https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Convocatoria abierta Polémica: El Teatro Cervantes hará un casting para niños trans y cis entre siete y diez años

 A pesar de la opinión de numerosos psicólogos y psiquiatras infantiles, que reclaman paciencia para estudiar adecuadamente el proceso de los más chicos en su elección de género y la forma más adecuada de acompañarlos, el gobierno aprobó una iniciativa que promete levantar polvareda.


La polémica por la percepción de sí mismos de los más chicos se expande por todo el país a pasos acelerados. Recientemente, un padre saltó a la fama al revelar que su hijo, de tan sólo dos años, decidió volverse transexual. En Argentina, especialistas y psicólogos infantiles advierten sobre el impacto que un apresuramiento en definir la orientación sexual de los niños o, incluso, impulsarlos a un cambio radical, puede tener en sus vidas.

Los especialistas hablan de “disforia de género”, un término que se relaciona con el sentimiento de alienación respecto al sexo de nacimiento, y aseguran que la proporción de niños y adolescentes que recorren este camino no para de aumentar por razones que no se acaban de comprender.

La postura que se fue expandiendo con rapidez en los últimos años sugiere que hay que darle la razón a aquellos niños que se identifican como transgénero. El problema radica, sin embargo, en que las familias suelen asistir al niño con suplementos médicos que ayudan a que sus cuerpos coincidan con el sexo con el que se perciben. Estrógeno, testosterona, bloqueadores, etcétera, comienzan a ser moneda corriente desde una edad muy temprana.

A pesar de que numerosos psicólogos y psiquiatras infantiles continúan reclamando paciencia para comprender los procesos y acompañar a los más chicos en la forma que se considere adecuada, numerosos sectores del gobierno nacional insiste en adelantar pasos y avanzar a como dé lugar.

Algo de esto ocurre hoy puertas adentro del Teatro Nacional Cervantes, que depende de la estructura nacional. Recientemente, publicó una convocatoria en forma de “casting para niñas cis, niñas trans e infancias no binarias entre siete y diez años”. La iniciativa se presenta como “un espectáculo para todo público que narra a los niños sobre cómo los adultos gestionamos nuestros temores al mundo. La obra invita a compartir nuestras configuraciones familiares diversas, no sanguíneas, ampliadas y no embaladas en bolsón cerrado”.

La obra, que se llamará “Familia no tipo y la nube maligna” estará dirigida por Mariana Chaud y Gustavo Tarrio y se estrenará en la Sala María Guerrero en los próximos meses. De este modo, el gobierno avanzará en una obra que encerrará a los más chicos en un rol que, más allá de la pieza teatral, los marcará de por vida en una elección que, de acuerdo a los especialistas, aún son muy pequeños para adoptar. 


www.REALPOLITIK.com.ar)