentinos cambios en el Gabinete.

Así, según describe el economista de Ecolatina Juan Pablo Albornoz, "en los primeros 3 días de julio, las liquidaciones del agro cayeron un 43% respecto del promedio diario de la última semana de junio". Y explica que esto se debe a que los exportadores tienen 5 días para liquidar las divisas, pero, dada la turbulencia financiera y las expectativas de un salto cambiario que se reavivaron en el último tiempo, están demorando transitoriamente ese proceso.

De alguna manera, su visión coincide con la mirada de Scialabba cuando apunta que "las reservas arrancaron julio con una fuerte caída, principalmente por la inestabilidad económica y financiera que se agravó por la salida del Ministro Guzmán".

Un elemento que se suma a esa merma preocupante de los últimos días en el ingreso de dólares es la caída del precio internacional de la soja, que bajó a alrededor de u$s580 la tonelada y la expectativa es que siga descendiendo en los próximos meses. Eso –según advierten los analistas-, obliga al Gobierno a recalcular las expectativas de la cosecha récord para este año.

La gente cobró el aguinaldo y aumenta la compra de dólar ahorro.
La gente cobró el aguinaldo y aumenta la compra de dólar ahorro.

Más compra de dólar ahorro y pagos de energía

El gran problema es que esa merma en la oferta de dólares del campo viene acompañada de un salto en la demanda por estos días, ya que subió la compra de dólar ahorro, impulsada por el comienzo de un nuevo mes y el pago de aguinaldo.

El economista Federico Glustein apunta al respecto que "el efecto de mercado tras el recambio ministerial generó alta incertidumbre, lo que provocó una mayor presión sobre el dólar" y eso desembocó en una mayor demanda.

Y, como viene sucediendo desde mayo, Albornoz marca que un gran problema siguen siendo los pagos de energía. Sucede que sigue presionando la demanda de dólares para importación de energía, que se mantiene elevada y este miércoles absorbió nada menos que u$s100 millones.

"La demanda energética representa una pérdida de u$s100 millones diarias, por lo que el BCRA arranca con una negativa alta cada jornada, que en un escenario de cosecha fuerte, se compensa, pero cuando se acabó la gruesa, es difícil de enfrentar", detalla Glustein.

Las medidas que tomó Pesce a fin de junio le permitieron comprar reservas pero ahora se siente el rebote.
Las medidas que tomó Pesce a fin de junio le permitieron comprar reservas pero ahora se siente el rebote.

Reservas sufren el efecto búmeran de las medidas de junio

Los anteriores son los elementos principales que explican la mala performance del BCRA en estas ruedas de julio. Y se le suma lo que muchos analistas llaman "efecto búmeran". ¿Cómo es esto? Recordemos que el último día de junio compró u$s536 millones y cerró el mes con adquisiciones por u$s950 millones y lo logró, pese a que venía perdiendo cerca de u$s600 millones, gracias a que aplicó un refuerzo al cepo a las importaciones.

Esos cambios se implementaron un lunes a la mañana, justo una hora antes de que abriera el mercado y, como requerían toda una logística adaptación por parte de las entidades financieras, durante tres días se trabaron todas las compras al exterior.

Ahora, una vez que se normalizó el sistema, muchos de los operadores que no pudieron concretar compras en esos últimos días de junio apuran importaciones en busca de recomponer su stock.

El mercado se pregunta qué pasará con la acumulación de reservas del mes.
El mercado se pregunta qué pasará con la acumulación de reservas del mes.

Dólar: ¿podrá revertir la sangría en julio el BCRA?

La gran pregunta ante este escenario es si se podrá revertir esta tendencia como se logró hacer el mes pasado, cuando todos los pronósticos eran negativos respecto del saldo que tendría el Central a fin de mes y logró revertirlo.

Scialabba opina que lo más probable es "que se mantenga durante el mes esta tendencia, dado que no pueden continuar restringiendo importaciones sin que se resienta aún más la actividad económica". Por su parte, Glustein coincide con esa mirada al asegurar que "es probable que continúe así un tiempo, sobre todo hasta que pase el invierno y la época en la que la demanda energética se mantiene elevada".

El gran problema es que, tal como advierte Scialabba, "si esta situación no se revierte, en el horizonte no muy lejano es probable que el Gobierno deba adoptar un cepo aún más duro". Esto es difícil de imaginar. ¿Cómo podrían ser esas trabas aun mayores para el acceso al dólar? Pues no descarta la posibilidad de que se elimine en algún momento la posibilidad de comprar dólar ahorro.

Sin embargo, considera que "en el mientras tanto, el BCRA seguirá incrementando la tasa de interés, aunque siempre en niveles reales negativos" y administrando las restricciones actuales con refuerzos temporales o cambios que generen demoras en importaciones, como lo viene haciendo hasta ahora.



iprofesional