https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Se viene un segundo semestre complicado: inflación, reservas y crisis energética frenarán la recuperación

 La economía creció en el primer trimestre del año 6,1% interanual, pero varios factores frenarán la recuperación en los próximos meses

La aceleración de la inflación, el cumplimiento de la meta de acumulación de reservas con el FMI, y la crisis energética por el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania, es un combo por el cual a partir de la segunda mitad del año habrá un freno a la recuperación de la actividad económica.

La economía argentina creció en el primer trimestre del año 0,9% respecto al último trimestre de 2021, y acumuló una expansión de 6,1% en la variación interanual, según los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de marzo que informó el INDEC días atrás.

De acuerdo a las cifras oficiales, el EMAE registró en marzo un incremento de 4,8% interanual, aunque mostró una leve caída de 0,7% contra febrero. En el ministerio de Economía destacaron que "la actividad superó por noveno mes consecutivo el nivel pre-Covid de febrero de 2020 (+5,1%)".

A su vez, un relevamiento de la consultora de Orlando Ferreres difundido esta semana reflejó que la actividad económica en abril continuó recuperandose al evidenciar un avance de 0,5% en relación a marzo, un incremento de 3,8% interanual, y acumuló en el primer cuatrimestre un repunte de 3,6%.

Sin embargo, los analistas advierten que la recuperación de la economía muestra signos de agotamiento, y vaticinan que "entrará en un periodo de estancamiento" a partir del segundo semestre del año.

La economía acumuló en el primer cuatrimestre un aumento de 3,6% interanual, según la consultora Ferreres
La economía acumuló en el primer cuatrimestre un aumento de 3,6% interanual, según la consultora Ferreres

Economía argentina: preocupación por el segundo semestre

La economía argentina en 2021 creció 10,3% interanual con lo cual en realidad recuperó la caída de 9,9% que había registrado en 2020 por el impacto de la pandemia de Covid 19, lo que dejó un arrastre estadístico de 3% para 2022.

De acuerdo a las proyecciones de analistas, el Producto Bruto Interno (PBI) registrará este año una suba de entre 1,9 % y 4%, y por ende, alegan que no se trata de crecimiento genuino sino que es por el arrastre que dejó la economía en 2021.

Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, precisó a iProfesional que en la consultora proyectan que este año el PBI cierre con aumento de 1,9%, y sostuvo que a partir de ahora "la economía va a estar estancada".

"Va a depender mucho del invierno, si es muy frío o no, por la disponibilidad de energía. Eso va a ser lo que más puede complicar para el tercer trimestre", señaló.

El economista dijo que en Eco Go estiman que la economía en el tercer trimestre mostrará "una caída de 1% contra el segundo trimestre, y una retracción de 0,2% en la comparación interanual"

En sintonía, en EconViews proyectan "cierto estancamiento para el segundo trimestre, y una caída de 1,1% en el tercer trimestre, mostrando signos levemente mejores hacia fin de año".

"Seguimos sosteniendo que 2022 cerrará con un crecimiento económico de 3,5% como puro efecto arrastre".

Por su parte, Agustín Berasategui, economista de ACM prevé el segundo trimestre una contracción de 2,1% y para el tercero una caída de 0,6% en la serie desestacionalizada, y para todo el año un leve crecimiento de 2,5%".

En LCG pronostican "una desaceleración de la actividad hacia la segunda mitad del año, resultando en un crecimiento anual promedio de no más del 2% para 2022".

A su vez, Santiago Manoukian, economista de Ecolatina, indicó que calculan un "crecimiento del PBI para 2022 al 4%, de forma tal que romperíamos con la maldición de los años pares".

Para los economistas, la inflacionaria deteriorará el salario y el consumo y por ende la actividad
Para los economistas, la aceleración inflacionaria deteriorará el salario y el consumo y por ende la actividad

¿Qué factores limitan el crecimiento de la economía?

De cara al tercer trimestre, los economistas concuerdan que la crisis energética representa un desafío por los posibles cortes al sector productivo que pueden impactar en el nivel de actividad.

Al respecto, Manoukian dijo que "aún resta saber si el abastecimiento de energía será suficiente para evitar cortes de gas en el invierno, pudiendo afectar al entramado industria".

