https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Qué dice la propuesta de la UIA para terminar con la economía pendular y generar u$s14.200 millones

 

La UIA lanzó una batería de propuestas ideadas para que la Argentina alcance todo su potencial productivo. "Es un aporte para dar previsibilidad a los industriales", dice Martín Rappallini, presidente de la UIPBA. Qué importancia cumple la provincia de Buenos Aires en el desarrollo federal. Por qué resulta clave la creación de una Ley Pyme.


La Unión Industrial Argentina (UIA) diseñó una serie de propuestas orientadas a propulsar una nueva etapa de desarrollo productivo en el país. A su vez, para el apartado bonaerense, la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) detalló la necesidad de: implementar mejoras en infraestructura, promover incentivos industriales y eliminar algunas distorsiones fiscales provocadas por el impuesto a los ingresos brutos. La provincia sigue el lineamiento a nivel nacional de formular sus propuestas en tres direcciones: cuatro ejes prioritarios, desarrollo federal y productividad y competitividad. La entidad aunó estas directrices en lo que denominó “Libro Blanco”, un documento accesible vía su sitio web.

El objetivo de este trabajo es allanar el camino para que la Argentina alcance el máximo potencial de la producción, las exportaciones y el empleo, indicadores que venían de registrar una fuerte caída entre 2018 y 2020. Recién en 2021 exhibieron una recuperación heterogénea entre sectores y regiones. No obstante, aún se encuentran lejos de sus máximos históricos, según marca el estudio.

En concreto, las entidades industriales bosquejan un escenario en que resulte posible superar los contratiempos planteados por la economía “pendular”. Para ello proyectan que la actividad industrial crezca un 27%, a fines de recuperar el máximo per cápita. También tienen como meta generar 268.000 puestos de trabajo para alcanzar el ratio de 30,1 puestos por cada mil habitantes. Asimismo buscan que las exportaciones industriales se incrementen al menos en 14.200 millones de dólares, para retomar el máximo per cápita de 950 dólares, según se detalla en el “Libro Blanco”.

En tanto, para el Presidente de la UIPBA y Tesorero de la UIA, Martín Rappallini, el documento “refleja la situación de nuestro sector y las oportunidades de mejora con propuestas y medidas aplicables, viables, concretas y posibles si se trabaja de manera articulada, fundamentalmente, con el sector público y los trabajadores”.

La importancia de Buenos Aires en el desarrollo federal

El documento también subraya la importancia de una política industrial integral. Según se prevé en su texto, el proceso de recuperación sostenido requerirá del desarrollo de una variedad de sectores a lo largo de todo el país.

Es que en diferentes regiones existen recursos con potencial para crecer y generar divisas, tanto a través de exportaciones adicionales como de atracción de inversiones locales y extranjeras. Por caso, destacan Vaca Muerta, la agroindustria y las exploraciones de hidrocarburos offshore, entre otras. Por eso el peso de la provincia de Buenos Aires en la balanza económica juega un papel preponderante, ya que aporta cerca de un 35% del Producto Bruto Interno.

En el plan integral, el trabajo de la UIPBA señaló que la provincia fomentará su potencial invirtiendo en transporte y logística. Como por ejemplo con la promoción de la multimodalidad a través del ramal ferroviario eficiente de doble vía Buenos Aires-Rosario-Córdoba, o con la ampliación de las autovías RN 3 (Buenos Aires - Pto. Bahía Blanca - Patagonia), 5 (Buenos Aires y La Pampa, recorrido a VM), 7 (Buenos Aires, Sta. Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza) y 33 (Buenos Aires y Santa Fe)

En el mismo sentido se propuso avanzar legislativamente con la actualización del régimen de promoción industrial, que hoy en día se encuentra vigente pero no operativo. Y en materia impositiva, una cuestión central para la agenda provincial de la UIPBA, se indicó que es fundamental adoptar mejores prácticas en la recaudación de ingresos brutos (ISIB) para “disminuir la generación excesiva de saldos a favor”. En particular se apuntó eliminar el incremento extraordinario de ISIB a actividades portuarias para empresas que operan en puertos de PBA.

De acuerdo a este trabajo, dentro de este abordaje se deberán incluir políticas de Estado coordinadas en los diferentes niveles. Tendrán que estar orientadas a mejorar la estructura productiva contemplando en forma articulada los aspectos productivos del orden sectorial y regional, el desarrollo tecnológico y la competitividad nacional.

En concordancia, Rappallini comenta: “La recuperación y el crecimiento de nuestro sector tienen que estar acompañados por un desarrollo federal que permita aumentar la productividad y la competitividad de cada entramado productivo provincial”. Y acota: “Aún así, pensando a futuro, es importante destacar la importancia del desarrollo de políticas de promoción sectorial”, según indica el presidente de la UIPBA.

¿Qué propone la UIA en el Libro Blanco de los industriales?

Sobre la base de las iniciativas sectoriales el plan trazado por la UIA presenta propuestas que apuntan en tres direcciones. A grandes rasgos, la primera de ellas está enfocada sobre cuatro ejes prioritarios: incentivar las inversiones industriales, generar empleo formal, potenciar el desarrollo de las pymes y promover las exportaciones.

En tanto la segunda dirección se proyecta hacia el desarrollo federal, mientras que la tercera brinda medidas destinadas a dar un salto de productividad y competitividad. En particular, dentro de la línea de acción que busca mejorar el desarrollo pyme, sobresale la propuesta de una ley que simplifique el sistema tributario de estas empresas, optimice su acceso al financiamiento, consolide su transformación digital y facilite la creación de nuevos emprendimientos.

El presidente de la UIPBA considera que “los ejes presentados resultan de vital importancia”, en especial este último: “La necesidad de una Ley Pyme que permita el desarrollo y crecimiento de las industrias de todo el país a través de un marco normativo claro, con medidas que promuevan la inversión, la generación de empleo y el aumento de las exportaciones”, según expone.

Con ese horizonte, Rappallini define: “Una propuesta como la de este documento vivo y dinámico constituye un aporte para dar previsibilidad a los industriales, para establecer condiciones que permitan la inversión, el desarrollo de productos de valor agregado y la aplicación de políticas macroeconómicas y productivas para el desarrollo de un proyecto productivo de largo plazo”.

Y concluye: “Es fundamentalmente una herramienta ideada para que entre el sector público, el privado y los trabajadores podamos terminar con el sistema pendular de nuestro país”.


ambito