https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Antes de un fallo en su contra, Cristina Kirchner aceptó ser investigada en “la ruta del dinero K”

 

La Cámara Federal preparaba una sentencia que aludía a la “empresas criminal” hilo conductor de sus causas, pero la vicepresidenta desistió de una apelación y evitó esa resolución

Antes de recibir el impacto de una sentencia negativa que preparaba la Cámara Federal, que aludía a una “empresa criminal” como hilo conductor de las causas que enfrenta, la vicepresidenta Cristina Kirchner retiró la apelación de un fallo en su contra del juez federal Sebastián Casanello, que había rechazado sobreseerla en el caso por el que Lázaro Báez fue condenado a 12 años de cárcel por lavado de dinero.


La decisión de desistir de la apelación ocurrió luego de que LA NACION revelara que la Cámara Federal estaba elaborando una sentencia en la que daba lineamientos para mirar en conjunto cuatro causas contra Cristina Kirchner: el direccionamiento de obras de Vialidad Nacional –que está a próxima a tener un veredicto en el juicio oral–, los casos Hotesur y Los Sauces –sobreseídos y en revisión–, los cuadernos de las coimas –donde exfuncionarios admitieron cobrar sobornos– y “la ruta del dinero K”.



LA ECONOMÍA ACELERA HACIA EL OJO DEL HURACÁN

El juez de la Cámara Federal Mariano Llorens preparaba un voto en este sentido y había sido convocado a votar el juez Pablo Bertuzzi, dado que el colega de la sala Eduardo Farah había votado en favor del recurso de la vicepresidenta. Así las cosas, el abogado de Cristina Kirchner, Alberto Beraldi, desistió del recurso que había motivado esa actividad de la Cámara Federal.


Mariano Llorens

El 22 de abril, Casanello rechazó el pedido de Cristina Kirchner para ser sobreseída en la causa por “la ruta del dinero K”. El juez había considerado que la línea de investigación no está agotada y que todavía hay medidas de prueba en curso que deben ser terminadas para resolver.


Cristina Kirchner había pedido su sobreseimiento en esta causa hace dos semanas. Los dos organismos querellantes, la UIF y la AFIP, respondieron al juez que no debían continuar ni ordenarse más medidas de prueba para resolver su situación. El fiscal Guillermo Marijuan, en cambio, se opuso al sobreseimiento de Cristina Kirchner, y a partir de su dictamen, la vicepresidenta volvió a insistir con ser sobreseída, mediante otro escrito el que consideró que se llevaba adelante una “grosera excursión de pesca”.


“No considero correcto, como director del proceso penal, mutilar vías de investigación abiertas. Si en su momento se consideraron útiles y pertinentes, no hay una razón válida para revisar hoy –por el mero paso del tiempo– ese criterio. Por eso, insistiré y esperaré sus resultados”, respondió Casanello en su fallo.


En la causa principal, Lázaro Báez fue condenado junto con sus hijos por lavado de dinero. La hipótesis de la fiscalía es que Cristina Kirchner está relacionada con esa fortuna y debe ser investigada a partir de expresiones del arrepentido Leonardo Fariña. Casanello indagó a Cristina Kirchner y dispuso que no hay mérito para procesarla ni sobreseerla.


El juez Eduardo Farah pidió volver a la Cámara Federal por el fallo de la Corte Suprema

Luego de una intervención anterior de la Cámara Federal, el juez dispuso medidas como las declaraciones testimoniales de empleados y gerentes del Banco de Santa Cruz, que trabajaron con Lázaro Báez. También hay un entrecruzamiento de llamadas en curso sobre los teléfonos cercanos a Cristina Kirchner y Báez.


Tras ese fallo de Casanello de abril contra el sobreseimiento, Beraldi apeló a la Cámara Federal que preparaba un duro revés con los votos de Llorens y Bertuzzi –que había sido convocado a desempatar–. En ese marco, la defensa de Cristina Kirchner prefirió desistir del recurso y evitó el costo de una sentencia adversa.



LOS NÚMEROS QUE MIRA MAURICIO MACRI PARA EVALUAR UNA CANDIDATURA EN 2023

Ante esa novedad, el juez Farah, que preside la sala, dejó sin efecto la convocatoria al juez Bertuzzi, ya que no era necesario desempatar, y ahora deberá resolver. Desistida la apelación, es normal que ahora el asunto regrese al juzgado de primera instancia de Casanello para que siga adelante la investigación, con la continuación de las medidas de prueba.


Hernán Cappiello la nacion