https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Miguel Pesce pidió paciencia por las trabas a las importaciones

 El presidente del Banco Central visitó la sede de la UIA y explicó los alcances de las nuevas reglas impuestas por el Gobierno desde la semana pasada; prometió abrir un canal de comunicación y atender los casos que afecten la actividad productiva

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, volvió a pedirles a los industriales “paciencia” en relación con las restricciones con que opera el mercado cambiario y las últimas modificaciones introducidas para el acceso de los importadores al mercado de cambios. Además les prometió generar un canal de comunicación para reportar a la entidad “aquellas dificultades que puedan afectar la actividad del entramado productivo”.

El funcionario, en una nueva visita a la sede que la Unión Industrial Argentina (UIA) tiene en Avenida de Mayo al 1100, insistió en justificar el apego estricto a las licencias automáticas de importación que libere el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) como un paso para lograr un mejor control del acceso al mercado, en consonancia con los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aludió así al punto 26 del memorándum de entendimiento con el organismo, que habilita al Gobierno a “intensificar la supervisión y aplicación de medidas de control cambiario” para mejorar “la recopilación de datos y la vigilancia inicial de las operaciones” y hacer lo propio con “la coordinación entre las entidades pertinentes (BCRA, AFIPc, Aduanas) para reforzar la detección de fraude”.

Mejor abastecimiento

“Eso debería asegurar un mejor abastecimiento de la demanda más vinculada al proceso productivo, en especial si se sella el acuerdo con el FMI porque ninguna economía puede crecer cuando tiene que pagarle 25% de sus exportaciones a un organismo multilateral”, señalaron algunos de los asistentes. “Remover esa barrera va a cambiar las expectativas del sector privado, vamos a tener mayor inversión y mayor producción”, agregaron las fuentes, según se logró reconstruir, repitiendo conceptos vertidos en los últimos días.

La cita se concretó en una jornada en la que se conoció que la actividad industrial había caído durante enero, en parte afectada por ausentismo laboral por Covid y por las trabas a las importaciones.

#DatoINDEC
La industria cayó 0,3% interanual en enero de 2022 y 5,5% respecto del mes previo https://t.co/Qx4wc0AcG3 pic.twitter.com/ZT9Lzvuq5V— INDEC Argentina (@INDECArgentina) March 9, 2022

Los anfitriones le plantearon a Pesce los problemas que acarrea no tener asegurado un acceso fluido al mercado, básicamente en relación con los pedidos para demorar algunas operaciones que sufrieron -en algunos casos- durante los últimos meses, pero volvieron a valorar el canal de diálogo que esta conducción del BCRA mantuvo siempre con la cámara fabril.

Incluso le entregaron a los representantes del BCRA (a Pesce lo acompañó Sergio Woyecheszen, vicepresidente de la entidad) información sobre algunos de los inconvenientes que padecen, surgidos “del relevamiento que la UIA realiza junto a las cámaras regionales y sectoriales”, se detalló tras el encuentro.

Aumento significativo

Se analizaron los casos en que hubo inconvenientes, pero sobre todo cómo se va a considerar el aumento significativo en los precios internacionales de los insumos, porque si vos tenés asignado un cupo de dólares para importar -frente a esto en definitiva- vas a importar menos en kilos o en volumen y eso limitará tu actividad”, confió uno de los directivos asistentes.

“Le planteamos también que se considere la situación de las empresas que concretaron inversiones para tener mayor capacidad productiva. Si no habilitan la llegada de insumos para alimentar las nuevas máquinas, ¿qué hacen?”, agregó.

Frente a esto fue que Pesce les pidió a los presentes algo más de paciencia y se mostró confiado en que el escenario de paulatina normalización de la macroeconomía y previsibilidad que espera en el marco del programa acordado aporte para que, pasado un tiempo, se flexibilicen algunas restricciones cambiarias tal como quedó comprometido con el FMI. “Ese marco debería desalentar la especulación cambiaria”, sostuvo.

En el mientras tanto, se comprometió a mantener una mesa “de diálogo continuo” para resolver casos puntuales o incluso plantear mesas sectoriales si se detectara algún problema de abastecimiento en un rubro o actividad en particular.

“La evolución de la situación económica, la actualidad de los instrumentos financieros orientados a la producción y el sistema de pagos de las importaciones fueron algunos de los ejes tratados durante el encuentro”, explicó la UIA en el comunicado mediante el que informó de la reunión.

“En relación a los cambios registrados para el acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones se coincidió en la importancia de articular mecanismos de trabajo e información que solucionen aquellas dificultades que puedan afectar la actividad del entramado productivo”.

Fuente: La Nación