https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Una familia demanda a Facebook y culpa a Instagram del trastorno alimentario de su hija

 Traducido Breitbart por TierraPura.org

La familia de una niña preadolescente alega que la aplicación Instagram de Facebook le provocó un trastorno alimentario, autolesiones y pensamientos suicidas, según una demanda presentada recientemente.

NBC News informa de que esta semana se ha presentado una demanda en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Norte de California por parte de una familia que culpa a Facebook (ahora conocida como Meta) y a su plataforma Instagram del trastorno alimentario, las autolesiones y los pensamientos suicidas de su hija.

La demanda cita los Facebook Papers, una filtración de documentos de investigación interna que muestran que la empresa era consciente de que Instagram estaba teniendo un efecto negativo sobre la imagen corporal y los problemas de salud mental de los jóvenes adolescentes, en particular de las chicas.

informó The Wall Street Journal:

“El 32% de las adolescentes dijo que cuando se sentían mal con su cuerpo, Instagram las hacía sentir peor”, dijeron los investigadores en una presentación de diapositivas de marzo de 2020 publicada en el tablero de mensajes internos de Facebook, revisada por The Wall Street Journal. “Las comparaciones en Instagram pueden cambiar la forma en que las jóvenes se ven y se describen a sí mismas”.

“Hacemos que los problemas de imagen corporal empeoren para una de cada tres chicas adolescentes”, decía una diapositiva de 2019, que resumía la investigación sobre las chicas adolescentes que experimentan estos problemas.

“Los adolescentes culpan a Instagram de los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión”, decía otra diapositiva. “Esta reacción no fue provocada y fue consistente en todos los grupos”.

El caso fue presentado en nombre de Alexis Spence, quien creó su cuenta de Instagram por primera vez a los 11 años sin el permiso de sus padres, violando el requisito de edad mínima de la plataforma, que es de 13 años. La demanda afirma que el algoritmo de Instagram dirigió a Spence a una cámara de eco que glorificaba la anorexia y la autolesión y promovía su adicción.

La demanda fue presentada por el Social Media Victims Law Center, un grupo con sede en Seattle que defiende a las familias de los adolescentes perjudicados por las redes sociales. Spence, que ahora tiene 19 años, ha sido hospitalizada anteriormente por depresión, ansiedad y anorexia y “lucha por mantenerse en recuperación todos los días” como resultado de “los contenidos y características perjudiciales que Instagram promovió y le proporcionó implacablemente en su esfuerzo por aumentar la participación”, según la demanda.

Matthew P. Bergman, que representa a Spence y a su familia, comentó: “Si nos fijamos en la extensa investigación que [Meta] realizó, sabían exactamente lo que estaban haciendo a los niños, y siguieron haciéndolo. Me gustaría poder decir que el caso de Alexis es aberrante. No lo es. La única aberración es que sobrevivió”.

Bergman también representa a Tammy Rodríguez, una mujer de Enfield, Connecticut, que presentó una demanda contra Facebook (ahora Meta) y Snap en enero por la supuesta contribución de las empresas al suicidio de su hija de 11 años el verano pasado.


tierrapura