https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El 99,6% de las muertes por COVID en Canadá se produjeron entre personas vacunadas entre el 10 y el 17 de abril

 Traducido de www.europereloaded.com por TierraPura.org

Según los datos oficiales de sanidad, entre el 10 y el 17 de abril murieron de COVID 222 personas totalmente vacunadas, frente a una sola persona no vacunada entre la población. 

Esto supone un asombroso 99,6% de las muertes por COVID atribuidas a los grupos vacunados.

Nota: Hemos excluido la categoría de “casos aún no protegidos”, que abarca a los demasiado jóvenes para recibir la vacuna contra la COVID o a los que tienen afecciones subyacentes que los hacen inelegibles. Curiosamente, esta cifra descendió a lo largo de la semana, probablemente debido a una muerte atribuida erróneamente a COVID.

El 10 de abril, la cantidad total de muertes de la población no vacunada era de 9.511. La publicación posterior de los datos semanales mostró que, el 17 de abril, ese total aumentó sólo uno, hasta los 9.512.

Por el contrario, el 11 de abril, la cantidad total de muertes para la población vacunada con dos pinchazos fue de 2.770. Ese total aumentó en 62 después de la misma actualización semanal, totalizando 2.832.

Por último, la categoría de “totalmente vacunados con una dosis adicional” muestra un impactante aumento de 160 personas durante la semana, pasando de 1.835 a 1.995.

Así, durante la semana del 10 al 17 de abril en Canadá, al comparar los no vacunados con los vacunados y los vacunados con una dosis de refuerzo, 222 de las 223 muertes por COVID se produjeron entre los que tenían dos o tres vacunas contra la enfermedad. Sólo una muerte por COVID se atribuyó a una persona no vacunada.

En otras palabras, el 99,6% de estas 223 muertes por COVID se produjeron entre la población vacunada, y el 72% de las muertes por COVID se produjeron entre los que habían recibido dosis de refuerzo.

El total de muertes pasó de 15.775 a 16.002, lo que supone una diferencia de 227 en la semana. Las cuatro muertes adicionales proceden de la categoría de vacunados parcialmente, a la que se atribuyen cinco muertes y se resta una de la categoría de “casos aún no protegidos”.

Por supuesto, un porcentaje mucho mayor de individuos en Canadá han sido vacunados que no. Pero incluso teniendo en cuenta las diferencias en el tamaño de la población, la población vacunada sigue teniendo más probabilidades de morir de COVID.

Hasta el 24 de abril, el 86% de la población total elegible en Canadá ha sido “totalmente vacunada”. Al comparar estas cifras con la tasa de mortalidad del 99,6% entre los vacunados, la semana del 10 al 17 de abril revela que las vacunas tuvieron una eficacia negativa para salvar vidas.

La misma conclusión de eficacia negativa proviene de la categoría “totalmente vacunado con una dosis adicional”. Este grupo representó el 72% de las muertes durante la semana, pero hasta el 24 de abril, sólo el 48% de la población se había vacunado al menos tres veces.

Las cifras que justifican la vacunación COVID parecen empeorar cada semana. Los países están abandonando sus mandatos en consecuencia – excepto Canadá, que sigue persiguiendo a las personas no vacunadas.