https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Inflación y Consejo de la Magistratura: dos desafíos diferentes para el Gobierno, en el marco de la interna que no frena

 Después de los actos por el 40° aniversario del inicio de la guerra de Malvinas, que mostraron la continuidad de la dura pelea interna, el oficialismo inicia esta semana con dos temas de agenda de diferentes características pero igualmente sensibles: la inflación, con nueva convocatoria a empresarios y sindicalistas, y el trámite legislativo de la reforma del Consejo de la Magistratura, que remite a la tensión con la Corte Suprema de Justicia.

En ese contexto, es además un interrogante qué sucederá con la iniciativa que apunta de hecho a un blanqueo de fondos no declarados que se encuentren en el exterior. El proyecto, impulsado por los senadores más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner, es presentado como un impuesto para crear un “Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el Fondo Monetario Internacional”.

Este proyecto fue empujado por el kirchnerismo como un modo más de diferenciación con el Presidente por el acuerdo con el FMI. El Gobierno le dio de inmediato un aval, al afirmar que “valora” la iniciativa, aunque de manera llamativa no había sido anticipada ni enviada al Congreso por el Ejecutivo.

Fuentes del Frente de Todos señalaron que el tema podría iniciar este martes su recorrido, con el tratamiento en las correspondientes comisiones del Senado. Ese es un primer punto de reparo por parte de la oposición en general, porque -señalan- el texto debería pasar en primer lugar por la Cámara de Diputados, en virtud de su naturaleza tributaria.

El Senado tiene en agenda otro tema fuerte: la reforma del Consejo de la Magistratura. El FdeT sufrió un traspié en su primer intento de avanzar con su proyecto y debió negociar con habituales aliados para destrabarlo, frente al rechazo de Juntos por el Cambio, que impulsa una propuesta propia.

El kirchnerismo negoció con dos legisladores de fuerzas provinciales para poder llegar a los 37 votos necesarios en el recinto. La sesión está convocada para el miércoles. La mayor diferencia tiene que ver con el lugar del máximo tribunal en el Consejo de la Magistratura. El oficialismo rechaza la posibilidad de que un miembro de la Corte presida al organismo, algo que plantea JxC.

Existen dos cuestiones que inquietan al Gobierno. El primero se sintetiza en los tiempos. La Corte impuso un plazo que vence el 15 de abril para modificar la integración del Consejo. Y el segundo punto, una vez que pase la sanción en el Senado, es la complicación del FdeT para logar los apoyos necesarios en Diputados.

JxC y el espacio “libertario” ya adelantaron su rechazo al texto oficial. La izquierda tampoco acompañaría. Y el punto que se agrega es la señal adversa que llega a las oficinas de Sergio Massa desde el interbloque que integran los legisladores de Juan Schiaretti y los “lavagnistas”. Los representantes del PJ cordobés anticiparon su rechazo y este fin de semana, Roberto Lavagna se expresó en la misma dirección crítica.

Entre tanto, y con proyecciones preocupantes de consultores privados sobre la evolución de los precios, el Gobierno buscará ampliar este martes la mesa multisectorial para la “guerra contra la inflación”. Hubo una primera reunión formal, la semana pasada, con participación de funcionarios, directivos de la UIA y dirigentes de la CGT.

En la nueva reunión, un tema central sería la demanda de un bono para los trabajadores privados y del Estado que compense la alta inflación del primer trimestre del año. Desde el sector empresarial, plantean la necesidad de discutir cuestiones impositivas. El Gobierno, por ahora, no dio ninguna señal concreta sobre lo que se presentaría como contención de precios y salarios.

El tema de la inflación también genera diferencias en el interior del oficialismo. Así lo expuso públicamente el ministro Eduardo “Wado” de Pedro. La interna volvió a quedar a la vista de todos en los actos por el 2 de Abril. Incluyó una “chicana” de Cristina Kirchner al Presidente, luego de que cada uno encabezara su propia ceremonia.