https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Por qué las acciones de Tesla siguen desafiando la gravedad

 Los inversores se han vuelto rápidamente hacia compañías como Netflix, que estaban creciendo rápidamente durante la recuperación de la pandemia, pero ahora están fracasando. Sin embargo, Tesla, que los escépticos han dicho durante mucho tiempo que está sobrevaluado en función de las proyecciones optimistas para el futuro, está experimentando un aterrizaje mucho más suave.

Qué está pasando: las acciones de Tesla han caído un 7,5% en lo que va del año, solo un poco peor que el S&P 500. Cayeron un 5% el miércoles porque Wall Street temía que sus ganancias del primer trimestre, como las de Netflix, fueran mucho peores de lo esperado.

Eso no sucedió. Tesla registró una ganancia trimestral récord de 3.300 millones de dólares en los primeros tres meses del año, superando ampliamente las previsiones de Wall Street. Sus acciones subieron un 3% ayer jueves.

Las acciones de Tesla han estado bajo cierta presión en los últimos meses. Los inversores se están alejando de las apuestas más arriesgadas a medida que las tasas de interés comienzan a subir y Tesla no es inmune a los problemas de la cadena de suministro.

Los inversores se están alejando de las apuestas más arriesgadas a medida que las tasas de interés comienzan a subir.

Pero ha sido más resistente de lo que algunos podrían haber pronosticado, dado el clima más amplio para las acciones. Aquí hay algunas razones que justifican ese fuerte comportamiento:

1. Su desempeño: las ganancias de Tesla para el comienzo de 2022 fueron sólidas. Y a pesar de muchos desafíos, su perspectiva es sólida.

El CEO Elon Musk dijo el miércoles que Tesla debería poder producir 1,5 millones de vehículos este año, superando a 2021 en un 60%. La producción en la fábrica de la compañía en Shanghái, que se había detenido por los bloqueos de coronavirus, "está volviendo con fuerza", agregó.

2. División de acciones: la empresa planea dividir sus acciones por segunda vez en dos años, una medida que podría hacerlas más accesibles para los inversores habituales al reducir el precio de cada acción.

Cuando Tesla anunció que pediría a los accionistas que aprobaran una división a fines del mes pasado, sus acciones se dispararon un 8%.

3. Poder de fijación de precios: como todos los fabricantes de automóviles, Tesla está lidiando con costos crecientes y problemas en la cadena de suministro. El precio de los metales que utiliza en las baterías, como el níquel y el litio, se disparó tras la invasión rusa de Ucrania. El envío, la energía y la mano de obra también se han vuelto más caros. Pero Tesla ha podido compensar los costos más altos al aumentar los precios de sus vehículos.

"Puede parecer que tal vez no estamos siendo razonables al aumentar los precios de nuestros vehículos dado que tuvimos una rentabilidad récord este trimestre, pero la lista de espera para nuestros vehículos es bastante larga", dijo Musk.

Agregó que la compañía quiere hacer que los vehículos eléctricos sean lo más "asequibles posible", pero que la alta inflación de décadas lo está haciendo más difícil.

Los precios más altos para autos como el Modelo 3 de Tesla, su modelo más asequible, podrían reducir parte de la demanda. Pero el analista de JP Morgan, Ryan Brinkman, dijo a los clientes el jueves que la compañía puede estar en una mejor posición que algunos competidores "dadas sus listas de espera generalmente más largas y su base de clientes leales y aspiracionales".

Los riesgos persisten: eso no significa que las acciones de Tesla estén protegidas de una venta masiva. El analista de Bank of America, John Murphy, señaló el miércoles que las acciones de la compañía "pueden ya tener un precio de perfección (o al menos un precio de crecimiento hiperbólico)". Eso hará que registrar nuevos repuntes, o mantener sus ganancias, sea un esfuerzo más complicado.

CNN Business.