https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Claves para los mercados esta semana

 El viernes se publicará el informe sobre empleo de Estados Unidos correspondiente al mes de marzo, que ha levantado gran expectación por ser el último informe mensual de empleo antes de la próxima reunión de la Reserva Federal en mayo. Antes de eso, tendremos una actualización de la inflación en lo que será una semana muy movida en la agenda económica. Los acontecimientos en Ucrania y los precios del petróleo también seguirán determinando la confianza del mercado a medida que el primer trimestre se acerca a su fin.

Esto es lo que hay que saber para empezar la semana.

1. Informe de empleo no agrícola

El informe de empleo no agrícola de marzo del viernes podría ayudar a los mercados a hacerse una idea de si la hoja de ruta de la Fed en cuanto a las subidas de tipos es demasiado agresiva o no lo suficiente.

Los economistas creen que la economía estadounidense habrá creado 475.000 puestos de trabajo, tras crear 678.000 en febrero. Se prevé que la remuneración media por hora aumente un 5,5% en términos interanuales, mientras que todo apunta a que la tasa de desempleo bajará al 3,7%.

Los indicios de una fortaleza continuada en el mercado laboral subrayan los argumentos a favor de un ritmo más agresivo de subidas de tipos de interés en la lucha de la Fed por frenar la creciente inflación.

La Fed subió los tipos en un cuarto de punto porcentual el 16 de marzo, pero desde entonces el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha indicado que el banco central se dispone a subir los tipos en incrementos de medio punto si está justifica, a pesar de los temores de que esto podría desencadenar una desaceleración económica.

2. Datos de inflación

Antes del informe de empleo, Estados Unidos publicará el jueves las cifras de febrero sobre ingresos y gastos personales. El informe contiene datos sobre los gastos de consumo personal, un indicador de la inflación que la Reserva Federal sigue muy de cerca.

Los economistas esperan que el índice de precios PCE subyacentes suba un 5,5% en términos anuales, manteniéndose muy por encima del objetivo de inflación fijado por la Fed en el 2%.

La agenda económica incluye también los informes de confianza de los consumidores, ofertas de empleo, contratación del sector privado, solicitudes de subsidio por desempleo y PMI del sector manufacturero del Instituto de Gestión de Suministros.

Además, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, y el presidente de la Fed de Richmond, Thomas Barkin, comparecerán en el transcurso de esta semana.

3. Precios del petróleo

La semana pasada, los precios del petróleo registraban su primera subida semanal en tres semanas: el Brent subió más de un 11,5% y el WTI ganó un 8,8%.

Los precios del petróleo se han disparado —subiendo un 50% desde principios de año— ante las sanciones impuestas a su principal proveedor, Rusia, en represalia por su invasión de Ucrania.

La subida de los precios del petróleo ha alimentado las expectativas de inflación, lastrando las esperanzas de los banqueros centrales mundiales de que la inflación alimentada por los paquetes de estímulo de la era de la pandemia fuera transitoria.

Jerome Powell dijo el pasado lunes que la economía estadounidense es claramente más capaz ahora de soportar una crisis del petróleo que en la década de 1970. Estados Unidos es el mayor productor de petróleo del mundo. Pero esto no impidió que Powell adoptara una postura más agresiva sobre la inflación que la que mostró en la rueda de prensa después de que la Fed subiera los tipos de interés unos días antes.

4. Mercado de valores

Los tres principales índices de Wall Street cerraron la semana pasada al alza, subiendo el Nasdaq y el S&P 500 un 2% y un 1,8%, respectivamente, mientras que el Dow logró un repunte del 0,3%.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense se disparó el viernes, registrando los bonos de referencia a 10 años máximos de casi tres años, mientras el mercado lidia con la elevada inflación y con una Reserva Federal que podría provocar fácilmente una ralentización económica al ajustar agresivamente su política monetaria.

El mercado de acciones está valorando un entorno de tipos más altos, según ha dicho a Reuters Keith Buchanan, gestor de carteras de Globalt Investments en Atlanta.

Esto hace que los valores bancarios ofrezcan un rendimiento superior, mientras que «añade más presión a los elementos más arriesgados del mercado», como las acciones de crecimiento, explica.

5. Inflación de la Eurozona

Los economistas creen que la inflación de la zona euro alcanzará nuevos máximos históricos en el 6,5%, ante el aumento de los costes de la energía.

El Banco Central Europeo ha indicado que no hay prisa por subir los tipos de interés, pero dado su objetivo de inflación del 2%, no es de extrañar que algunos de sus miembros pidan una o dos subidas de tipos este año.

Una fuerte lectura de la inflación reforzará su argumento. Pero los mercados de acciones han sugerido también que los tipos de interés van a subir, habiendo previsto cinco movimientos de 10 puntos básicos cada uno para finales de año.

El rendimiento de los bonos alemanes a dos años ha aumentado ya 30 puntos básicos en lo que va de marzo, lo que supone su mayor subida mensual desde 2011. Tras pasar años en territorio de rendimiento negativo ante la compra de bonos del BCE para impulsar la inflación, ahora se está acercando rápidamente al 0%.

Fuente: Investing