https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bolivia demora la firma del nuevo contrato de gas que anunció el Gobierno

  Fue anunciado a principio de mes durante la visita de Arce, para que el aumento de los volúmenes se concreten a partir de mayo.


El acuerdo para la provisión de gas de Bolivia que el gobierno anunció a principios de mes como la solución para los cortes que ya están afectando a industrias, sigue sin firmarse. Ese acuerdo fue el tema excluyente de la reunión que mantuvieron Alberto Fernandez y su par boliviano Luis Arce, en su primer visita oficial al país el pasado 9 de Abril.


Durante esa visita la Casa Rosada anunció triunfal que se había alcanzado un acuerdo que llevaba el contrato de suministro a los 14 millones de metros cúbicos diarios, producto de la "diplomacia presidencial". En el mercado sorprendió porque Bolivia venía incumpliendo envíos por volúmenes mucho menores.


¿Los acuerdos con Bolivia y Brasil garantizan el gas para el invierno?


La última adenda al contrato que finalizó en diciembre pasado, implicaba un suministro diario de 10,7 millones de metros cúbicos en verano y 18 millones de metros cúbicos en invierno. Estos volúmenes son a su vez una renegociación del contrato del 2020 que establecía un suministro diario todo el año de 21,3 millones de metros cúbicos diarios. El precio convalidado en ese entonces fue de 8 dólares por millón de BTU. 


En los hechos, Bolivia enviaba alrededor de 8 millones de metros cúbicos diarios porque privilegiaba abastecer a Brasil que le pagaba mejor. Al otro día que se anunció el acuerdo en Buenos Aires, en el que tuvo un protagonismo inusual para temas de esa área Martín Guzmán, el ministro viajó a Brasil donde anunció que también había acordado con el ministro de Energía de esa potencia, que cedan gas boliviano a la Argentina.


El nuevo acuerdo establecía 14 millones de metros cúbicos diarios de gas para la Argentina a un precio de 13 dólares. Lo curioso es que los comunicados oficiales, más allá de las declaraciones, no eran tan enfáticos en dar por cerrado el acuerdo.


Tengo entendido que el acuerdo con Bolivia se firma el viernes, si todavía no se hizo es porque estamos resolviendo diferencias en cuanto a los plazos, respecto al año de caducidad del contrato. Bolivia quiere acortarlo al 2024 y nosotros queremos que este vigente hasta el 2026. Pero, lo más difícil, que son precios y cantidades ya están acordados.


Según el comunicado que emitió el Ministerio de Economía en ese momento, el compromiso se reducía a "desarrollar mecanismos específicos y realizarán acciones concurrentes para el contrato de compra venta de GNL entre YPFB e IEASA".



Guzmán con su par de Bolivia.


Una fuente que participa de las negociaciones reconoció ante LPO las demoras: "Todavía no se firmó porque estamos resolviendo diferencias en cuanto a los plazos, respecto al año de caducidad del contrato. Bolivia quiere acortarlo al 2024 y nosotros queremos que este vigente hasta el 2026. Pero, lo más difícil que son precios y cantidades está cerrado" además anticipó "tengo entendido que el viernes se resuelve".


Desde la Secretaría de Energía se refirieron a la demora como un problema burocrático, y una nueva oportunidad para dejar en evidencia al Ministro de Economía."Desde el despacho de Guzmán le pifiaron a todos los números y tuvimos que escribirlo de nuevo", señalaron.


Sin embargo, días atrás una fuente del Ministerio de Economía de Bolivia puso paños fríos al entusiasmo del Gobierno argentino: "Bolivia no puede garantizar la cantidad de gas que anunciaron", afirmó a LPO.


Copyright La Politica Online SA 2022.