https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las acciones y los rendimientos de los bonos se disparan después de noticias alentadoras de las conversaciones entre Rusia y Ucrania

 Los mercados bursátiles mundiales y los costos globales de endeudamiento se dispararon el martes, ya que las primeras conversaciones cara a cara entre Rusia y Ucrania en casi tres semanas dieron señales de progreso. Las principales bolsas de Europa disfrutaron de ganancias superiores al 2% y el petróleo cayó un 4% cuando el viceministro de defensa de Rusia salió a decir que Moscú decidió reducir drásticamente la actividad militar alrededor de la capital de Ucrania, Kiev y también en Chernihiv.

El Euro Stoxx 50 avanza un 2,82%, mientras que el Ibex 35 asciende un 2,98% hasta los 8.614,6 enteros.

Los traders también restaron importancia a las caídas mayores de lo esperado en los datos de confianza del consumidor de Francia y Alemania y las señales de que Rusia seguirá adelante con los planes para comenzar a facturar su energía en rublos, y está preparada para arriesgarse a un incumplimiento histórico de la deuda soberana.

El rendimiento del Bund a 10 años de referencia de Alemania, el indicador principal de los costos de endeudamiento europeos, alcanzó su nivel más alto desde principios de 2018 y los rendimientos a 2 años se volvieron positivos por primera vez desde 2014, lo que se suma a los cambios sísmicos en los mercados de tasas globales este año a medida que la inflación ha aumentado.

Los bonos del Tesoro de EE. UU. a diez años estaban en el 2,47%, mientras que los rendimientos equivalentes a 2 años estaban en el 2,38%, habiendo subido 165 puntos básicos este trimestre.

La diferencia entre los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos y diez años también parece estar en camino de volverse negativa por primera vez desde 2019.

Esta es la llamada inversión de la curva que se considera un predictor confiable de recesión, aunque la Reserva Federal de EE. UU. ha instado a los inversores a que también observen otros segmentos de la curva que aún son pronunciados, lo que le da espacio para endurecer la política aún más y más rápido.

"Hemos visto algo que no tiene precedentes porque la Fed de repente se enfrenta a una pregunta sobre su credibilidad y si puede reducir la inflación de manera efectiva", dijo Francesco Sandrini, director de estrategias de activos múltiples de Amundi.

Agregó que Amundi había revisado a la baja su pronóstico de crecimiento europeo al 1,5% para el año desde el 2% anterior, pero podría ser menor si la situación continúa deteriorándose.

"Cuestionamos mucho nuestras previsiones", dijo Sandrini, especialmente porque las grandes empresas europeas están más expuestas a las presiones de los precios de las materias primas que sus contrapartes estadounidenses. "Es extremadamente complicado, tenemos que proceder con cautela".

Entre las materias primas, los precios del petróleo experimentaron otra caída repentina de $5 en las operaciones europeas después de que el principal negociador de Rusia en las conversaciones con Ucrania describiera las discusiones como "constructivas". Eso dejó al Brent con una caída del 4% a 108 dólares por barril y al WTI estadounidense a 102 dólares.

Los precios también se habían debilitado antes, ya que el centro financiero de China, Shanghái, endureció sus medidas contra el COVID.

Los precios también se habían debilitado antes cuando el centro financiero de China, Shanghái, reforzó su último confinamiento por COVID-19, luego de que reportara un récord de 4.381 casos asintomáticos y 96 casos sintomáticos para el 28 de marzo, aunque el número de casos sigue siendo modesto según los estándares mundiales.

"Ciertamente, los mercados de materias primas no se sentirán cómodos a corto plazo con el cierre de China", dijo Lo. Muchos observadores estiman un crecimiento de menos del 5% este año para la segunda economía más grande del mundo, dijo, una visión que calificó como "demasiado pesimista" dadas las expectativas de medidas de estímulo más fuertes.

El oro al contado cayó un 1% a 1.905 dólares la onza.



capitalbolsa