https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

PREOCUPA EL IMPACTO INFLACIONARIO Reunión de urgencia en Energía para contener la escalada del precio del gas para industrias

 El precio spot del gas llegó este semana a rozar los 15 dólares por MMBTU, lo que disparó las alarmas en el gobierno. Por eso, la cartera que dirige Darío Martínez convocó para este sábado al mediodía a comercializadoras que se encargan del suministro de gas para industrias. La tensión sobre el valor del hidrocarburo se suma a las dudas acerca de cómo gestionar las restricciones físicas durante el invierno.

La Secretaría de Energía convocó para este sábado al mediodía a una reunión con empresas comercializadoras de gas —aquellas firmas que se dedican a la venta del hidrocarburo sin ser productores— para analizar medidas que permitan contener la escalada del precio del gas en el mercado spot que se registró esta semana. Según indicaron a EconoJournal al menos cuatro fuentes privadas sin contacto entre sí, el valor del hidrocarburo para algunas industrias llegó a tocar en los últimos días los 14 dólares por millón de BTUPor encima de los 10 dólares que se habían alcanzado en marzo, tal como publicó este medio.

En la cartera que dirige Darío Martínez existe preocupación no sólo por el abastecimiento físico de gas para el sector industrial, tal como quedó en evidencia esta semana con las reuniones tanto con referentes de Córdoba que sufrieron restricciones en sus instalaciones como con dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), sino también por el impacto en la inflación de la fuerte suba del gas, que en algunos rubros productivos tiene un peso importante en la estructura de costos. No sólo preocupan los cortes o restricciones que podrían registrarse en el invierno, sino el salto cuantitativo del precio del combustible.

Me dirijo a Ustedes con el objeto de convocarlas a una reunión virtual, para el día de mañana, sábado 23 de abril a las 12 hs, a fin de de analizar la situación del mercado de Gas para la Industria”, dice el breve comunicado enviado a empresas comercializadoras, entre las que se destacan Albanesi, Energy Traders (que fue duramente cuestionada por la Secretaría por los problemas registrados en Córdoba) y Metro Energía, entre muchas otras.

La premura del gobierno al adelantar la convocatoria para un sábado obedece a una cuestión puntual: las comercializadoras están cerrando en abril buena parte de los contratos anuales que empiezan a regir, por lo general, el 1 de mayo de cada año.

Como en mayo de 2021 ya hubo problemas con la disponibilidad física de gas durante el bimestre abril-mayo, muchas comercializadoras tomaron la decisión de ser más conservadoras a la hora de contractualizar por 12 meses la venta de gas. Prefieren cerrar contratos sólo con sus principales clientes y reservarse el resto del gas al que pueden acceder para venderlo en el mercado spot de corto plazo. Desde la óptica de los privados, es la mejor opción para monetizar un precio más alto en un mercado que estará corto de gas en los próximos meses.

Precios en alza

Esa situación deja a Energía frente a la decisión de convalidar —por acción o por inacción— precios del gas crecientes que terminan impactando en las expectativas inflacionarias de muchos fabricantes de manufacturas e incluso productos alimenticios.

En el plano físico, el hecho de que exista una oferta insuficiente de gas para industrias provoca que se registren frecuentes desbalances entre los agentes que comercializan gas. Es decir, las empresas venden por adelantado un volumen de gas que después no pueden respaldar mediante la inyección real del fluido en el sistema a de gasoductos, lo que termina generando que se pierda linepack en los caños, estresando el funcionamiento del mercado. Eso fue lo que sucedió la semana pasada con Energy Traders (E-Traders). Llamó la atención a fuentes de empresas productoras que el Enargas, que está a cargo de controlar la operación física de los gasoductos, no haya intervenido más activamente en la búsqueda de soluciones.

Resta saber qué rol jugará IEASA, la empresa estatal que está cargo de la importación de Gas Natural Licuado (LNG, por sus siglas en inglés), que suele operar en la praxis como proveedor de última instancia de gas. La primera pregunta que deberá responder el gobierno es a qué precio está dispuesta IEASA a revender el LNG que importó a un promedio de 39 dólares por MMBTU.

Está claro que trasladar ese precio a las industrias es inviable, porque las industrias podrían decir, de manera verosímil, que con esa decisión el Estado estaría fogoneando la inflación, pero tampoco puede revender el gas a un precio que esté super desfasado de ese indicador. Algunas de esos interrogantes podrían empezar a estar más claros este sábado por la tarde.



econojournal