https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Científicos desenterraron en el Kirguistán del siglo XIV el origen de la mortífera Peste Negra

 Una nueva investigación confirmó que la peste bubónica o “Peste Negra”, considerada la plaga más mortífera en la historia de la humanidad, puede rastrear sus orígenes hasta el año 1338, cuando surgió en lo que hoy es Kirguistán.

La peste, causada por la bacteria Yersinia pestis, fue la causa de algunas de las pandemias más mortíferas del mundo, incluida la peste de Justiniano, la peste negra y las principales epidemias que arrasaron China a fines del siglo XIX.

Los investigadores dicen que la enfermedad se extendió por el Mediterráneo a través de barcos mercantes antes de provocar la epidemia de “muerte negra”, que en tan solo 8 años mató a uno 200 millones de personas, cerca del 60% de la población europea, de Oriente Medio y de África del norte.

Se cree que la enfermedad llegó al Reino Unido en 1348 en un barco que zarpó en Francia y desembarcó en el puerto inglés de Dorset antes de extenderse rápidamente por todo el país. Mató a la mitad de las personas en Londres en 18 meses, con cuerpos apilados de cinco en cinco en fosas comunes.

En tan solo 8 años la Peste Negra mató a uno 200 millones de personas, cerca del 60% de la población europea, de Oriente Medio y de África del norte.
© Proporcionado por PerfilEn tan solo 8 años la Peste Negra mató a uno 200 millones de personas, cerca del 60% de la población europea, de Oriente Medio y de África del norte.

Qué es la peste bubónica y por qué desató la preocupación en plena pandemia

La enfermedad, que se cree que proviene de pulgas que se alimentaron de ratas infectadas antes de morder a los humanos y transmitirles la bacteria, se propagó desde Europa a lo largo de los siglos XIV y XIX.

El equipo de investigación de la Universidad de Stirling de Escocia, el Instituto Max Planck de Alemania y la Universidad de Tubingen analizó el ADN antiguo (aDNA) tomado de los dientes de los esqueletos descubiertos en los cementerios en la región de Tian Shan, de Kirguistán.

Los científicos se sintieron atraídos por estos sitios después de identificar un gran aumento en la cantidad de entierros en las cercanías del lago Issyk Kul, en 1338 y 1339, según el historiador Philip Slavin, de la Universidad de Stirling, quien ayudó a hacer el descubrimiento.

"Siempre estuve fascinado por la peste negra, y uno de mis sueños era resolver el misterio de sus orígenes", explicó Slavin, especialista de catástrofes.

Parte de su trabajo consistió en estudiar los diarios históricos de las excavaciones originales para hacer coincidir los esqueletos individuales con sus lápidas, traduciendo cuidadosamente las inscripciones, que estaban escritas en lengua siríaca.

Los científicos se sintieron atraídos por estos sitios después de identificar un gran aumento en la cantidad de entierros en las cercanías del lago Issyk Kul, en 1338 y 1339.
© Proporcionado por PerfilLos científicos se sintieron atraídos por estos sitios después de identificar un gran aumento en la cantidad de entierros en las cercanías del lago Issyk Kul, en 1338 y 1339.

¿Epidemia en ciernes? 15 cosas que sabemos hasta ahora sobre el brote de viruela del mono

Los habitantes de esa zona eran comunidades cristianas, muy diversas étnicamente (mongoles, uigures...), que comerciaban a larga distancia, según indican objetos funerarios hallados e la región: perlas del Pacífico, corales del Mediterráneo, vestidos de seda...

"Vivían en el corazón de las rutas de la seda, seguramente viajaron mucho, lo que contribuyó a la expansión de la epidemia a través del Mar Negro", añadió Slavin.

La secuenciación, que determina la estructura del ADN, mostró que tres de 30 esqueletos hallados en los cementerios portaban Yersinia pestis, una bacteria que está relacionada con el comienzo del brote de la peste negra antes de que llegara a Europa.

"La pulpa dental es una pista apreciada, porque es una zona muy vascularizada que ofrece grandes probabilidades de detección de patógenos en la sangre", explicó Maria Spyrou, de la universidad alemana de Tubingen, otra autora del estudio.

