https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dólar blue: las causas detrás de la baja y qué es lo que vendrá

 

Junio suele ser un mes en el que el dólar blue baja de precio. Cuáles son las causas y qué puede pasar según los analistas en los próximos días.


Con la llegada del pago del aguinaldo a los trabajadores y de grandes vencimientos impositivos, junio suele ser un mes en el que el dólar blue baja de precio. Se debe a que las empresas liquidan billetes en el mercado para hacer frente a esas obligaciones. También se suman las fuertes liquidaciones del agro por exportaciones.

Sin embargo, también ese dinero en la calle pasa a volcarse en parte al dólar informal. Y esto le empieza a meter presión al segundo semestre del año. Para los analistas, la marcha del billetes en el mercado paralelo irá en ese rumbo.

En el arranque de la segunda semana de junio, el dólar blue cotiza a $205. En tanto, el MEP opera a $207,44 y el contado con liquidación (CCL), a $209,21. Se trata de valores cercanos a los que se registraban a comienzos de este año.

Dólar blue: el pronóstico de los analistas

“Junio es un mes particular. En los primeros días del mes las empresas pueden necesitar de más pesos para hacer frente al aguinaldo, mientras que la quincena posterior los empleados pueden tener un mayor excedente para comprar dólares. A veces hay un desequilibrio en ese momento. Pero la realidad es que hoy, más que ese punto, estamos viendo que el movimiento del dólar no puede demorarse más”, consideró el economista Christian Buteler, según cita el diario La Nación.

“A nuestro juicio, el dólar blue debería estar cotizando entre $225 y $230. Hoy lo hace por debajo de los $210 porque no hay pesos suficientes ante la demanda que hay para pagar impuestos”, agregó el analista financiero Salvador di Stefano.

El factor clave para el dólar es la inflación. “No es sostenible en el tiempo un dólar estable con una inflación del 5% o 6% mensual. El blue debería moverse más rápido, por lo menos siguiendo el ritmo de los otros precios de la economía. Cuanto más tiempo esté sin hacerlo, menor es el plazo que le queda para empezar a moverse. No creo que haya un salto, pero sí que gane ritmo”, consideró Buteler.

Cabe remarcar que el dólar informal cotizaba a principios de año por encima de los $220. Tras el acuerdo por la deuda con el FMI, el precio bajó y hasta ahora mantiene cierta estabilidad. Pero las proyecciones oficiales sobre una baja de la inflación no se están cumpliendo, e impacta sobre el valor de la divisa.

El director de C&T Asesores Económicos, Camilo Tiscornia, señaló que el pago de aguinaldos da una tregua en el mercado cambiario. No obstante, las miradas ya están puestas en el segundo semestre. Para el economista, por el tamaño del déficit fiscal y la emisión monetaria que podría avecinarse, los tipos de cambio libre acumularían presiones que la los llevarían al alza.

“A medida que esos factores entran en juego, las brechas se irán ampliando. A eso se le suma la acumulación de reservas del Banco Central (BCRA) y el hecho de que no pueden intervenir los dólares financieros, algo que sí ocurrió el año pasado, cuando todavía no influía el acuerdo con el Fondo. La evolución de las reservas es un indicador para seguir de cerca y no viene muy bien. Estamos en una estación bastante riesgosa, llama la atención que no haya más presión ahora. Influyen el pago de Ganancias de las empresas, el aguinaldo. Pero estamos en un contexto donde la presión debería ir en aumento”, argumentó.

Otra pista de lo que podría ocurrir en las próximas semanas se encuentra al observar la correlación entre la evolución de la base monetaria ampliada (M3 privado) y el dólar contado con liquidación. De acuerdo con datos de Portfolio Personal de Inversores (PPI), hoy la primera variable supera el 23,8% al tipo de cambio financiero.

“En otras palabras, hay muchos pesos para este nivel de CCL. El dólar financiero (promedio mensual) nunca estuvo tan desviado (subvaluado) de su tendencia desde diciembre 2019 como en los últimos tres meses. Es inobjetable que, bajo cualquier métrica, el CCL tiene una tendencia alcista”, observaron. Los dólares libres suelen seguir el mismo recorrido. Por ende, si el contado con liqui empieza un ascenso, probablemente el MEP y el blue lo acompañen.



ambito