EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Las bolsas empiezan a sonar a la orquesta del Titanic"

 Los datos de inflación preocupan cada vez más a los inversores

En esta tranquila sesión en las bolsas europeas, que terminan el día con moderados descensos aunque cerca del mínimo intradía, vamos a reproducir parte de una conversación que hemos tenido con un importante gestor nacional hace unas horas, que creemos muy ilustrativa sobre el escenario en el que nos movemos en los mercados actualmente. Veamos:

“Es una situación interesante. En realidad, la mayoría lo son en los mercados. Pero quizás ahora con especial interés. Nos vamos a enfrentar en los próximos meses al final de una de las etapas de expansión monetaria más exitosa de la historia. De hecho, ha roto todos los paradigmas establecidos.

Hace unas décadas sería imposible imaginar una etapa tan extensa de tipos ultra-bajos sin crear tensiones inflacionistas. Aunque ha habido otros momentos, como en la etapa 2002-2004, en los que los tipos de interés se situaron en niveles históricamente bajos, nunca antes se habían mantenido durante tanto tiempo en referencias cercanas a cero, y lo que es más importante, sin que esto haya provocado el mayor atisbo de presión en los precios. El avance tecnológico ha tenido mucho que ver. Los importantes cambios sociales en factores como el consumo o la demografía también. Un escenario ideal que apoyaba los mercados financieros, y que ha provocado una de las tendencias alcistas más duraderas y fuertes de la historia, salpicadas por periodos de incertidumbre que fueron rápidamente solventados. Bien, pues todo eso está a punto de finalizar.

¿Por qué creo eso? Por varias razones.

Iniciaremos en unos meses una nueva fase de restricción monetaria que irremediablemente dañará a empresas y familias sobreendeudadas. Muchos analistas consideran que, dado que los tipos de interés están tan sumamente bajos, un proceso de normalización monetaria no tendrá un efecto relevante en la economía. No estoy de acuerdo. Precisamente esos tipos tan bajos han provocado unos niveles de endeudamiento tan elevados que se verán claramente tensionados, aunque las subidas de tipos sean mínimas, que no lo serán.

Más suben Ibex 35
Acerinox12,77€0,231,83%
IAG1,96€0,031,61%
Solaria Energí...16,11€0,160,97%
Amadeus-A62,20€0,560,91%
Endesa19,52€0,180,90%
Más bajan Ibex 35
Fluidra31,50€-1,10-3,37%
Laboratorios Ro...66,50€-1,90-2,78%
Ferrovial26,35€-0,40-1,50%
Grifols-A16,57€-0,23-1,34%
Inditex27,64€-0,25-0,90%

Las subidas de tipos serán más agresivas de lo que el mercado esperaba hace unos meses. La inflación, para muchos coyuntural, ha venido para quedarse. El cambio en el paradigma energético está provocando un enorme aumento en estos costes, y en general, en el conjunto de las materias primas. Hasta ahora las empresas han soportado la mayoría de ese aumento de costes, pero en los próximos meses no podrán evitar trasladárselo a los consumidores.

Estos, a su vez, tienen por un lado que soportar el aumento de sus propios costes energéticos, el aumento de sus cargas financieras, y la subida generalizada del precio de su cesta de la compra. ¿Consecuencia? Caída en el consumo y por tanto en los beneficios empresariales.

Por otro lado, las tensiones geopolíticas que se han empezado a ver en diferentes partes del mundo se incrementarán en los próximos meses/años, según se vaya deteriorando la economía, aumente el desempleo, y se sigan incrementando los precios.

No sé si se es plenamente consciente de lo importante que es la etapa que estamos viviendo, en la que las principales economías del mundo están abandonando una energía abundante y barata, aunque contaminante, por otra cara y con muchas limitaciones, aunque más limpia. El objetivo es admirable, pero tendremos que pagar un precio por alcanzarlo. Un precio que no estoy seguro de que todo el mundo esté dispuesto a pagar personalmente.

Y a todo esto, los mercados siguen en una sorprendente ensoñación alcista, sin querer darse cuenta de que nos enfrentamos a unos años en los que será muy difícil obtener rentabilidades positivas (principales índices).

Supongo que ahora más que nunca se le puede aplicar al mercado la imagen de la orquesta del Titanic, que seguía tocando incluso cuando el agua les llegaba a los zapatos."




capitalbolsa