https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

DISPUTA ENTRE REFERENTES DEL CRISTINISMO Con una nota crítica, IEASA le reclamó a Bernal que intime a distribuidoras a pagar una deuda de $ 15.000 millones

 Gerez deja entrever que la permisividad de Bernal a la hora de controlar que las distribuidoras —Metrogas, Naturgy Ban, Camuzzi y EcoGas, entre las principales— fue condición necesaria para que los privados acumulen un pasivo millonario con IEASA. Además sostiene que las distribuidoras incurrieron en un trato discriminatorio con IEASA, dado que concentraron toda su deuda con la empresa estatal en lugar de ‘solidarizarla’ con los productores de gas.

La interna a cielo abierto entre funcionarios del área energética que responden a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, por las tarifas de gas y electricidad recibió en las últimas semanas una cobertura central en la agenda periodística. Sin embargo, hacia dentro de la estructura de poder cristinista, el tinglado también está agitado. Prueba de eso es la dura carta que Agustín Gerez, gerente general de la empresa estatal IEASA (en Enarsa) le envío a Federico Bernal, interventor del Enargas, para reclamarle que tome las acciones necesarias para que las distribuidoras de gas cancelen una deuda con IEASA que en abril trepó a casi 15.000 millones de pesos.

No sólo eso: en su misiva del 30 de marzo, a la que accedió EconoJournalGerez deja entrever que la permisividad de Bernal a la hora de controlar que las distribuidoras —Metrogas, Naturgy Ban, Camuzzi y EcoGas, entre las principales— fue condición necesaria para que los privados acumulen un pasivo millonario con IEASA. Además sostiene que las distribuidoras incurrieron en un trato discriminatorio con IEASA, dado que concentraron toda su deuda con la empresa estatal en lugar de ‘solidarizarla’ con los productores de gas.

Lo que dice de manera oblicua la nota de Gerez es que las distribuidoras pudieron financiarse incumpliendo los compromisos con IEASA porque el Enargas miró para otro lado o hizo la vista gorda. Deja entrever que el ente regulador se preocupó más porque las gasíferas mantengan la cadena de pagos con las petroleras —YPF, PAE, Total, Wintershall Dea y Tecpetrol, entre otras— que por cumplir con las obligaciones con la empresa estatal.

Por todo eso, Gerez le exigió a Bernal que inicie una investigación interna para determinar de quién es la responsabilidad por el rojo millonaria que perjudica a IEASA.

“Considerando que a pesar del aumento tarifario otorgado para cubrir gastos esenciales operativos, las distribuidoras listadas ut supra no han cancelado las abultadas deudas que mantienen con IEASA, advertimos esta situación para que el ente regulador: a) arbitre las medidas que entienda necesarias a los fines de que las distribuidoras con deuda regularicen su situación con IEASA inmediatamente y con prioridad de pago; y b) tenga a bien realizar el análisis correspondiente a fin de determinar si ha habido trato discriminatorio de las distribuidoras de marras para con esta empresa respecto del pago, sustentado en un abuso de posición dominante de la distribuidora en lo referido a la cancelación de los compromisos por compra de gas”, concluye la carta firmada por Gerez, que en sus seis hojas de extensión incluye un cuadro de detalle con las deudas de cada empresa gasífera.  

Contexto

No es usual que entre funcionarios que responden a un mismo espacio político se manden notas internas tan estridentes. El texto no hace más que plasmar diferencias internas que existen desde hace tiempo entre algunos emergentes del cristinismo como el propio Gerez y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, con Bernal. Puertas adentro, por ejemplo, se cuestiona la ampliación del régimen de zonas frías —impulsado el año pasado por Bernal— que terminó de deteriorar las finanzas de IEASA, dado que el Estado está demorado en reconocer a las distribuidoras los montos para garantizar el esquema de subsidios en las provincias beneficiadas por ese régimen. IEASA termina funcionando como proveedor de última instancia de gas del sistema, por lo que está obligado a entregar el gas a las distribuidoras por más que estas no se lo paguen.

Desde el cristinismo intentaron bajarle el tono a la disputa. “IEASA le está solicitando que en el marco de la facultad de la Ley de Gas lleve adelante las medidas que entienda necesarias para evitar el trato discriminatorio de las distribuidoras con las diferentes proveedores de gas. No hay ningún trasfondo político de nada”, explicó un colaborador de Gerez ante la consulta de EconoJournalIncluso añadió que el gerente general de IEASA viajó con Bernal a Neuquén para participar este jueves del acto de lanzamiento del gasoducto Néstor Kirchner.

Sin embargo, la redacción de la nota esconde, tras la crítica a las distribuidoras, un cuestionamiento tácito a la gestión del Enargsa. IEASA incluso computa como acreencia una deuda que las distribuidoras acumularon entre 2018 y 2019 con los proveedores de gas (entre los que figura IEASA). Esa deuda se iba a cancelar mediante una transferencia del Tesoro a través del Decreto 1053. Sin embargo, a principios de 2020 Bernal se opuso a esa norma y finalmente el tema quedó en el limbo. Ahora IEASA, dos años después, lo recupera como deuda a su favor e incluso la expresa en dólares al tipo de cambio de ese momento.

En rojo

La distribuidora que más le debe a IEASA es Metrogas, controlada por YPF, con un rojo de $ 5.269 millones. Muy cerca se ubica Camuzzi Gas del Sur, con $ 5.258 millones. Camuzzi brinda el servicio en la Patagonia, la región que recibe más subsidios en las tarifas de gas por cuestiones climáticas, por lo que históricamente acumuló una deuda millonaria con IEASA. Más atrás, vienen Naturgy BAN con un rojo de 1700 millones y Distrigas, la subdistribuidora de Santa Cruz, con $ 1300 millones.

El Enargas recogió el guante e inició la investigación interna que le pidió IEASA. Bernal le envío una nota a cada una de las distribuidoras para que informe cuánto le debe a cada productor y también a la empresa pública de energía. También le contestó a Gerez por nota reivindicando la capacidad de contralor del ente regulador.

En esa clave, Bernal señaló, en uno de los pasajes de su nota, que «el Enargas siempre ha mantenido
un estricto control sobre las actividades reguladas de Transporte y Distribución de gas natural,
 dentro de su
injerencia, por ello, en razón de los hechos invocados por IEASA, se ha dejado constancia de que este organismo
se encuentra llevando y llevará a cabo sus obligaciones propias y de colaboración interadministrativa, extremando
esfuerzos respecto de los tiempos para mejor proveer y ajustando la investigación que del caso correspondan a las prescripciones normativas de aplicación».


la nota completa la veras aca.....NO-2022-00003458-Nota-de-IEASA-Deudas-de-Distribuidoras-3


econojournal