En EconViews explicaron que "las principales razones por las que creemos en un enfriamiento recaen en la escasez de dólares y sus efectos en las importaciones y la oferta, los ajustes tarifarios y los altos niveles inflacionarios que impactarán en los ingresos reales y el consumo".

Sobre los factores que afectan el crecimiento, Berasategui destacó "el impacto de la sequía en el agro, una mayor inestabilidad política, falta de dólares y la inflación".

La consultora Ferreres remarcó que "en cuanto a las perspectivas para los próximos meses no podemos ser optimistas".

"La inflación sigue carcomiendo los ingresos y la capacidad de consumo de las familias, y el gobierno no logra aplicar políticas económicas efectivas para enfrentar la escalada de precios, ni está logrando acumular reservas de dólares, y las metas acordadas con el FMI lucen ya de difícil cumplimiento", enumeró.

Además, la consultora prevé que "en los próximos meses podríamos ver mayores restricciones sobre las importaciones y tensiones en cuanto a la disponibilidad energética" por lo que "es natural anticipar que la actividad entrará en un período de estancamiento".

Por su parte, la consultora PxQ planteó que "el desafío actual es mantener el actual crecimiento y para eso el proceso enfrenta por lo menos tres restricciones"

"Por un lado, la aceleración de la inflación dificulta la recuperación del salario real. A su vez, la inestabilidad macroeconómica en general es negativa para la demanda de crédito. Sin crédito y sin recuperación del salario real el consumo se ve seriamente perjudicado", fundamentó la consultora y acotó que el esquema de control de cambios estricto afecta la capacidad de crecimiento de la economía.

En ese sentido, la consultora LCG precisó que "el consumo representa en promedio el 70% del PBI, con una inflación que se acelera y se mantiene elevada, dificilmente esta variable sea el motor de crecimiento durante 2022".

La meta de acumulación de reservas es otro factor que limita el crecimiento, según analistas
El riesgo de incumplimiento de la meta de acumulación de reservas con el FMI es otro factor que limita el crecimiento

Meta de reservas e importaciones

Los analistas afirman que una variable de gran importancia para el crecimiento de este año es la disponibilidad de dólares para financiar la demanda de importaciones.

En ese marco, advierten que la meta que establece el acuerdo con el FMI de acumular un aumento en las reservas netas internacionales de u$s5.800 millones conspira contra el nivel de importaciones y la producción, y por ende, contra la actividad.

La consultora FMyA calculó que "las reservas netas al 26 de mayo estaban cerca de u$s 4.000 millones y para cumplir la meta a junio deberían alcanzar u$s6.400 millones casi u$s 2.600 millones".

En ese marco, en FMyA juzgaron que es "difícil de cumplir" la meta de reservas por lo que asumen "que el BCRA endurecerá el cepo o pedirá un waiver antes de acelerar la tasa de devaluación del dólar oficial, dado que no baja la inflación", auguró.

Al respecto, Manoukian aseguró "que "la capacidad de seguir creciendo al actual ritmo dependerá fundamentalmente del nivel de reservas del BCRA", al alertar que "un mayor control de las importaciones limitaría la expansión del mercado interno vía una menor disponibilidad de insumos y bienes (en cantidad y variedad), afectando la actividad fabril, presionando sobre los precios o postergando la decisión de compra de los consumidores".

"Prevemos que el Gobierno se enfrentará al trade-off entre sostener el actual nivel de importaciones y, con ello, la reactivación, o cumplir con el compromiso asumido, no vemos que existan divisas para atender ambos frentes", comentó

Menescaldi coincidió que ante los mayores pagos por importaciones energética, sumado al creciente déficit de la cuenta de turismo internacional, y dado que el gobierno tiene que acumular reservas, "la cantidad de dólares disponibles para importar del resto de la economía se verá limitado".

"No hay la cantidad de dólares suficientes para crecer y recomponer reservas, las dos cosas a la vez no se puede, porque no tenes crédito, y eso limita el crecimiento"

En LCG tambien advierten que podría "jugar en contra (de la actividad) el manejo que sobre las importaciones deba hacer el BCRA para cumplir con el objetivo de acumular reservas".

"La meta de reservas implica actualizar el tipo de cambio a un nivel más rápido con el consecuente impacto negativo en los índices de precios y/o frenar la actividad para administrar la demanda de importaciones. Es lógico, el programa del FMI es de estabilización, no de crecimiento", subrayó.



iprofesional