https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El BCE también reduce compras, pero seguirá siendo flexible, afirma Lagarde

 El Banco Central Europeo (BCE) sigue la pauta marcada por la Reserva Federal estadounidense (Fed) en cuanto a reducción de compras.

Así lo ha anunciado Christine Lagarde, presidenta del organismo, en su rueda de prensa posterior al comunicado de tipos.

Tal como reza el comunicado, “el Consejo de Gobierno considera que los avances en la recuperación económica y hacia su meta de inflación de medio plazo permiten reducir paso a paso el ritmo de sus compras de activos durante los próximos trimestres”. 

Así, Lagarde ha confirmado que “en el primer trimestre de 2022, el Consejo de Gobierno espera realizar compras netas de activos bajo el programa de compras de emergencia pandémica (PEPP) a un ritmo menor que en el trimestre anterior. Suspenderá las compras de activos netos bajo el PEPP a fines de marzo de 2022”.

No obstante, el BCE reconoce que “aún se necesita una acomodación monetaria para que la inflación se estabilice en la meta de inflación del 2% a medio plazo. Ante la incertidumbre actual, el Consejo de Gobierno debe mantener la flexibilidad y la opcionalidad en la conducción de la política monetaria”. 

De esta forma, Lagarde ha anunciado que “el Consejo de Gobierno ha decidido ampliar el horizonte de reinversión del PEPP. Ahora tiene la intención de reinvertir los pagos de principal de los títulos con vencimiento adquiridos bajo el PEPP hasta al menos finales de 2024”.

No obstante, el BCE se ha mantenido firme en su decisión de mantener los tipos de interés sin cambios hasta que el objetivo de inflación se sitúa cercano al 2%. Y Lagarde ha citado expresamente el riesgo de la pandemia.

“La pandemia ha demostrado que, en condiciones de tensión, la flexibilidad en el diseño y la realización de las compras de activos ha ayudado a contrarrestar la transmisión deficiente de la política monetaria y ha hecho más eficaces los esfuerzos para lograr el objetivo del Consejo de Gobierno. Dentro de nuestro mandato, en condiciones de tensión, la flexibilidad seguirá siendo un elemento de la política monetaria siempre que las amenazas a la transmisión de la política monetaria pongan en peligro el logro de la estabilidad de precios”, reza también el comunicado.

Asimismo, la presidenta del BCE ha mantenido la tónica habitual del discurso de ediciones pasadas con respecto al resto de programas. Tal como dice el comunicado, “el Consejo de Gobierno también tiene la intención de continuar reinvirtiendo, en su totalidad, los pagos de principal de los valores con vencimiento adquiridos en el marco de la APP durante un período prolongado de tiempo después de la fecha en que comience a subir los tipos de interés clave del BCE y, en cualquier caso, durante el tiempo que sea necesario. necesario para mantener condiciones favorables de liquidez y un amplio grado de acomodación monetaria”.

Y lo mismo con las TLTRO III. “El Consejo de Gobierno continuará monitoreando las condiciones de financiamiento bancario y asegurando que el vencimiento de las operaciones de la TLTRO III no obstaculice la fluida transmisión de su política monetaria”.



investing