https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El gobernador de Virginia firmó una ley que evita el adoctrinamiento de género en escuelas

 Glenn Youngkin le otorga mayor autoridad a los padres del estado de Virgninia para decidir si sus hijos van a las clases de educación sexual, que se han convertido en adoctrinamiento de la agenda LGBT.


Fuente: La Derecha Diario.

El gobernador del Estado de Virginia, el republicano trumpista Glenn Youngkin, firmó una serie de leyes esta semana en materia educativa, entre las cuáles se destaca la SB 656, que entrega una mayor autoridad a los padres de los niños en edad escolar para decidir cuándo aprenden sobre educación sexual.

La Ley, sponsoreada por el senador estatal republicano Siobhan Dunnavant le da el poder a los padres de elegir si no desean que sus hijos sean instruidos acerca de educación sexual en la primaria.

El proyecto fue una respuesta a miles de denuncias de padres preocupados porque maestros de primaria estaban teniendo conversaciones sobre sexo, muchas veces con imagenes explícitas, con los niños.

Cuando las juntas directivas se pusieron a investigar los hechos, encontraron material extremadamente explícito, que no solamente hablaba de la reproducción sexual, si no de relaciones homosexuales y enseñanzas inapropiadas para niños de 5 o 6, como cómo ponerse un condón.

A diferencia de la ley en Florida, que prohíbe que se enseñen estas cosas en las escuelas hasta tercer grado, en este caso dicta que las escuelas deben notificar a los padres cuando el material sexual explícito vaya a ser enseñado en clases y así dar la opción a los padres a que sus hijos realicen otras materias en lugar de dichos contenidos sexuales.

Además, se contempla que los directorios educativos (compuestos por padres, maestros, directores, etc.) establezcan la norma y se encargará de hacerla cumplir Los padres que se muestren de acuerdo con el contenido sexual que se muestra a sus hijos, no deberán cambiar a sus hijos de asignatura, y no se prohibirá ningún libro de educación sexual.

A su vez, Youngkin también firmó la HB 938, que establece que un grupo de padres, maestros, directores, superintendentes, etc., le dará pautas y recomendaciones a la legislatura estatal del estado de Virginia sobre cómo alcanzar los objetivos propuestos en materia de educación, los cuales incluyen la promoción de la excelencia en matemáticas, la transparencia y honestidad escolar y otras cuestiones académicas.

En complementación con la ley 938, Youngkin también firmó la HB 197, que requiere al Directorio Escolar que implemente programas de asesoramiento para la promoción y mejora de la administración de la lectura y las materias de matemáticas desde el tercer hasta el octavo grado escolar.

Estas leyes tuvieron apoyo unánime en las cámaras de representantes como de senadores en el estado de Virginia, luego de protestas de padres enojados con la currícula escolar del Estado que se concentraba en materias sociales y dejaba de lado asignaturas de ciencias exactas.

La firma de las leyes le dará mayor autoridad a los padres en temáticas relativas a los contenidos que se les enseñan a sus hijos en las escuelas de Virginia, la principal problemática que movilizó a miles de padres en el Estado, y llevó a la victoria del republicano en un distrito que hace décadas estaba en manos de los demócratas.

Así, Virginia se suma a Florida y Utah, dos estados que aprobaron leyes que le ponen fin al adoctrinamiento educativo en niños sobre temas de la agenda LGBT.

En su campaña para gobernador, Youngkin prometió que la educación sería un factor clave de su gestión y prometió medidas eficientes para mejorar la educación en el estado, a su vez prometiendo una mayor inversión en calidad educativa con respecto a su predecesor, el demócrata Ralph Northam.


tierrapura