https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los efectos secundarios de las vacunas de COVID son como una “bomba nuclear”, según el patólogo Ryan Cole

 Cole calificó el impulso de vacunar a mujeres y niños -que considera irresponsable- como "actos criminales que se están perpetrando contra la humanidad".


Traducido de Lifesitenews.com por Tierra Pura.org

Un patólogo estadounidense afirma que los posibles efectos secundarios de las vacunas del COVID eran como una “bomba nuclear”, debido a la tecnología de la “plataforma de nanopartículas de lípidos” que “nunca ha sido probada antes”.

El Dr. Ryan Cole se sentó con Bright Light News durante la Conferencia del Consejo Mundial para la Salud Better Way el 4 de junio y dio su opinión médica sobre los peligros que ha presenciado a raíz del lanzamiento de la vacuna de COVID.

“Todo el mundo oye hablar de la miocarditis”, dijo. “Lo que no oyen es que una nanopartícula lipídica más una secuencia genética modificada es una bomba nuclear”.

“No es sólo que esta vacuna de COVID sea peligrosa para la gente, es esta plataforma de nanopartícula lipídica más secuencia genética que nunca se ha probado antes”.

El patólogo comparó la plataforma de nanopartículas lipídicas con “el ajo, una vez que lo metes en el brazo va a cualquier parte del cuerpo”. Por ello, “puede dañar el cerebro”, añadió.

Según Cole, las nanopartículas lipídicas “se diseñaron originalmente para llevar la quimioterapia o los posibles agentes genéticos al cerebro”.

“¿Dónde no quieres que se replique una toxina?”, preguntó. “En tu cerebro”.

También dijo que esto ha llevado a una “supresión inmunológica”, que según él se evidencia en un aumento de “las tasas de cáncer debido a esa supresión inmunológica.”

“Estamos viendo muertes por esta vacuna a un ritmo superior al de cualquier producto médico utilizado antes en la humanidad”, declaró. Calificó el lanzamiento de la vacuna COVID como “el mayor experimento sobre la humanidad jamás realizado, sin conocer los resultados a largo plazo”.

Al Dr. Cole le preocupa especialmente el mecanismo de la proteína del pico de las inyecciones de ARNm, que se ha relacionado con coágulos de sangre, daños cardíacos y cerebrales, y riesgos potenciales para los bebés lactantes y la fertilidad.

Además afirmó que la inyección se está utilizando “para un virus que ya no existe”. Con ello se refería al virus “Wuhan”, la supuesta variante original de COVID.

“Wuhan ya no existe; Omicron está aquí”, dijo. “Las vacunas son ahora todo riesgo, ningún beneficio”.

Por lo tanto asegura que, “las vacunas… contra los coronavirus nunca han funcionado”.

A Cole le preocupa que las vacunas provoquen “daños permanentes en los órganos de las personas”. También le preocupa el daño que la vacuna podría causar a los niños y a la fertilidad de las mujeres.

“Los niños se están poniendo esta aguja con este gen en el brazo…”, dijo Cole.

“Inyección equivocada, proteína equivocada, virus equivocado…”, continuó.

“Ni siquiera sabemos dónde va a caer, [pero] sí sabemos que va a sus ovarios”.

“Nunca fue seguro en el embarazo”, añadió. “Nunca se utiliza una modalidad de terapia experimental en mujeres hasta que se demuestre que es segura”.

“Estas [vacunas] nunca fueron seguras en el embarazo, y nunca lo serán”.

Cole calificó de “actos criminales que se están perpetrando contra la humanidad” el impulso de vacunar a mujeres y niños, que considera irresponsable.