EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La Fed está preparada para subir las tasas de interés en 2022. Esto es lo que eso significa para las acciones

 Las acciones estadounidenses han tenido un año excepcional en 2021. Las Bolsas, a nivel mundial, también han conseguido acercarse o superar máximos históricos, aunque algunas regiones dentro de Europa, como España, se han quedado rezagadas.

La Reserva Federal mantuvo bajas las tasas de interés e inyectó más de $ 1 billón en la economía, y el crecimiento se recuperó después de la caída de 2020. El índice bursátil de referencia S&P 500 se ha disparado más del 20%. Pero una inflación por las nubes ha provocado que la Fed reduzca drásticamente sus compras de bonos y observe una serie de subidas de tipos de interés el próximo año.

Los mercados esperan que el banco central comience a subir en mayo, dado que señaló que es probable que aumente las tasas tres veces en 2022.

- Las subidas de tipos no son malas para las acciones

Entonces, ¿el fin del dinero barato es una mala noticia para las acciones? La historia dice que no.

Durante los últimos 30 años, la Fed se ha embarcado en un ciclo de subida de tipos cuatro veces, según cifras de FactSet. La compañía de datos define un ciclo como una serie de cuatro aumentos de tasas, realizados en intervalos de no más de seis meses.

En promedio, el S&P 500 se ha movido un 1.8% a la baja en los tres meses posteriores a la primera subida. Pero luego ha subido para situarse un 4,6% más alto después de seis meses y un 7,7% más alto después de 12 meses.

"El aumento de las tasas por sí solo no es malo para las acciones", dijo en una nota la estratega de Bank of America, Savita Subramanian.

Sin embargo, es posible que la historia no sea siempre la mejor guía. Después de todo, las acciones subieron un 6% en el año después de que la Fed comenzara a subir las tasas en 1999, solo para que el S&P 500 se desplomara dramáticamente en 2000 cuando estalló la burbuja de las puntocom.

La perspectiva es inusualmente incierta y los analistas están divididos sobre lo que podría suceder durante el próximo año.

Brian Belski de BMO estima que el S&P 500, aumentará a 5.300 para finales de 2022, a medida que la recuperación continúe y la política de la Fed siga sirviendo de apoyo, según los estándares históricos.

Pero Morgan Stanley cree que estará mucho más bajo, a 4.400.

- Las acciones tecnológicas podrían tener problemas

Los analistas dicen que la incertidumbre, como la inflación, las variantes del coronavirus, el ritmo de las subidas de tipos, las elecciones de mitad de período en Estados Unidos, significa que los inversores tienen que pensar más sobre qué acciones pueden prosperar.

La perspectiva de tasas más altas ha afectado a las acciones de tecnología, particularmente a las que no son rentables, en las últimas semanas. El potencial de ingresos futuros de las empresas tecnológicas suele ser emocionante, pero parece menos atractivo cuando hay mayores rendimientos en otros lugares.

Se espera que la inflación en Estados Unidos se mantenga elevada durante gran parte de 2022. Eso podría dañar aún más a muchas acciones tecnológicas, al empujar a los inversores hacia otras empresas con dividendos sólidos o que puedan traspasar los costos a los clientes, dijeron los analistas.

"Nuestras selecciones principales son sectores que deberían beneficiarse de una mayor expansión económica en 2022, estabilización de la actividad de China y tener poder de beneficios/precios para defender sus valoraciones contra una volatilidad de tipos potencialmente más alta", dijo Emmanuel Cau, estratega de acciones de Barclays, en un nota.

A Barclays le gusta el aspecto de los sectores energético, industrial y sanitario.

- Prepárese para una mayor volatilidad

Los inversores se están preparando para un momento más difícil en 2022, en comparación con la relativa calma de 2021, mientras las tasas de crecimiento se enfrían y la inflación se mantiene elevada.

Steen Jakobsen, director de inversiones de Saxo Bank, dijo que cree que hay un 25% de probabilidad de que la Fed permita que la inflación se salga de control y tenga que subir las tasas más rápido de lo que esperan los inversores, en lo que se denomina un error de política monetaria. "Entonces tendremos una venta masiva en el mercado", dijo.

Los analistas de Wall Street, en promedio, esperan que el S&P 500 termine 2022 en 4.843, según una encuesta realizada en noviembre por Bloomberg.

Pero están de acuerdo en que es poco probable que sea un viaje tranquilo. "Es probable que la volatilidad aumente vertiginosamente durante los próximos 12 meses", dijo Subramanian de BofA.



capitalbolsa