https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Criptos están mostrando un uso real con la guerra

 El bitcoin y las criptos están mostrando un uso real con la guerra, con lo cual el rally no se acabó.

Así el mercado de los criptoactivos mantiene su aspecto positivo.

Y las recientes ganancias hacen pensar a los analistas que todavía le queda mecha al ‘rally’.

Es por la suba que se inició al calor de la invasión de Rusia en Ucrania.

Algunos expertos se fijan en los US$ 50.000 como objetivo de corto plazo.

Ya que las monedas digitales están cobrando protagonismo en el conflicto armado.

Ya que «las criptos están mostrando un caso de uso real», dijo por su parte Craig Erlam, analista de Oanda.

«La crisis en Ucrania y las sanciones rusas ofrecen una oportunidad para que las criptodivisas muestren su valor», señaló el experto.

Ya sea a través de medios positivos como las donaciones para ayuda a los ucranianos.

O a su Ministerio de Defensa, que abrió una billetera para donativos en dogecoins.

O la preservación del capital para los rusos de a pie.

Una rara excepción en la que se podría argumentar que las criptos pueden ser un almacén de valor relativo.

«Las criptomonedas están mostrando un caso de uso en los últimos días y eso se está reflejando en el precio”.

“Tanto por la demanda relacionada como, sin duda, por la especulación a raíz de ello», aseguró Erlam.

Sin embargo, otros expertos indican que la actual crisis también arroja sombras sobre este mercado.

Ya que los oligarcas rusos también hacen uso de estos activos para subvertir las sanciones.

Lo que está llamando la atención de EEUU y no precisamente de manera positiva.

En las últimas horas trascendieron informaciones.

De que los representantes demócratas del Senado estadounidense están presionando al Departamento del Tesoro.

Para obtener información sobre esta potencial evasión de las sanciones.

Y sobre qué se puede hacer si se demuestra que Rusia se está refugiando en las criptomonedas.

Fuente: Bolsamanía