https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Prueba de esfuerzo para la criptoindustria

 La invasión de Rusia en Ucrania se configuró como una prueba de esfuerzo para la criptoindustria.

Pasaron ya dos semanas desde que Rusia inició la primera acción militar a gran escala en Europa en el siglo XXI.

Se trató de la llamada “operación especial” en Ucrania.

El conflicto militar desencadenó inmediatamente sanciones devastadoras contra la economía rusa.

Por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados.

Y puso así a la criptoindustria en una posición altamente vulnerable y exigente.

Mientras el mundo observa de cerca, el espacio cripto debe demostrar su propia posición.

Como una comunidad madura y financiera y políticamente responsable.

Y así debe desafiar las acusaciones de ser un refugio seguro para criminales de guerra, regímenes autoritarios y oligarcas sancionados.

Hasta este punto, la cuestión fue relativamente bien.

Pero algunos expertos dicen que la naturaleza descentralizada de las criptomonedas podría poner en grave peligro el esfuerzo.

Aún a pesar de las garantías de los líderes de opinión de la industria.

En medio de la ola de apoyo a Ucrania por parte de ciudadanos, instituciones y gobiernos de todo el mundo, la nación sentó un precedente crucial.

El 26 de febrero, el tercer día de la operación militar de Rusia, el gobierno ucraniano anunció que aceptaría donaciones a través de criptomonedas.

Hizo la declaración en Twitter y listó las direcciones de billetera de bitcoin (BTC), ether (ETH) y tether (USDT).

Se produjo como la aprobación oficial de un anuncio anterior similar del viceprimer ministro de la nación.

Se trata de Mykhailo Fedorov, de 31 años y experto en tecnología digital.

La firma de análisis de blockchain Elliptic estimó que las billeteras recibieron más de US$ 63 millones en criptomonedas hasta el 9 de marzo.

El dinero provino de más de 120.000 donaciones individuales.

Esto sin dudas significa una prueba de esfuerzo para la criptoindustria.

Fuente: Cointelegraph