https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Portugal y España ya han presentado a Bruselas una propuesta final para limitar los precios del gas y la luz

 

Con el último requisito ya cumplido, recta final para aprobar la 'excepción ibérica', topar el precio del gas en el mercado eléctrico ibérico. 


El último paso para que Europa apruebe el plan español para limitar el precio de la electricidad topando el gas de los ciclos combinados a 50 euros/MWh, ya se ha dado. Los Gobiernos de Portugal y España ya han presentado a la Comisión Europea la versión final del acuerdo para fijar un coste de referencia para el gas natural y, de esta forma, abaratar el precio medio mayorista de la electricidad.

Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez también lo ha confirmado y ha trasladado a Von der Leyen que esperan poder contar pronto con "el visto bueno preliminar" de la Comisión Europea para poner en marcha el plan en los próximos días.

Quedan atrás las especulaciones publicadas que aludían a que la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, culpaba a Portugal de que no aprobaba cómo España quería implantar la "excepcionalidad ibérica" del gas. 

Según adelanta el medio portugués Expresso.pt, los gobiernos de Portugal y España ya entregaron en Bruselas la versión final de su acuerdo para intervenir en el mercado eléctrico mayorista, al fijar un coste de referencia para el gas natural que se utiliza en los ciclos combinados.

La única diferencia es que "el diseño final de la medida se amplió en los últimos días para garantizar que no se produzca un reparto desproporcionado de los beneficios de este acuerdo entre los consumidores portugueses y españoles", asegura este medio portugués.

Sistema eléctrico

Y era necesario, según explicó la vicepresidenta tercera y ministra del ramo, Teresa Ribera, porque Bruselas no daba luz verde a las propuestas de España y Portugal pese al "acuerdo político", porque necesitaba ver el documento al detalle.

"Hay algunas diferencias en el tipo de tarifas, los actores y las preocupaciones que pueda tener Portugal y que puedan tener los consumidores españoles", decía Ribera durante su participación este miércoles en la reunión anual del Círculo de Economía de Barcelona.

Unas diferencias que no parecían insalvables visto el corto plazo en el que se han solucionado.

Por lo visto, "estas compensaciones correrán a cargo del propio sistema eléctrico (es decir, de los consumidores), en términos que aún no han sido del todo aclarados por las autoridades de los dos países, pero que deben implicar el establecimiento de reglas que obliguen a los proveedores de electricidad a cobrar sus clientes el coste de la compensación se verá beneficiado por la medida".

Además, "se espera que en términos netos esta intervención acabe beneficiando a la mayoría de los consumidores de electricidad, aunque este beneficio puede ser más inmediato para los clientes directamente expuestos a la volatilidad del mercado mayorista (como como industrias)."

Conexión de gas 

Por otra parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha afirmado este viernes que primarán las conexiones de gas entre Portugal, España y Francia, lo cual debería permitir reducir en un tercio las necesidades de gas ruso de la Unión Europea.

Lo ha dicho este viernes tras recibir del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus, el II Premio Cercle d'Economia a la Construcción Europea durante la XXXVII Reunió Cercle d'Economia en Barcelona.

Estas conexiones, entre las que podría estar el proyecto del gaseoducto Midcat, forman parte del plan RePowerEU, que tiene el objetivo de eliminar la demanda de 150.000 millones de metros cúbicos de gas ruso al año, y que incluye la compra de gas natural licuado (GNL) a Estados Unidos y reforzar los objetivos de producción de hidrógeno verde.



invertia