https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Cómo reclutar trabajadores en la era híbrida?

 

La nueva normalidad empujó a varias compañías a cambios permanentes hacia una fuerza laboral remota o híbrida alrededor del mundo. En este marco, Adecco Argentina explica cómo atraer talentos bajo esta modalidad.


Una realidad que llegó para quedarse es el trabajo híbrido. Hoy por hoy las empresas ya están acomodadas a este formato de trabajo y tanto empleadores como empleados entienden que las ventajas superan a las desventajas. Las estadísticas hablan por sí solas, según las últimas encuestas realizadas alrededor del mundo, una abrumadora mayoría revela que han sido más productivos (51%) o igual de productivos (44%) trabajando desde casa.

Hay varios factores que se deben tener en cuenta y que ya se han mencionado: estrategias en torno a la importancia de crear culturas empresariales remotas saludables, medir la productividad de los trabajadores remotos y las mejores prácticas generales con respecto a la gestión de los teletrabajadores. Pero ¿cuál es la base para una gestión de trabajo remoto o híbrido exitosa? 

Adecco Argentina, filial de la empresa líder mundial en consultoría integral de Recursos Humanos, presenta una serie de consejos para atraer talentos a la hora de trabajar de esta manera. 

  • Utilizar palabras clave adecuadas: Se debe dejar en claro en la descripción del trabajo que la oferta implica una posición remota o híbrida. Esto ayuda a los solicitantes a comprender qué tipo de rol es y permite que la oferta de trabajo aparezca en los resultados de personas que buscan este tipo de puestos. 


  • Definir qué es remoto: Es conveniente aclarar si la empresa trabajará siempre así, si en algún momento piensan volver a la oficina, si utilizan un modelo híbrido y si estarían dispuestos a respetar la elección del trabajador en el caso de que haya cambios a futuro. 


  • Definir qué es flexibilidad: Es común que muchos trabajos remotos incluyan un cierto nivel de flexibilidad en lo que respecta a las horas de trabajo. Sin embargo, eso no siempre significa que el personal pueda trabajar las horas que desee. Es mejor indicar en la descripción del empleo si el empleado debe estar “activo” por determinadas horas o si debe responder a cierto programa o aplicación en el día a día. 


  • Especificar la locación a la hora de reclutar: Es importante aclarar desde dónde se está haciendo la búsqueda, para que el proceso resulte más fácil y nadie pierda tiempo. El trabajador luego puede elegir desde donde trabaja (si la empresa lo permite), pero en principio para comenzar a trabajar es común que deba completar algunos requisitos en el mismo lugar de la compañía. 


  • Aclarar desde dónde se puede trabajar: El trabajo puede requerir ciertos requisitos específicos más allá de la ciudad o comunidad y esto se debe dejar en claro. Por ejemplo, en el caso de manejar información confidencial es posible que la empresa no desee que el personal inicie sesión en los servidores de la compañía desde una conexión Wi-Fi pública. O en el caso de que surjan reuniones con clientes o proveedores y deban ser presenciales, el personal debe estar disponible para eso. 


  • Describir los requisitos esenciales: Más allá de que el trabajo remoto conectó a muchos trabajadores y empresas, por ejemplo, es esencial la documentación legal que el trabajador debe tener para trabajar en ese lugar. Además, si la empresa espera que el empleado cuente con su propio equipo de trabajo se debe explicitar y en el caso que los costos de servicios de internet o luz corran por cuenta de la compañía también se debe especificar.


  • Indicar plataformas preferidas o requeridas: Para un trabajo remoto exitoso es fundamental la comunicación, es por esto que es importante dejar en claro en la descripción del empleo las plataformas de comunicación y colaboración específicas que utiliza la empresa para asegurarse de que los candidatos tienen experiencia en ellas.


  • Aclarar frecuencia y modo de reuniones: En algunas empresas puede ocurrir que sean flexibles para el trabajo del día a día pero que luego tengan algunas reuniones obligatorias para todo el personal a lo largo del año. También es posible que aún se requieran reuniones específicas con clientes o de equipo en algunos casos. Estas reuniones obligatorias también deben constar en la descripción o comunicarse en las entrevistas.