https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Que está pasando en el Kremlin?: Exilios y purgas en el circulo rojo de Putin


La desaparición durante días de su ministro de Defensa abonó las teorías de una crisis interna por el retroceso del ejército ruso en Ucrania, que sufre la mayor baja de generales desde la Segunda Guerra.


El retroceso del ejército ruso en Ucrania, que está sufriendo la mayor cantidad de bajas de generales desde la Segundo Guerra Mundial, parece haber abierto una crisis severa entre Putin y algunos de sus consejeros más cercanos. 


El exilio de Anatoly Chubais, arquitecto de la Rusia capitalista, ideólogo de las privatizaciones de Yeltsin y la creación de los billonarios de la nueva rusia y pieza clave en el ascenso al poder de Putin, refleja la profundidad de la crisis que sacude al Kremlin.


Rusia reconoce la falta de avances y se repliega al Donbás


Chubais no es cualquier funcionario, nexo clave en la transición de Yeltsin a Putin, sus vínculos con el círculo de oligarcas rusos, que mantienen una relación de tensión y acuerdo permanente con el presidente ruso, sugiere que las sanciones impuestas a Rusia están empezando a pesar en actores claves del poder económico de Rusia.


Anatoly Chubais no es cualquier funcionario, arquitecto de las privatizaciones y nexo clave en la transición de Yeltsin a Putin, sus vínculos con el círculo de oligarcas rusos, sugiere que las sanciones impuestas a Rusia están empezando a pesar en actores claves del poder económico de Rusia. Su exilio golpeó al líder ruso.


Putin acusó el golpe y acusó a los críticos de la guerra de traidores y exigió a la Duma (Parlamento ruso) una batería de leyes que se encarguen de penalizar a quienes cuestionen e incluso mencionen la guerra desatada por Rusia en Ucrania. Pero las críticas dentro del país no terminan de acallarse, pese a la intensa represión desplegada por el Gobierno.



Anatoly Chubais, en una foto de archivo, rodeado de oligarcas rusos.


En el preciso momento que quedó claro que Putin no estaba ganando la guerra de ocupación total de Ucrania en los términos y los plazos que había anticipado y ni siquiera lograba el módico objetivo de forzar la caída del presidente Zelensky, desapareció de toda actividad pública, del ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, líder militar de la invasión.


La última vez que se lo vio al ministro de Defensa fue el pasado 11 de marzo y su desaparición en un momento tan crítico, trajo recuerdos de las "purgas" que se producían entre miembros del gabinete de Stalin, cuando el dictador ruso ingreso en su período más paranoico.


La última vez que se lo vio al ministro de Defensa fue el pasado 11 de marzo y su desaparición en un momento tan crítico, trajo recuerdos de las purgas que se producían entre miembros del gabinete de Stalin, cuando el dictador ruso ingreso en su período más paranoico.


Este sábado, el general Shoigu volvió aparecer en un video que filtró el Kremlin. En las imágenes se lo ve a participando de una reunión con miembros del Ejército ayer viernes. "Continuamos con la entrega anticipada de armamento y equipo. Las prioridades son las armas de alta precisión de largo alcance, el equipo de aeronaves y el mantenimiento de la preparación para el combate de las fuerzas nucleares estratégicas", se lo escucha decir en la grabación.


También se ve en el video a Valeri Gerasimov, jefe del Estado Mayor ruso, quien también había desaparecido de la escena pública. Shoigu no era visto desde el 11 de marzo y el último registro que se tenía de él hasta hoy era su presencia en una videoconferencia con el presidente Vladimir Putin y otros ministros el jueves, pero la imagen era borrosa y se especuló con un montaje. Medios locales informaron que el titular ruso de Defensa había sufrido un problema de salud.



Las versiones sobre su suerte se multiplicaron luego de la deserción de Anatoli Chubais, que se exilió en Turquía, en desacuerdo con la guerra. Además, el cambio de estrategia militar de Moscú y su reorientación hacia el Donbás fue anunciada por Serguéi Rudskoi, jefe de la Dirección Operativa Principal del Estado Mayor. Ni Shoigu ni Gerasimov aparecieron durante la conferencia.


De acuerdo al Ejército ucraniano, los soldados rusos ya están reagrupándose para "reanudar las operaciones ofensivas" en las regiones de Donetsk y Lugansk, ocupadas por milicias separatistas prorrusas desde 2014. Es un retroceso evidente, ya que la guerra comenzó precisamente en esas regiones y se suponía que ya estaban bajo pleno control ruso.



Tropas del ejército ucraniano en uno de los combates.


Rudskoi aseguró que luego de un mes del inicio de la invasión, las fuerzas rusas alcanzaron "la destrucción casi completa de la Fuerza Aérea y el sistema de defensa aérea de Ucrania" y que "las fuerzas navales ucranianas han dejado de existir". Pero la toma de Kiev, final simbólico de la ofensiva militar de Putin, sigue sin ocurrir.


El Pentágono ha confirmado una ralentización del movimiento por tierra de las tropas rusas sobre Kiev. Las tropas "no han realizado avances hacia la ciudad, ni desde el norte ni desde el noroeste, y en lo que al este se refiere, siguen donde estaban", según una fuente del Departamento de Defensa estadounidense.


El Pentágono ha confirmado una ralentización del movimiento por tierra de las tropas rusas que se dirigían a Kiev. La demora en tomar la capital de Ucrania y forzar la salida del presidente Zelenzky, deja a Putin sin la posibilidad de exhibir un triunfo definitivo de su invasión. 


La OTAN cifró las bajas rusas entre las 7.000 y las 15.000 y las autoridades ucranianas afirmaron que su Ejército lleva adelante una contraofensiva en la región de Kiev. Aleksei Arestovich, asesor del presidente Zelensky, indicó que 3.000 de los 12.000 soldados rusos que rodean la capital se habían rendido, mientras unos 4.000 permanecen aislados.


Esta información fue ratificada por el Ministerio de Defensa de Reino Unido, que este viernes aseguró que las tropas ucranianas recuperaron terreno a 35 kilómetros al este de Kiev. "Las fuerzas rusas están cayendo por unas líneas de suministro demasiado extensas", de acuerdo a un comunicado que subraya el rol de "los problemas logísticos y la resistencia ucraniana" en las dificultades de Rusia para rodear la ciudad de Mikolaiv, ubicada al sur del país.


Con todo, el Ejército de Ucrania no descarta un asalto ruso a la capital mediante un ataque a gran escala. La inteligencia ucraniana aseguró que Putin dispone de unidades especiales en Daguestán, una república rusa en el Cáucaso, listas para ser desplegadas en Kiev. 


Copyright Politica Online Servicios Informativos Europe S.A. 2022.