"A pesar del riesgo de contaminación ambiental y sin garantía de que la bacteria hubiera podido ser preservada, pudimos secuenciar ADNa tomado de siete individuos desenterrados de dos de estos cementerios. Lo más emocionante es que encontramos un ADN de la bacteria de la peste en tres individuos", celebró la doctora Spyrou.

Los habitantes de esa zona eran comunidades cristianas, muy diversas étnicamente (mongoles, uigures...), que comerciaban a larga distancia, según indican objetos funerarios hallados e la región: perlas del Pacífico, corales del Mediterráneo, vestidos de seda..
© Proporcionado por PerfilLos habitantes de esa zona eran comunidades cristianas, muy diversas étnicamente (mongoles, uigures...), que comerciaban a larga distancia, según indican objetos funerarios hallados e la región: perlas del Pacífico, corales del Mediterráneo, vestidos de seda..

Desenterraron a la primera victima de la bacteria que causa la peste negra

“Descubrimos que las cepas antiguas de Kirguistán están posicionadas exactamente en el nodo de este evento de diversificación masiva”, agregó. “En otras palabras, encontramos la cepa de origen de la Peste Negra e incluso sabemos su fecha exacta”.

La científica explicó que la peste no es una enfermedad de los humanos, sino que su bacteria sobrevive dentro de las poblaciones de roedores salvajes de todo el mundo, en los llamados ‘reservorios de plagas’, según explicaron en el informe publicado en la revista Nature.

La antigua cepa de Asia Central que causó la epidemia de 1338-1339 alrededor del lago Issyk Kul debe haber venido de uno de esos reservorios, dijeron los investigadores, que encontraron que los roedores que viven actualmente en esa región de Tien Shan son portadores de una cepa de la bacteria muy cercana a las de las víctimas humanas de 1338-1339.

"Descubrimos que las cepas modernas más estrechamente relacionadas con la cepa antigua se encuentran hoy en día en los reservorios de plagas alrededor de las montañas Tian Shan, muy cerca de donde estaba la cepa antigua", dijo el coautor principal, el profesor Johannes Krause, del Instituto Max Planck. "Esto apunta a un origen del antepasado de la Peste Negra en Asia Central".

El equipo de investigación de la Universidad de Stirling de Escocia, el Instituto Max Planck de Alemania y la Universidad de Tubingen analizó el ADN antiguo (aDNA) tomado de los dientes de los esqueletos descubiertos en los cementerios en la región de Tian Shan, de Kirguistán.
© Proporcionado por PerfilEl equipo de investigación de la Universidad de Stirling de Escocia, el Instituto Max Planck de Alemania y la Universidad de Tubingen analizó el ADN antiguo (aDNA) tomado de los dientes de los esqueletos descubiertos en los cementerios en la región de Tian Shan, de Kirguistán.

El trágico final de Janet Parker, la última víctima mortal de la viruela en el mundo

"No solamente hemos hallado el ancestro de la muerte negra, sino también el de las cepas de peste que circulan actualmente por el mundo" añadió Krause.

Hasta ahora, decenas de investigadores habían asociado el inicio de la Peste Negra con una diversificación masiva de las cepas de plagas, el llamado “Big Bang” de la diversidad de plagas. Pero la fecha exacta de este evento nunca se pudo estimar con precisión, y se creía que ocurrió en algún momento entre los siglos X y XIV.

"Nuestro estudio pone fin a una de las preguntas más grandes y fascinantes de la historia y determina cuándo y dónde comenzó el asesino de humanos más notorio e infame", celebró Slavin.

Qué sabemos sobre la peste bubónica

– Hasta ahora, una de las pistas más mencionadas sobre los orígenes de la peste era China, pero ninguna prueba robusta permitía verficar esa teoría.

– La epidemia de peste negra llegó a Europa a través de la cuenca mediterránea, en 1346, transportada por barcos de mercancías desde el Mar Negro.

– En ocho años, de 1346 a 1354, la "muerte negra" mató a cerca del 60% de la población europea, de Oriente Medio y de África del norte.

– La epidemia desapareció y volvió a aparecer en oleadas, a lo largo de 500 años.

– La peste no ha podido ser erradicada por el momento: miles de personas contraen esta enfermedad, en particular en Asia central. En las montañas del Tien Shan las marmotas constituyen el principal reservorio animal de la enfermedad. Sin embargo, gracias a los antibióticos y al desarrollo de la higiene, la pandemia es un fenómeno limitado.


perfil